imagotipo

Transparencia y rendición de cuentas: deberes de los legisladores

  • Daniel Ávila Ruíz

  • Daniel Ávila Ruiz

Los legisladores, tanto de la Cámara de Diputados como del Senado de la República, tenemos la responsabilidad de rendir cuentas y ser transparentes en el manejo de recursos públicos.

Ser Senador no es solo tener la capacidad para legislar, es ejercer esta responsabilidad buscando siempre el mayor beneficio para la sociedad.

Al respecto, el pasado 2 de diciembre expuse, en un evento abierto a la ciudadanía, mi informe de labores como legislador.

Informé que una de las propuestas más relevantes que he impulsado, es una reforma a la Constitución para quitar el fuero a todos los políticos y funcionarios federales. Considero que todos debemos ser iguales ante la ley y que el fuero Constitucional, no puede ser usado por servidores públicos y legisladores como instrumento de inmunidad para conductas ilícitas o actos de corrupción.

Pienso que un legislador no solo tiene el deber de informar, sino cumplir con las metas a las que se comprometió con cada ciudadano que votó por él en el proceso electoral. Nunca debemos perder de vista que la población debe ser la razón de ser del Poder Legislativo y que los representantes somos sus servidores.

Tal como lo señalé en el diálogo que tuve con los ciudadanos, “los mexicanos debemos hacer una profunda reflexión sobre los objetivos de sus Gobiernos. Sigue creciendo la pobreza y la violencia, sigue creciendo el hambre y la corrupción”. Por tanto, informar con transparencia y certeza, ayudará a fortalecer la confianza de los ciudadanos.

Por ello, desde el Senado de la República he enfocado mi trabajo a combatir la corrupción, así como los privilegios de la clase gobernante y de los políticos, tal como ha sido la demanda ciudadana en general y de los yucatecos en particular.

Creo firmemente en que debe existir un claro compromiso con la transparencia y la rendición de cuentas en el ejercicio de la función pública, particularmente en el uso de los recursos públicos que se asignan a los grupos parlamentarios y a los senadores.

Informé que en el Senado de la República, voté por mejorar la calidad educativa, apoyé la Reforma Financiera, la Electoral y desde luego, la instauración del Sistema Nacional Anticorrupción.

Una de mis iniciativas presentadas, se dirigió a apoyar a un sector que me ofreció su voto de confianza: los pescadores. Llevé sus preocupaciones a tribuna al apoyar el combate a la pesca ilegal, con el objetivo de proteger a las especies en peligro de extinción y con ello, garantizar la sostenibilidad de la economía familiar y de los recursos marinos. En ese sentido, impulsé una reforma al Código Penal Federal, para proteger a las especies en peligro de extinción o en veda.

Finalmente, pude informar que en el trabajo legislativo que he realizado durante los últimos años, la juventud ha sido uno de los temas que más me ha inquietado. Por ello, impulsé modificaciones a las leyes de juventud, cultura física y deporte y pude dar impulso al fomento del primer empleo, ofreciendo incentivos fiscales a las empresas que apuesten por nuestros jóvenes. Tengo fe en la juventud mexicana porque son el presente de nuestro país y una de las fuerzas más importantes para el cambio social. No permitamos que un joven sea vulnerable, mejor seamos proactivos en beneficio de la sociedad.
*Senador por Yucatán. Presidente de la Comisión Bicameral del Canal del Congreso, secretario del Comité del Instituto Belisario Domínguez e integrante de las comisiones de Relaciones Exteriores Asia-Pacífico, Juventud y Deporte, de Turismo, así como de Reforma Agraria.