imagotipo

Termina un año de transformación/ Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

  • Horizonte Económico / Miguel González Ibarra

  • En 2015 el país inició una reforma y un cambio de rumbo

En medio del complicado entorno mundial que afectó en 2015 el dinamismo de la economía, lo que significó un serio reto para todos los países, México pudo continuar con los cambios y reformas para transformar el país tanto en la forma como funciona su economía, como en el ámbito político y en el social.

En año que está por terminar se puede caracterizar como un periodo de incertidumbre, marcado por la contracción en el precio de los energéticos y de las materias primas, por la disminución en el ritmo de crecimiento de China y por el fortalecimiento de dólar frente a todas las divisas, así como por la alta volatilidad que imperó en los mercados financieros. Este desfavorable entorno internacional fue un serio desafío para las economías emergentes, lo que provocó el fin de una década de altos ritmos de crecimiento económico.

La estabilidad macroeconómica de México, al igual que el manejo prudente de las finanzas públicas y de la política monetaria en este año, permitieron no solo sortear los choques externos y los conflictos internos ocasionados por aquellos que han visto afectados sus privilegios económicos y políticos por los cambios para transformar y modernizar al país, sino además alcanzar la menor inflación de las ultimas cuatro décadas, la mayor generación de empleos en lo que va de este siglo, el aumento en términos reales de los salarios y el más alto ritmo de crecimiento de Latinoamérica.

En el año destaca el inicio de la instrumentación de las reformas estructurales y de las  acciones de política económica para transformar al país, aunque en el caso de la energética se avanzó a un paso más lento de lo esperado, mientras que la educativa ha tenido que sortear todos los intentos para sabotearla por parte del magisterio disidente

Lo más relevante en en el país en materia financiera durante el año fueron, sin duda, los nuevos mecanismos y medidas para impulsar la inversión en infraestructura y en educación. Mientras que en el mundo se mantuvo la expectativa sobre el cambio en la política monetaria norteamericana, lo que constituyó el factor que marcó el comportamiento económico mundial. En el último mes del año la Reserva Federal decidió terminar con seis años de mínimas tasas de interés, aumentándolas un cuarto de punto, decisión que fue seguida por el Banco de México.

La incertidumbre que imperó durante todo el año marcó la gran inestabilidad que mostraron los mercados cambiarios y la devaluación de las divisas de países emergentes, de lo cual México no pudo escaparse, aunque fue la moneda menos afectada.

El balance del año 2015 está marcado por el avance en la transformación del país, lo que ha significado un cambio de rumbo, con nuevas oportunidades de inversión que hacen prever, tanto a empresarios como a inversionistas, analistas y autoridades financieras y monetarias, que el próximo año continuará mejorando el desempeño económico, a pesar de que persistirá el complicado panorama económico que ocasionará un pobre crecimiento en el resto de los países latinoamericanos.

miggoib@unam.mx