imagotipo

Un Cuarto Propio

  • Lucía Raphael

  • Lucía Raphael
  • El/la fiscal anticorrupción ante la nueva información de la noche de Iguala? ¿Qué respuesta ante esta realidad?

Ante la presentación de la investigación periodística “La verdadera noche de Iguala”, de Anabel Hernández la sociedad civil vuelve a reaccionar hastiada del manejo que se le ha dado a la desaparición de los 43 normalistas. La periodista siguió el trazo de todos los elementos del caso, cuyo centro vuelve a ser el nivel de impunidad y de corrupción con el que se ha manejado todo, una torre de Babel de malos manejos, encubrimientos, torturas… absurdos.

¿Qué tendría que hacer la futura Fiscalía Anticorrupción? ¿Qué actuación legitimaría realmente al/la futur@ fiscal? Con poca fe en las nuevas estructuras, trato de pensar la inminente necesidad de una persona que, como lo describe el perfil ideal del candidato o candidata, necesita tener plena autonomía. Necesita comprometerse con la ciudadanía de pleno, sin preocuparse por quedar bien con quienes tendrá la obligación de confrontar. Necesitaría rodearse de un consejo de ciudadanos independientes, de honestidad probada, con capacidad para acompañarl@ y llamarl@ al orden, en caso de que un puesto con tales niveles de poder, l@ hagan caer en los supuestos que está obligado a perseguir. Agnóstica del proyecto, me permití preguntárselo al único aspirante independiente, candidato de la Facultad de Derecho, quien está construyendo su propuesta con y desde la ciudadanía. He aquí el comentario del maestro Ricardo Peralta, ante la grabación de presentación por parte de Anabel Hernández, que él conocía por la prensa y esta fue su respuesta:

“Los 43 desaparecidos de Ayotzinapa representan un parteaguas en la historia de México y la más grave crisis del Gobierno actual. La debilidad del Estado, al no encontrar una respuesta eficiente y con credibilidad, ha dado a la sociedad civil y a la opinión pública las suficientes armas para desacreditar cualquier versión oficial. Ayotzinapa también está inmersa en un lodo tóxico de corrupción. Ya sea la versión oficial o la versión del libro de Anabel Hernández, en ambos casos la corrupción juega el papel de común denominador. Por qué como un delito multiplicador de otras conductas delictivas y de impunidad, es el mayor ejemplo de lo grave que es no transparentar, incluso una culpabilidad no acreditada en un expediente, es decir, en contra de la lógica jurídica de las bases científicas de los testimonios de los documentales de las versiones periodísticas, no puede ir la versión de una sola persona o institución en contra de la inteligencia social. De manera voluntaria no solamente el escándalo de Ayotzinapa, sino todos aquellos que han tenido que ver con actos de corrupción enriquecimiento ilícito, o uso de recursos de procedencia ilícita y la desaparición o, el homicidio no acreditado, aún por lo menos para los familiares de las víctimas, deben de ser expuestos y abiertos a la opinión pública para rehacer, reorientar hasta llegar a la verdadera “notitia criminis” de los hechos. La impunidad y la corrupción son un caldo de cultivo existente en el serio problema de Ayotzinapa, en una investigación de esta naturaleza, no debe existir absolutamente ninguna duda de la actuación institucional y desafortunadamente para la opinión pública lo único que existe es. Como hombre de derecho no se puede judicializar mediáticamente ningún asunto, pero sí se puede utilizar la información periodística, ayudarse de información que sirva para conocer otra línea de investigación inexplorada. Cuando se trata de una vida humana sea de quien fuere, se debe investigar absolutamente a cualquier institución o persona relacionada con los hechos. El Sistema Nacional Anticorrupción, dentro de las facultades que le corresponde a cada una de las instancias que lo integra, podría iniciar una línea de investigación paralela sobre este caso, ya que no solamente es la delincuencia organizada y por delitos relacionados contra la salud quien está involucrada, sino la participación principal de supuestos servidores públicos del fuero municipal local y federal, según la información de la investigación de Hernández. En este caso en particular, todas las voces deben de ser escuchadas, es un gran problema nacional que ha afectado seriamente las instituciones de nuestro país, incluso en el espectro internacional”. ¿Y si le hacemos la misma pregunta a l@s otr@s postulantes?

Fuente: http://m.aristeguinoticias.com/2811/mexico/ayotzinapa-una-historia-de-horror-que-involucra-al-ejercito-y-la-pf-audio-completo-de-anabelhernandez/
Escritora e Investigadora IIJ –UNAM

learapha@gmail.com

@LUCIARAPHAEL11