imagotipo

Tres faltas, y maestros despedidos / María de Lourdes Domínguez Díaz

  • María de Lourdes Domínguez

Pareciera que el discurso de moda es educación como la solución a todos los problemas en el país. En la implementación de la Reforma Educativa ha favorecido más el aspecto político para diluir la fuerza de los opositores de su aplicación y encontrar menor resistencia a través del anuncio que se despedirá a los maestros que falten a sus labores tres días en el periodo de un mes.

En las declaraciones que hacen los gobernadores de los Estados y titulares de educación deben poner puntual atención en lo señalado en la ley. El artículo 76 de la Ley General del Servicio Profesional Docente dispone que sin responsabilidad para la autoridad educativa será separado aquel trabajador que incumpla con la asistencia a sus labores por más de tres días consecutivos o discontinuos, en un periodo de treinta días naturales, sin causa justificada; por lo que se destaca que no son tres faltas como afirman sino más de tres.

No es nueva la disposición de dar de baja a un trabajador por faltas, ya la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, reglamentaria del artículo 123 apartado B constitucional desde 1963, en su artículo 46 fracción V inciso b) habla del cese del trabajador por acumular más de tres faltas, el hecho es que no se cumple con los procedimientos respectivos de reporte de las faltas ni han procedido los descuentos y parece continuará ocurriendo lo mismo, como se desprende de la declaración del gobernador interino del Estado de Guerrero, quien afirma que se tomarán acuerdos con los dirigentes.

No debe polarizarse a atender solo el aspecto político sino que de manera holística, en tiempo y forma deben atenderse todos los aspectos de la Reforma Educativa, el aspecto técnico pedagógico, la infraestructura, el fortalecimiento profesional a docentes, la mejora en prestaciones a los maestros que cumplen y trabajan debidamente, entre muchos rubros más.

En su discurso, el secretario general de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), Ángel Gurría , en las propuestas de reformas para combatir la desigualdad en México, durante la XXVI Reunión de Embajadores y Cónsules, en el rubro de educación puntualiza que en nuestro país debe incrementarse la cobertura, mejorar la administración de las escuelas, los sistemas de evaluación y formación de maestros, fortalecer la autonomía del INEE, asegurar un financiamiento transparente y equitativo, así como mejorar los incentivos y valoración de la profesión docente.

La Reforma Educativa contempla la educación básica y media superior, mas pareciera que la educación profesional no es importante para atender la mejora de calidad en ella y rescatar el prestigio de contar con un título de profesionista. Debe invertirse más en educación, pero sobre todo, eficientar los gastos y rescatar la educación técnica como solución para insertar a la productividad a las personas a menor edad.

Cada vez son más años de estudio para poder acceder a un trabajo, pareciera que debe entretenerse a las personas estudiando por no haber oportunidades laborales formales y dignas, situación que va junto con pegado con el problema de trabajo informal, de captación fiscal y contar el Estado con mayores recursos.

La educación efectivamente va a tener resultados a largo plazo, pero si las políticas de Estado no son integrales, seguiremos en un país con alto grado de pobreza, de bajos resultados y ninguna reforma será eficaz para hacer de México un país competitivo y próspero.
Comentarios y sugerencias al correo electrónico domdilu@yahoo.com.mx.