imagotipo

Turismo,motor de desarrollo nacional / Consideraciones / Aarón Irízar López

  • Aarón Irizar López

El turismo constituye una herramienta fundamental para impulsar la economía a través de la generación de divisas, empleos y como promotor del desarrollo regional en todo el país.

En este contexto, como resultado de una política dinámica y exitosa implementada por el presidente Enrique Peña Nieto, desde el inicio de su Administración, el sector se ha constituido en uno de los principales motores del crecimiento de la economía mexicana, siendo la cuarta fuente de ingresos del país.

Hoy, gracias a los buenos resultados arrojados por la actividad turística durante la primera parte del actual Gobierno, México regresa al llamado “top ten” (primeros diez) de los países más visitados por los turistas, de acuerdo con el “ranking” (clasificación) de la Organización Mundial del Turismo.

El turismo consolida resultados históricos. Basta señalar que en 2015 ingresaron 32 millones 144 mil turistas extranjeros, cifra que representó una variación al alza de 9.4 por ciento respecto a 2014 y 37 por ciento más que en 2012, significando siete millones más en lo que va del sexenio. Ello generó una derrama de divisas por 17 mil 457 millones de dólares, 7.7 por ciento superior al año anterior. Prácticamente, estos indicadores hilaron tres años consecutivos de registrar cifras récord.

Si bien el gasto medio de los turistas internacionales fue de 483 dólares, nivel inferior en casi 5 dólares respecto del registro del año previo, dicha caída fue compensada por la afluencia turística total.

Asimismo, el ritmo de crecimiento del turismo se ha mantenido en niveles superiores al registrado por otras actividades económicas, representando actualmente 9 por ciento del PIB nacional.

La actividad turística destaca también por su aporte al empleo. Hoy, ocho millones de mexicanas y mexicanos están vinculados al sector, trabajando directa o indirectamente.

Los anteriores resultados dan cuenta de la trascendencia del turismo en la generación de oportunidades de desarrollo local y regional, siendo un factor de primera relevancia para elevar el bienestar de la población.

Contamos con un amplio inventario turístico y capacidad para ofrecer alternativas a las personas que nos visitan; con una diversidad de lugares con una gran historia, cultura, artesanías, festividades, zonas arqueológicas, playas, entre otros, que nos han valido el reconocimiento mundial.

En este contexto, cabe destacar la relevancia del turismo en el Estado de Sinaloa, el cual cuenta con una ubicación geográfica estratégica. Es el segundo pilar de la economía y la segunda fuente generadora de empleos, representando alrededor de 15 por ciento del PIB de la entidad. En 2014, llegaron 2.9 millones de turistas. El carnaval es la mejor carta de presentación a nivel nacional e internacional.

Pese a los avances conseguidos en el país, existen aún retos que no debemos soslayar como la profesionalización del sector, el fortalecimiento de la conectividad aérea en el país, la diversificación en la oferta de productos y servicios, así como fortalecer la imagen de México en el exterior.

Resulta prioritaria la atención de estos desafíos con el objetivo de que el turismo continúe siendo -como lo ha sido hasta ahora- una palanca clave del crecimiento económico nacional, pero sobre todo, que coadyuve a incrementar el bienestar de los sinaloenses y, en general, de las familias mexicanas.

 

* Senador de la República por el Estado de Sinaloa.

Twitter: @AaronIrizar

https://www.facebook.com/aaron.irizarlopez