imagotipo

Un Cuarto Propio

  • Lucía Raphael

  • Lucia Raphael
  • El España y el México: ¡Ya suelten nuestros parques!

Como vecina y testigo de la zona me inquietan los trabajos que se están realizando en los parques España y México, desde hace meses. Aplaudo la iniciativa de renovar, de mantenerlos en buen estado para dar a los vecinos mejores espacios para la convivencia. La nueva zona de aparatos para hacer ejercicio instalada en el España es una gran idea. Separar este espacio del área de juegos, es muy atinado, también renovarla, y poner más juegos. La idea de subir las rejas me parece excesiva; da al parque un aire de prisión. Cuando pedimos que suban las rejas, cuando demandamos más cámaras de seguridad y más filas de patrullas recorriendo las calles a tres km por hora, estamos exigiendo a las autoridades que limiten nuestra privacidad; estamos dando más armas para la impunidad. Lo que nuestro país necesita no son más leyes, o más penas, sino más cultura y más civilidad.

Es de reconocer la multiplicación de basureros en ambos parque; propondría que al lado de los tambos de composta, se coloque un basurero. Aplaudimos la multiplicación de bancas de fierro(imitación de las antiguas de hierro forjado de finales del siglo XIX),pero pedimos que nos regresen todas las originales que quitaron, esas bancas siguen siendo patrimonio del parque. La renovación del parquet del Parque México, lo realza mucho, lo que no entendemos es el tiempo que están tomando para dejar los parques listos. No es lógico y no tiene justificación; no comprenden que en ese tiempo han ido matando la asistencia del público, que a golpe de tardanza han hecho de ambos espacios, terrenos en construcción llenos de cascajo, pilas de toda clase de materiales, anegando los pasillos, peligrosos para el tránsito, ya que al interior se movilizan vehículos de carga pesada, conducidos por personal que no pone atención si pasa una persona, un perro, o un niño, además de afectar directamente los negocios en los alrededores, y por supuesto a aquellos cuyo sustento depende de las actividades de los fines de semana.

El mejoramiento de la iluminación del Parque España es sorprendente y la renovación de la zona para perros del México plausible. Pero no entendemos la necesidad de remover la loza que rodea el monumento a Lázaro Cárdenas en el Parque España, que estaba en perfecto estado, y fue sustituida por una idéntica, volviendo el corazón del parque una zona de guerra.

Alguien me explicó que el reglamento determina que tienen seis meses para terminar obras de estas características; así que, si necesitan justificar y dar trabajo a la nomina definida por este período, podemos darles una lista de baches, hoyos, banquetas rotas, resquebrajadas y levantadas o, ideas para hacer menos peligroso el cruce de Sonora y Ámsterdam, para lo cual se necesita personal, y proponerles que salven a los arboles que la CFE está matando a golpe de serrucharlos para que no afecten el cableado. Entre las pocas noticias que encontré sobre estos temas, leí que en 2015 eliminaron 102 árboles agonizantes, por su peligrosidad. ¿Y si dejaran de matarlos y comenzaran a reforestar? Entendamos que pensar en el bolsillo propio termina por matar el aire, y la ciudad; y que estos espacios son patrimonio de sus hijos. Así o más cercano el daño… Ya suelten nuestros parques, porque lo que inició como un gran trabajo, comienza a tener resabio de botín.

* Escritora e investigadora IIJ UNAM

learapha@gmail.com      @LUCIARAPHAEL11