imagotipo

Una mirada a los Premios Nacionales de Periodismo / Bazar de la Cultura / Juan Amael Vizzuet Olvera

  • Bazar de la cultura: Juan Amael Vizzuette Olvera

Cada entrega de los Premios Nacionales del Club de Periodistas de México, es una oportunidad para que se dé a conocer el esfuerzo y el talento de quienes laboran en numerosos medios, a menudo con recursos muy limitados, no pocas veces en contextos difíciles, porque el periodismo que se aboca a la ciencia y la cultura se ejerce sin grandes apoyos ni patrocinios. Mientras que aquél que se dedica a la denuncia social se enfrenta a las reacciones hostiles de los intereses afectados.

Hay medios y periodistas que realizan una labor tan profesional como valerosa, pero que el gran público desconoce. La ceremonia fue también un recordatorio de los peligros que acosan a los profesionales en nuestro país.

Por ello la entrega tuvo como marco una lista con los nombres de los periodistas caídos a causa de su labor; en su discurso, la Secretaria General del CPM, Celeste Sáenz de Miera, recordó que solamente en Veracruz 17 compañeros han sido ejecutados y hay cuatro desaparecidos: “Cuando el periodista es la nota, es un fracaso del gobierno”, dijo la conductora del programa “Voces del periodista” que se transmite por ABC radio.

– Español con muchos
acentos

Antes de que se llevara a cabo la LXV entrega de los reconocimientos del Club de Periodistas de México, pocos integrantes del gremio conocían el trabajo de Roberto de la Madrid, un mexicano que ha destacado en HispanTV, plataforma internacional en lengua castellana de Irán. A HispanTV se puede tener acceso desde cualquier dispositivo con conexión a Internet, si se sabe que este medio existe. Quien ingrese en su sitio descubrirá que difunde facetas de la información que usualmente no ofrecen las agencias occidentales, dominantes en gran parte del mundo.

Por ejemplo, en la cobertura sobre América Latina, se difundió la reciente marcha campesina que se efectuó en Tegucigalpa, Honduras, tras el asesinato de Berta Cáceres, la activista que dirigió la lucha de la etnia lenca en contra de un “megaproyecto” hidráulico, que hubiera privado a esta comunidad indígena del agua indispensable para la agricultura; el reportero Dassaev Aguilar informó que los manifestantes tuvieron que acudir a pie cuando las autoridades bloquearon el paso de los camiones previamente contratados. Además, Aguilar entrevistó a miembros de las etnias garífuna (de ascendencia africana) y chortí  (de origen maya). Los manifestantes hallaron así un canal para que sus voces se oyeran más allá de las calles.

Quien recorra los reportajes que ofrece este medio persa en su página de Facebook, se asombrará ante la riqueza cultural de un país en el que conviven las tecnologías más modernas con las artes y las tradiciones que se remontan a los comienzos de la civilización: de los avances en la medicina en el siglo XXI al tiro con arco a caballo; de las diseñadoras de modas a la confección artesanal de
alfombras.

El premio por entrevista cultural fue para Beatriz Zalce de Guerriff y Carmen García Bermejo, del periódico “La Digna Metáfora”. El Club de Periodistas expresó que “ambas bordan su talento y recrean el imaginario social y literario del México de hoy”. Los trabajos de las dos periodistas conforman un registro histórico de las personalidades que han forjado las artes en México y en otros países. Beatriz Zalce, también catedrática y fotógrafa, entrevistó al “Güero” Arturo Estrada en el estudio del longevo artista. El texto ejerce las virtudes de la crónica para compartir con el lector las memorias que guardan los objetos cotidianos (“un platón de cerámica de Tzintzuntzan da fe de su esencia michoacana”) y define las convicciones del combativo “Frido” que fuera ayudante de José Clemente Orozco: “El hombre que cree en la disciplina, en el arte público”.

“Soy un cazador de historias, un escuchador de voces”, le dijo Eduardo Galeano a Carmen García Bermejo en una de las últimas entrevistas que concedió el escritor uruguayo. En tan pocas palabras, se definió en gran medida la trayectoria del entrevistado. En su entrevista con Raúl Anguiano, García Bermejo escribió: “Conversar con él era trasladarse a un espacio cuya esencia es el pueblo”. Ni el idealista montevideano ni el pintor tapatío están ya entre nosotros, pero los diálogos con la periodista conservan sus ecos
finales.

