imagotipo

La Tequilera, en Ciudad Universitaria

  • Teatrikando: benjamín Bernal

En el teatro Juan Ruiz de Alarcón puede usted ver esta novela Me llaman la tequilera de Alma Velasco, que adapta Ximena Escalante y dirige Antonio Serrano. Hay varios niveles de interpretación, para empezar: México es un pueblo sin memoria, se acaba de ir Emilio Carballido, Víctor Hugo Rascón Banda, Sergio Bustamante, Alma Muriel y si hiciéramos una encuesta en algún lobby, ¿quién recuerda vida y obra de ellos? Creo que tendríamos un resultado deprimente. ¿Pasaría lo mismo con Lucha Reyes? Habría que intentarlo, para empezar era mujer: en la canción ranchera los hombres han tenido predominio irrefutable, lo mismo que en las tandas y carpas donde fueron sus inicios. Una vida llena de anécdotas tristes le han dado sabor a drama y leyenda: padre desconocido, madre alcohólica que solo la ve -y como negocio- cuando tiene fuertes ingresos, parejas de dudosas intenciones, una enfermedad que afecta su voz y le deja un tono que le hacía memorable.

Esta es la parte vivencial, que toma la novelista y resume Ximena Escalante, el director se pone al frente, para usar una narrativa peculiar: dos camarógrafos toman imágenes en close up, full, médium, cámara al hombro para que las veamos arriba proyectadas en una gran pantalla; deja dos planos narrativos que hicieron exclamar a mis vecinos de butaca, ¿venimos a ver cine o teatro?, claro, cuando me brindan una espalda los personajes o camarógrafos, levanto la mirada para seguir la secuencia. Otras escenas están ocultas por paneles, pero muestran el interior de otra habitación o algún pasillo. Se desaprovechan las escenas en que los músicos acompañan las canciones de Lucha. ¿por qué esta forma de secuenciar las acciones? Pues por que así le dio la gana y de alguna manera trata de fusionar ambas artes.

El elenco es eficiente, de calidad: Daniela Shmidt, Carolina Politi, Mauricio Isaac, Néstor Rodulfo, Pauleette Hernández, David Mede, Arantza Ruiz, entre otros. El elenco es numeroso, pero, insisto en que se desperdicia el grupo musical que pudo ser de más impacto. Hace poco hubo en Culltisur otro trabajo en que el video dejó un sabor extraño, para algunos pocos fue brillante, otros se preguntaban lo mismo ¿?. Buen trabajo, sobre todo: rescatar una figura de la canción vernácula, con excelentes director y actores.
CANCIÓN ROTA PARA UN PERDEDOR FORTUITO, LA MIGRACIÓN

Esta obra la escribió Arturo Amaro para estrenarla durante 2017: porque cumple 30 años de ser teatrista profesional y hace 5 que inauguró el Foro Off Spring, que se encuentra en Francisco Pimentel 14, colonia San Rafael. El texto habla de los migrantes, ¿por qué nos vamos de México? Sobre todo por la diferencia de salarios, pero también por las diferentes oportunidades, experiencias y retos. Hay quien tiene problemas y sale huyendo, ¿de qué? Del amor, la familia, de los hijos que tuvo o que no tuvo. Los recuerdos de esta aventura nos van a durar toda la vida, si es que la conserváramos. El estreno para amigos y prensa es el domingo 9 de julio a las 6 p.m. Me invitó a dirigir, lo que es un honor. Por favor, no falten. Está dando vuelta en Rosas Moreno, donde se encuentra el Teatro Aldama.