imagotipo

Un Cuarto Propio

  • Lucía Raphael

  • Lucía Raphael
  • “Bienvenid@s al 2017: #QueLasDiosasNosAgarrenConfesad@s”

Comienzo a preguntarme ¿desde hace cuántas décadas los programas de educación en México habían ya comenzado a desmantelar la apuesta por una educación humanista, ética, artística, filosófica, en aras de una educación para el mercado y el enriquecimiento de las elites? ¿En qué generación y en qué escuelas estudiaron, quienes conforman hoy la mayoría del grupo en el poder? Los cuales, en su mayoría, no recibieron los cursos elementales de Historia universal, Civismo, Ética, Historia de México ni se diga Historia del Arte o Apreciación artística. ¿Habrán estudiado en escuelas públicas o privadas? ¿Es su religión lo que les ahogó la conciencia? Eso sin contar con el tema de salud psicológica, ¿Cómo llegaron a los niveles desmesurados de perversión narcisista, megalomanía, desconexión con la realidad? Y por otro lado, falta elemental de nociones de administración pública. ¿Cómo llegamos a esta espiral peor que la de Sísifo? En todos los niveles, en las políticas internas, en el descontrol de sus proyectos, en el manejo de las finanzas, en el tino impresionante de tomar medidas y decisiones, cuyas direcciones se entrechocan o son una farsa. Ni se diga de la elección de quien conducirá ahora nuestras relaciones internacionales, el mensaje que el nombramiento del nuevo canciller representa para México, para los mexicanos, la humillación más absoluta en el plano internacional y frente a la Norteamérica que se nos avecina, reitera la sumisión y la carencia de dignidad con la que ya nos sobajamos, como perro Chihuahua doblegado ante pitbull, a la espera de que, con esa actitud nos perdonen la vida…, desmoronando una tradición diplomática reconocida históricamente a nivel mundial. Si el secretario viene a aprender, que tome unas clases de historia, nomás una ojeada a la Guerra Mundial, los países vecinos del 3er Reich hicieron lo mismo y hay que ver a dónde los llevó.

¿Tendrán hoy nuestros gobernantes una idea remota de lo que es un proyecto de país? En esos esbozos apegados a una necesidad desesperada de parecernos a los países desarrollados ¿Pueden siquiera percibir hacia dónde los están llevando aquellos modelos? ¿Les importa?¿Qué clases de lentes, para qué dimensiones desconocidas y alejadas de nuestra realidad, se empeñan en seguir llevando puestos? Si ellos no son los que hacen sus discursos, ¿Quiénes se los redactan? ¿Qué escuelas del pensamiento toman como modelo? Ni siquiera alcanzarían a ser reconocidos como sofistas, solo llenan renglones de palabras sin sentido, convencidos de que con eso, calman el intelecto de los connacionales –que deben considerar inexistente-. Vienen diseñando sus políticas de traición al país desde hace décadas y son capaces de “sumarse al enojo general”, como si los responsables estuvieran en otro planeta. Por otro lado, amedrentan organizando grupos de choque entre sus propias huestes, para justificar el atropello y permitirse la violencia. Pegan y esconden la mano, como fantasmas chocarreros. Y hasta en género, implementan un Plan Nacional de Igualdad transversalizado en todos los niveles, definiendo un “cambio de paradigma “en el papel, que ni siquiera entienden. Así, cuando traicionan a su propia gente, si es mujer, dirán que “había dejado de atender asuntos de índole personal”, lo que jamás dirían de un hombre.

Es por eso, que el tipo de modelo educativo que necesitamos, si todavía nos queda tiempo, es el de Desarrollo Humano (del cual estamos tan lejos), como plantea la filósofa Martha Nussbaum necesitamos comprender la importancia fundamental de integrar aspectos humanísticos en todas las ciencias, entender que un ser humano para sobrevivir, para evolucionar, necesita vitalmente de la creatividad, de la imaginación y de un pensamiento crítico riguroso. Necesitamos un México donde sea una práctica fundamental (y no asfixiada por el Estado), el ejercicio cotidiano y crítico frente a la indiferencia hacia la injusticia.
Escritora e Investigadora IIJ –UNAM

learapha@gmail.com

LUCIARAPHAEL11