imagotipo

Tantos mundos, tanto espacio y coincidir

  • Palabra: Terry Guindi

“Coincidir”

 

Pasamos por alto un encuentro, que un libro llegue a nuestras manos, una persona, un hecho. El gran privilegio de coincidir en espacio y tiempo con algo, con alguien que jamás está ahí por el azar, todo lo contrario, conoces mi frase “nada es casual y sitodo es causal”.

Piensa en todas las alternativas de tu vida que pudieron ser distintas. Piensa un momento en cualquier hecho que pudo haber cambiado tu presente y tu destino; nada de lo actual sería igual; ni mejor ni peor, solo distinto.

Todo lo que tuvo que pasar a lo largo de la historia, que pudo ser diferente, por eso es un privilegio que estés aquí y ahora y  puedas tomar decisiones coincidentes con lo que representas para el Universo.

Coincidir es un privilegio, es alinear, poner en suerte. Coincidir en tiempo, en espacio, en circunstancias y con circunstancias.

Los grandes maestros nos recuerdan una y otra vez que estemos atentos, como en la clase, como en la escuela, atención.

Este secreto requiere de arte, la Ley de Atracción juega un papel imprescindible en él, transforma tu vida y proyectos.

Cuando tengas presente que todo llega a tu vida por una razón y por un tiempo, abrazarás encantada cada encuentro.

Algunos vienen a nuestras vidas por un segundo, un día, un mes, siempre tienen algo qué enseñarnos, nosotros que
aprenderles.

El magnetismo puede hacerte coincidir con algo o alguien que quizá sea menos placentero, en ese caso hay que analizar, sin juzgar la razón de la coincidencia.

Cuando trabajas la Ley de Atracción en un plano superior, sublime, viviendo en conciencia absoluta, sabrás a ciencia cierta que puedes atraer a aquellos que deseas que compartan el camino contigo. Los seres humanos tenemos una visión limitada por instantes a 180 grados, de derecha a izquierda, es preciso hacer un movimiento corporal para ampliarla a 360 grados a todo aquello que nos rodea. Indubitablemente hemos coincidido con hechos, personas y sucesos que nos han sido imperceptibles; se requiere atención y sensibilidad, es preciso estar despierto, es ser capaz de leer los mensajes, en ocasiones nítidos y en otros ocultos, sobre todo para quienes el estar en vigilia dura poco.

El coincidir con las cosas y situaciones que favorecen tu vida es un trabajo. La Ley de Atracción, un hábito. Resulta improbable encontrar en el primer intento la pieza adecuada del rompecabezas que embone a la perfección con las que le rodean.

Desde hoy te invito a que observes detenidamente los hechos, los objetos y las personas que llegan a tu vida, a que lo escribas en un diario que tengas a la mano, te sorprenderá la magia de la sincronía, tendrás la oportunidad de sumar a tus proyectos de vida, las lecciones que estos eventos te aportan. Sabrás elegir las experiencias o personas que deseas que se queden contigo y cuales soltar en contraparte.

Hoy con palabras mágicas escribe y comparte con los elegidos y que están en tu misma sintonía las lecciones de la vida; aprende de ellos, ellos de ti, yo de todos.

Adelante con la magia.