imagotipo

Trabajo legislativo para el crecimiento y el desarrollo / Consideraciones / Aarón Irízar López

  • Aarón Irizar López

El pasado 16 de diciembre concluyeron los trabajos del Primer Periodo Ordinario de Sesiones del Primer Año de Ejercicio de la LXIII Legislatura, en el cual gracias a los consensos logrados y la voluntad política de los grupos parlamentarios, fueron aprobadas importantes Reformas Constitucionales, leyes de nueva creación, reformas a diversos ordenamientos vigentes y otros decretos, así como diversos nombramientos constitucionales y legales, la ratificación del personal del servicio exterior y de instrumentos internacionales.

La numeralia de la actividad legislativa arroja un balance positivo. En las 38 sesiones celebradas (34 ordinarias), se aprobaron un total de 87 asuntos: 3 Reformas Constitucionales; 8 leyes de nueva creación; 68 reformas a otros ordenamientos vigentes; y 8 correspondientes a otros decretos.

Asimismo, se presentaron 293 dictámenes de puntos de acuerdo; 320 iniciativas, de las cuales 68 correspondieron al PRI; fueron aprobados 5 instrumentos internacionales y 81 nombramientos, fundamentalmente.

La trascendencia social, económica y política de las reformas aprobadas salta a la vista. Destacan las relacionadas con garantizar las condiciones de salud para la población en materia de prevención y control del sobrepeso, la obesidad y los trastornos alimentarios; de enfermedades de transmisión sexual y cardiovasculares; y para atenuar el fenómeno de la violencia escolar (“bullying”), principalmente.

También, aquellas que proponen rediseñar los fines de la educación para promover valores democráticos, la valoración del patrimonio histórico, cultural, artístico y natural; la igualdad de las personas ante la justicia; la protección y el respeto de los derechos humanos y de las libertades; la adopción de tecnologías de la información y la comunicación; y el fomento a la educación alimentaria sana y nutricional.

En este mismo tenor, cabe mencionar las realizadas para garantizar el acceso a una vivienda digna, asegurar su calidad y sustentabilidad, sobre todo, para las personas en condiciones de marginación y vulnerabilidad; y aquellas que impulsan programas y proyectos de fomento y autoempleo de los jóvenes mexicanos, así como para instrumentar y coordinar políticas públicas orientadas al desarrollo de sus manifestaciones y habilidades artísticas.

En el terreno económico sobresale la aprobación de la Ley de Ingresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2016 que garantiza mayores recursos para el desarrollo social; la relacionada con la desindexación del salario mínimo; la Ley de Transición Energética para regular el aprovechamiento sustentable de energía así como las obligaciones en materia de Energía Limpia y de reducción de emisiones de la Industria Eléctrica; la Ley que fortalece las atribuciones de la Tesorería de la Federación; y la que sanciona los delitos cometidos en contra de la Industria Petrolera; entre otras.

Por último, destacan las reformas efectuadas en materia transparencia y acceso a la información pública; en derecho de réplica; para regular los procedimientos para decretar la restricción o suspensión del ejercicio de los derechos y garantías; la que establece que son mexicanos por nacimiento los que nazcan en el extranjero, hijos de padres mexicanos, de padre o de madre mexicano; y más recientemente las que crean la Secretaría de Cultura; y la Reforma Política del Distrito Federal.

Los senadores continuaremos trabajando de manera conjunta con el Gobierno Federal, a fin de actualizar el andamiaje jurídico que permita impulsar las reformas e implementar las políticas públicas para fortalecer el crecimiento económicoy el desarrollo social, en beneficio del bienestar de las familias
mexicanas.

* Senador de la República por el Estado de Sinaloa.

Twitter: @AaronIrizar

https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez