imagotipo

Teatrikando

  • Teatrikando: benjamín Bernal

En el Teatro Ignacio López Tarso podemos ver esta pieza extraña que deja un grato sabor de boca: sobre todo cuando se discute si las obra lineales están enfrentadas o rebasadas por las que dan saltos cuánticos en universos paralelos y no son rectilíneas en su avance.

Rajiv Joseph es el autor, que ha ganado el premio Pultizer, su padre es de la India y su madre euroamericana, el ha sido voluntario en Senegal, África, por lo que dice tener una combinación peculiar, se ha sentido un poco fuera de lugar, pero bendecido por crecer entre múltiples razas y culturas. Ha construido “Duele” mediante forwards y flash backs: presenciamos el encuentro de dos niños en una enfermería, hablan de todo lo que es natural en esos días, más adelante él muestra afición por tomar riesgos y caerá con frecuencia en manos de los médicos, enfermerías y hospitales, el eje de las escenas es el amor declarado, lo mismo que el otro, guardado, oculto; que se revela cuando ella le grita mongolito o súper mongol.

Dice Ludwika Paleta que deseaba elegir una obra que le atrajera profundamente y este fue el caso, ya que con Osvaldo Benavides la seleccionaron y ensayaron, para enseguida invitar a Pedro Ortiz de Pinedo a coproducirla, en tanto dirige Diego del Rio; el resultado es emotivo, de alta calidad, con escenografía de Jorge Ballina, que gira, debemos entender que se trasladan en el tiempo, el vestuario es sencillo para que se vayan transformando en estos avances-retrocesos temporales, intervalos que musicalizan con guitarras acústicas Silvia Siu e Iker Madrid. Se puede ver en el Teatro Ignacio López tarso de San Ángel, cada fin de semana, como siempre dicen: corta temporada, lo que puede ser cierto, ya que usted ve que en la función 25 o 30 algunas producciones bajan telón. No se la pierda.

CUMPLE UN sueño Ludwika Paleta.

CUMPLE UN sueño Ludwika Paleta.

-Leonora Carrington y Remedios Varo son reunidas por Estela Leñero

Bajo la dirección de Gema Aparicio, la interpretan Gabriela Betancourt y Bertha Vega, quienes hacen un trabajo más allá de la biografía para revelarnos el inconsciente que les vio Estela Leñero y denominó “Remedios para Leonora”, Carolina Jiménez apoya en la parte visual. Hay momentos poéticos, acompañados de pasos y posturas dancísticas, para que en algunos instantes revivamos la formación de estas dos cumbres del surrealismo y algunos eventos destacados como la prisión sufrida por Max Ernst en la época de las invasiones de los nazis. Tardó mucho en crearse la Fridomanía, hasta que sus pinturas llegaron a las grandes subastas neoyorquinas, con muchos ceros a la derecha, ahora si la mujer izquierdista de conductas transgresoras, es aceptada en las altas cumbres de las galerías; toca su turno a estas dos retratistas de la psique oculta.

Puede usted ver este trabajo lleno de imaginería en El Milagro, de Milán 24, colonia Juárez, los martes y miércoles.

He subido pequeños videos a Youtube de todas las que menciono. Y vi otras: “Una familia de tantas”, “Animales 2081” y “El Atascadero”, que merecerán ser analizadas en las siguientes columnas.