imagotipo

Un recuento: Festival Internacional de Cine de Guadalajara 32

  • La moviola/ Gerardo Gil

primera parte
Hay una ventaja, casi, se puede decir, un privilegio en poder acceder a la programación de un Festival como el de Guadalajara (FICG), y es el hecho de ver filmes, sobre todo iberoamericanos y mexicanos antes que nadie. Muchas veces estos espacios serán la única ventana de una gran cantidad de películas.

El tema es, el inequitativo espacio en las salas exhibidoras a todo aquello que no huela a Hollywood. Lo anterior, está ligado con la edición 32 del FICG. En el marco de este evento, el IMCINE presentó el Anuario estadístico de Cine Mexicano 2016 y si bien es cierto que se reportan 30.5 millones de espectadores a filmes nacionales con 90 películas, los números fuertes se concentran en pocos títulos.

13 cintas, reporta el documento, superaron los 700 mil asistentes. Por ejemplo: en primer lugar del ranking se encuentra ¿Qué Culpa Tiene el Niño? estrenada el 12 de mayo. Su asistencia total fue de cinco millones 893 mil 885 personas y sus ingresos de 277 millones 784 mil 904 pesos.

Le sigue “No manches Frida” estrenada el 16 de septiembre. Cinco millones 893 mil 885 asistentes y un ingreso de 222 millones 784 mil 904 pesos. De los 90 filmes nacionales, el que ocupa el último lugar es Acuérdate de Acapulco estrenada el 24 de febrero, con 15 asistentes y una recaudación de 585 pesos.

En contraste con esto, Capitán América. Civil War tuvo 14 millones 523 mil 084 asistentes y 728 millones 156 mil 354 de ingresos. Le sigue Batman vs Superman. El Origen de la Justicia, con 13 millones 259 mil 960 asistentes y 728 millones 156 mil 354 en ingresos. Que un espacio como FICG sirva como foro de reflexión para formar audiencias y buscar una competencia más justa en cuanto a exhibición.

En cuanto a la programación, como cada año, los resultados van de lo bueno a lo no tanto. Por ejemplo, dentro dela Sección Premio Mezcal, cabe destacarel documental mexicano Etiqueta no Rigurosa de Cristina Herrera Bórquez, sobre Víctor y Fernando, la primera pareja gay en contraer matrimonio en Mexicali.

Además de la evidente simpatía que despiertan los protagonistas y el oficio narrativo de la directora, vemos un trabajo que va en dos vías: el primero el humano, el empático y por otro, una radiografía de la tiranía que puede tener la burocracia y el conservadurismo.

Filme profundo y valiente, va mucho más allá del tema de la inclusión. El asunto de fondo es político
y social.

Como paréntesis, no puedo decir lo mismo, dentro del tópico de la inclusión, de Los Niños dirigido por chilena Maite Alberdi. Suerte de docuficción, sobre una mujer con síndrome de Down que desea casarse con un amigo que tiene en un taller de cocina, con su misma condición. El problema es que el filme se va en lo anecdótico y desperdicia temas que si toca pero deja ir la profundidad inherente en el tema para regodearse en el gag. Se le va la peli y se pudo ver en la Sección Largometraje
Iberoamericano Documental.

Este año el Premio Mezcal, tuvo algunas sorpresas: Sueño en Otro Idioma de Ernesto Contreras, tuvo una buena recepción por el por parte del público. El filme, con escenarios y momentos tendientes al realismo mágico, cuenta la historia de dos ancianos indígenas, únicos conocedores, de una lengua en extinción que por rencillas personales, se niegan a participar en un proyecto de preservación. La película va de vuelta el tema de la diversidad sexual y un coqueteo humorístico al género grumpy (ancianos permanentemente enojados) pero sobre todo es una reflexión de como la
desunión es un peligro cultural concreto y latente.

Me Llaman King Tiger de Ángel Estrada Soto, cuenta la lucha del líder chicano Reies López Tijerina, quien durante los cincuenta y sesenta, fue un verdadero dolor de cabeza para el gobierno norteamericano. Pero sobre todo, es una amarga reflexión sobre el destino trágico (casi crístico) de los héroes de origen latino. Oportuna y agridulce mirada, que hace un poco de escarnio al objeto de análisis, con todo y música de suspenso cada que aparece el protagonista.
La próxima semana, continuaré con un resumen de los mejor dentro de la programación.
En corto

Dos filmes se han hecho acreedores al premio Guerrero de la Prensa. El primero de ellos es en el rubro de documental: La Libertad del Diablo, dirigido por Everardo González (del que hablaré a detalle la próxima semana) y en el apartado de ficción, Sueño en Otro Idioma de Ernesto Contreras.