– Ciencia para todos

El Instituto Politécnico Nacional, que tantas décadas le ha dedicado a la divulgación de la ciencia a través de sus diferentes medios, mereció un premio por su revista “Conversus”, que durante 2015 publicó reportajes acerca del funcionamiento del cerebro, el estudio de la luz y la arqueología subacuática. Todos ellos son temas apenas conocidos en México. El diseño moderno y la alta calidad de las imágenes de “Conversus” le dan una presencia  atractiva a la vez que facilitan la lectura. La directora de la revista, Rocío Ledesma Saucedo recibió el
reconocimiento.

En “Conversus” colabora Isaura Fuentes-Carrera, una joven dibujante de la Escuela Superior de Física y matemáticas, que cierra cada número con una historieta didáctica protagonizada por una niña de camiseta rayada y su perro; la caricaturista resuelve los dibujos con unos cuantos trazos precisos, que les dan a los personajes una presencia ingenua, ligera y graciosa. Así, a través del humor, Fuentes-Carrera aligera y difunde los temas científicos.
El Club de Periodistas de México le otorgó una mención honorífica.

El Instituto Politécnico Nacional también recibió un reconocimiento por Once Niños, que ahora cuenta con la frecuencia digital Once Dos, completamente dedicada al público infantil. Una de las virtudes de esta programación radica en su diversidad. Once Niños ha difundido series de diferentes orígenes, llenas de sentido del humor y ajenas a la violencia, como “Los Mumins”, de la autora finlandesa Tove Jansson, “Pingu”, el pingüino de plastilina creado por los suizos Silvio Mazzola y Otmar Gutman, o los tan impredecibles como divertidos “Cuentos de la calle Broca”, del parisino Pierre Gripari, en la adaptación
animada de Gilles Ga.

La historia del Canal Once ha sido, sin exageración, heroica: nació cuando se habían consolidado las emisoras comerciales, con transmisores muy potentes y con un público ya habituado a la programación de mero entretenimiento. El Canal Once empezó sus labores en 1959, con un transmisor de cinco kw, un estudio en blanco y negro y una unidad móvil, que operaba con el mismo equipo que se usaba en el estudio. Para 1968, la primera emisora cultural y educativa de la televisión mexicana apenas había elevado su potencia a 20 kilowatts. En 1975, alcanzaba los 150 kilowatts.

Tras décadas de esfuerzos y altibajos, la tecnología digital le abre a la veterana emisora politécnica nuevas posibilidades, pero requiere todo el apoyo que el Estado le pueda otorgar. En esta época de confusión, violencia y pérdida de identidad, México necesita al Canal Once y necesita más emisoras educativas.

– Desde abajo

“Los de abajo”, título de la columna de Gloria Muñoz, es una proclama del tipo de periodismo que ejerce su autora desde hace muchos años. Su trabajo no se ocupa de las maniobras entre la clase política para ganar posiciones de poder. Se dedica a los sectores  que diariamente se esfuerzan para proteger su siempre acosado patrimonio, como los comuneros de Milpa Alta, quienes se han organizado para patrullar sus bosques, mermados por los talamontes, o las comunidades que defienden el agua que las compañías multinacionales quieren escamotearles.  Este tipo de periodismo para un alto precio por existir, desde la precariedad financiera, hasta las amenazas y agresiones. Sin embargo, ayuda a demostrar que “los de abajo”, no se resignan a la pasividad, sino que ejercen sus capacidades de organización y de lucha.

Otro de los premios fue para radio indigenista Xetla “La Voz de la Mixteca”, que empezó sus transmisiones en 1982 en Tlaxiaco, Oaxaca; la Xetla difunde en mixteco, triqui y español. Contribuye así a que se conserve la diversidad lingüística y cultural de nuestro país. Simitrio Robles Ibáñez recibió el reconocimiento.

Por El Sol de México recibió el premio Napoleón Fillat, autor de la columna “Cultura a la mexicana”, una mirada crítica sobre la idiosincrasia de la ciudadanía y sus gobernantes. Hubo varios galardonados famosos, especialmente quienes laboran en la televisión abierta, como Karla Iberia Sánchez, Paula Roca, Benito Sánchez Rojo y Alberto Tinoco Guadarrama. Sin embargo, también los periodistas de la televisión tienen que arrostrar obstáculos y riesgos, que suelen pasar inadvertidos para el público. La ceremonia anual se vuelve así una forma de encuentro y de apoyo mutuo para todo el gremio.