imagotipo

Tu vida: ¿hacia dónde va?

  • Espiral de conducta: Norma Le Payro

Sin brújula interior no hay meta para llegar (N. Luna)
En los núcleos familiares del mundo se da por hecho que los principios y valores morales son claros para los hijos. Sin embargo, con el paso del tiempo las sociedades se han dado cuenta que no es así.

El ser humano, en su mayoría, los usa sin conocimiento de causa. Muchos padres de familia suelen emprender y recordar los principios cuando algo malo pasa, suelen elaborar preguntas como: ¿Yo no te enseñe eso? ¿Cuando me viste a mi robar?, “mi hijo es bueno porque salió a mí”.

En las empresas se dio la moda de mostrar a su personal y clientes los valores y políticas de su giro. Sin embargo, expertos en conducta afirman que tanto las familias como las empresas no hacen nada para que sean practicados ¿por qué?, en la mayoría de la raza humana suelen actuar por el resentimiento y no con la trascendencia.

Trascender es la práctica de los principios y valores. El ser humano fuera del hogar tiene una fuerza en los pensamientos, capaz de influir en otra persona. Estos modelos suelen tener un impacto, dependiendo el estado emocional y el índice de experiencia del momento.

Aquí se inicia un desarrollo incierto en el ser humano, ¿Cómo llevar principios, valores y una meta de vida sin extraviarnos en los conflictos de la vida? testimonios suelen pronunciar: ¿en qué momento de mi vida me perdí? ¿Yo ni me quería casar?, ¿Yo tenía talento de deportista y estudié Ingeniería?, ¿Yo no quería estudiar lo que me decían mis padres?, ¿Si alguien me hubiera explicado, yo hubiera entendido. Los cuestionamientos se multiplican sin respuesta y la motivación se cambia, para la búsqueda de logros, no importando si da confort o no.

Los seres humanos tienen una cultura de cuestionamientos sin interesarles la respuesta. Esto se debe a que la respuesta es dolorosa. Ya que implica: tal vez dejar a la pareja actual, aceptar que se lleva décadas en un error y es mejor olvidarlo, cambiar de motivación involucra en algunas ocasiones, Intereses económicos Por lo tanto la brújula de la vida se pierde.

Hay testimonios en los divorcios, donde la mujer se acostumbró a ser dependiente que prefiere meter al ex esposo ala cárcel, por miedo o por no querer trabajar. Hay otros testimonios de hombres que con tal de no dar pensión alimenticia, se genera un coraje, que prefieren la cárcel antes de dar un peso a su ex -mujer. Psicólogos sugieren, ser valientes, renovar principios y valores, comprenderlos y ponerlos en práctica.