imagotipo

Tomando en serio la cirugía plástica estética

  • Efecto Bisturí: Dr. Antonio Castellano Barroso

La secuencia para tener un éxito en el resultado de una cirugía estética, es primordial para un buen término de la misma. Un ejemplo de lo que no se debe hacer es solicitar una consulta por teléfono, las consultas por vía telefónica son imposibles aunque son solicitadas con cierta frecuencia, así no se puede programar y decidir un tratamiento adecuado.

Los médicos además del interrogatorio e historia clínica del paciente debemos explorar al paciente, ver su problema e inclusive tocar su piel y la elasticidad de sus tejidos. Algunos pacientes tienen una idea de lo que necesitan, e incluso tienen en mente un tratamiento. Pero en ocasiones, al acudir a consulta el experto cirujano plástico suele recomendar cirugía diferente a la que el paciente tenía en mente.

Algunas ocasiones el paciente llega a sugerir cirugías que no existen, como solicitar un aumento de volumen de los muslos por medio de implantes, o una cirugía para reducir el vientre abdominal atravez de una resección de piel que solo deja una cicatriz alrededor del ombligo, o una cirugía para levantar el busto caído que no dejen cicatriz.

Un cirujano ético durante la consulta sugerirá la cirugía adecuada y quitara de la mente del paciente estos tratamientos que no existen o que solo existen en la imaginación de algunas personas. Alternativamente cada día la cirugía plástica estética se torna popular y la gente normal se informa y convive con los tratamientos ya sea a través de conocer algún paciente bien operado o con información de primera línea; nuestra columna pretende informar de manera clara y precisa y lo hace desde hace muchos años.

Tuvimos un caso de una joven paciente que algún médico no cirujano plástico le dijo que necesitaba una lipectomia, la cual es una cirugía ideal para mujeres que ya tuvieron hijos o que subieron mucho de peso en la cual se retira la piel sobrante del abdomen inferior, se ajustan con suturas los músculos del abdomen, la piel del abdomen superior se levanta y se estira hacia el abdomen inferior para cubrir la piel faltante y se hace un nuevo ombligo.

Al revisar a nuestra joven paciente sin hijos encontramos que solo necesitaba un liposucción de abdomen gran parte de la consulta consistió en enseñar y convencer a nuestra paciente del tratamiento adecuado para ella.

Tomar en serio a la cirugía implica en primer lugar ir a una consulta personal al consultorio médico del cirujano, no es tomar una café o ir a una comida o aprovechar que conocí a un cirujano plástico en una reunión o fiesta, ya que esto no es una consulta resta seriedad y además no se puede explorar a los pacientes a media reunión.

En estas circunstancia un cirujano puede platicar un poco de lo que hace como información pero esto no cuenta como una consulta es frecuente que al cabo de unos minutos el paciente pregunte el costo a lo cual la respuesta obvia es que no se puede dar un costo sin haber dado una consulta completa en el consultorio.

Durante la consulta de primera en el consultorio platicamos largo tiempo con el paciente, se elabora una historia clínica completa del paciente que incluyen todos sus antecedentes médicos, médico y paciente se conocen; el paciente platica y el médico escucha atentamente y poco a poco va resolviendo dudas y va conociendo la expectativa de cambio. Así al final de la consulta el experto da su opinión de la cirugía o tratamiento que su paciente necesita esto ayuda a encontrar un panorama personalizado y le dará la opción al paciente de que es lo que necesita, ayuda a que nuestro paciente decida si el cirujano es el médico adecuado para ponerse en sus manos la entrevista tiene el objetivo de generar una confianza mutua, es decir se atiende para generar una relación médico-paciente de calidad y confianza.

Suele pasar que algún paciente llama al consultorio y pide informes de una cirugía en particular y de principio pregunta el costo de la misma. Algunos lo manifiestan desde un principio. ¿Quiero saber cuánto vale una cirugía cosmética de nariz?, otros son más creativos y argumentan que quieren regalarle a su esposa una cirugía y quieren saber el costo para ir prevenidos para no quedar mal con la esposa; otros más se dedican a hablar a varios consultorios en espera de comparar precios.

¿Cuánto vale una cirugía? Depende de múltiples factores, de la experiencia del cirujano, del hospital o la clínica donde se efectuara el tratamiento, de la cirugía a efectuar y de los honorarios médicos del cirujano y el equipo médico, cada médico determina de forma personal el costo
de sus honorarios.

El cirujano plástico no opera solo, tiene un equipo de trabajo que también cobra honorarios en función de lo que cobra el cirujano principal; incluye un ayudante de cirujano que en muchas ocasiones es otro cirujano plástico, un anestesiólogo certificado y una enfermera instrumentista. Es imposible dar un presupuesto sin haber dado una consulta, sin conocer al paciente y además sin determinar previamente en que clínica se va a operar. El costo del tratamiento es lo último que se platica.

Algunos médicos tiene la política de solicitar un adelanto para apartar el hospital o para comprar los implantes cuando es necesario y que los honorarios completos se paguen antes de que se efectué el tratamiento. Cada médico tiene una política de pagos diferente, algunos paciente quieren pagar con tarjeta de crédito lo cual es posible casi en todo el universo medico, inclusive unos pocos pueden tener meses sin interés con tarjeta de crédito en casos seleccionados.

El siguiente paso para el éxito es que el médico responsable solicite al paciente exámenes preoperatorios que en todos los casos son los siguientes; biometría hemática completa, química sanguínea, examen general del orina y pruebas de coagulación completas, en paciente mayores de 45 años también se solicita de rutina un electrocardiograma y una radiografía de tórax.

Si estos exámenes salen normales el paciente puede entonces operarse, si aun el paciente tiene algún temor o detectamos otro tipo de alteración medica, nuestro paciente se canaliza a una valoración anestésica con el anestesiólogo responsable, así ya con el visto bueno en la valoración preoperatoria es cuando se puede programar el tratamiento quirúrgico.

Los pacientes también hacen confianza con el anestesiólogo, lo conocen y además platican de su experiencia con anestesias previas lo cual ayuda al anestesiólogo a programar una anestesia adecuada para la nueva cirugía y con las mínimas molestias y pronta recuperación. Por ejemplo si un paciente en una anestesia previa vomito o tiene tendencia a este el anestesiólogo programara desde antes una medicación que no cause nauseas y dará un medicamente muy eficaz para evitar cualquier molestia de este tipo.

El éxito esta entonces en una consulta de primera vez, generar confianza mutua entre médico y paciente, exámenes de laboratorio preoperatorios, y por ultimo seguir fielmente las indicaciones de su cirujano plástico certificado seleccionado. Recuerde es una cirugía que finalmente dolerá un poco y tendrá un tiempo de recuperación en particular además costara, es un sacrificio que al final de cuentas valdrá la pena no se arrepentirá.

Información proporcionada por él;

Dr. Antonio Castellanos Barroso

cirujano plástico certificado no. 496

dr_castellanos@hotmail.com

Teléfonos 552514-8479 y 62796163