imagotipo

Teatrikando

  • Teatrikando: benjamín Bernal

En Bajo Terapia rindieron homenaje a Juan Ignacio Aranda. Susana Alexander, Sophie Alexander Katz, Mariana Garza y Javier Díaz Dueñas acudieron al llamado de Morris Gilbert para entregar una presea y ver el video-resumen de una vida llena de talento y logros; don Ignacio López Tarso -quien estaba dando función a esa hora- dedicó unas palabras llenas de calor humano a su heredero.

Escribe Bajo Terapia el argentino Matías del Federico, tiene cierto sabor a Método Gronholm e I.D.I.O.T.A ubica a los personajes en un espacio cerrado, escuchamos la voz que guía, en este caso mediante varios sobres que marcan las etapas; piden los actores no revelar el final, por ello daré líneas muy generales de las acciones que se dan entre Arath de la Torre, Juan Ignacio Aranda, Luis Arrieta, Fernanda Borches, Luz Ramos y Yolanda Ventura.
Este heterogéneo grupo acude a terapia de pareja y vivirán una sesión especial, deben revelar diversos momentos y problemas existenciales para recibir opiniones, que poco a poco evolucionan hasta francas críticas, con vertiginoso manejo de Daniel Veronese, -el autor de Mujeres Soñaron Caballos-, para que nos cueste trabajo abrir un archivo mental para cada par. Vamos registrando el amor-desamor, juegos de poder, aspiraciones realizadas o frustradas, como es normal cuando una pareja da opiniones a otra, esperando que “mi” caso sea invisible y nos digan “qué bonita pareja, están bien integrados” Todo esto lleno de risas, subtextos, puyas, albures, con un trazo escénico en que hay triangulaciones, espirales, cruces en proscenio difíciles de dirigir, memorizar y enseguida actuar, sin perder el tiempo (timing) para que jale al espectador y sostenga el hilván de las respectivas personalidades.
Uno de ellos se toma confiancitas con otro, le resulta chocante por promiscuo, avanza el uso de malas palabras, que procuraban evitar, olvidan las buenas maneras; hay agua, café y whisky, lo que vaticina habrá choques frontales. El final corresponde a la moda de… Bueno no le voy a decir, pero después de hora cuarenta con efectivos gags, escenas pulcramente trabajadas, aplaudimos con total sinceridad, no hay uno que destaque opacando al otro, sino una maquinaria literaria-actoral 100 por ciento efectiva para divertir, también deja ciertas inquietudes por los problemas conyugales de mi amigo o de mi primo, porque yo no tengo ninguno de ellos. Felicitaciones, Juan Ignacio.
SOLSTICIO DE INVIERNO, DIRIGEN/ACTÚAN ANA GRAHAM Y ANTONIO VEGA

Abordan esta obra de Roland Schimmelpfennig -alemán que tiene cualidades propias, como hablar directamente al público y narrar historias de alguna manera convencionales (en la era del post drama), y que en este caso coloca un mueble escenográfico que les dará la oportunidad de mostrar habitaciones, ciudad, exteriores- varios personajes que se van incorporando a la acción mediante muñecos, a los que ellos darán voz y movimiento. Ya le hemos visto trabajo con esta técnica mixta a Vega en El Milagro. Interesante, bien actuada, una cena de navidad con dos intrusos, la suegra y un extraño amigo. Larga, para el promedio de obras que vemos. Se puede ver en el Orientación los fines de semana.