imagotipo

Unas elecciones más en México

Por Pedro Ferriz De Con

Nuevamente el país terminó campañas electorales en cuatro estados de la República donde acudirán a las urnas el próximo domingo 4 de junio. En total, serán 19 millones 777 mil 329 ciudadanos los que ejercerán su voto. Se pondrán en juego tres gubernaturas, dos congresos locales y 270 presidencias municipales.

La elección en el Estado de México tuvo más atención no solo por su cercanía al centro político e informativo del país, sino porque ahí calientan motores los proyectos personales dentro de las fuerzas políticas que se la jugarán en el 2018.

Los comicios en Coahuila, Nayartit y Veracruz serán relevantes también por mostrar que en la democracia mexicana nada ha cambiado, seguimos con las mismas prácticas y con los mismos vicios, ya hay candidatos de los partidos de siempre que no están preocupados por los votos que puedan recibir sino en la forma que impugnarán los resultados ante el Tribunal Electoral.

En las cuatro campañas hemos visto un común denominador: los partidos políticos siguen acaparando todos los recursos del estado para mantener el poder y todos siguen con las mismas prácticas de siempre, privilegiar los ataques y no las propuestas.

Los seis candidatos independientes que participaron, uno en el Estado de México, María Teresa Castell, dos en Coahuila, Javier Guerrero y Luis Horacio Salinas y tres en Nayarit, Víctor Manuel Chávez, Antonio Ayón e Hilario Ramírez, hicieron un esfuerzo que lamentablemente no rebasará más que la anécdota.

Las candidaturas independientes deben tener un papel preponderante en nuestra vida democrática. Después de los comicios 2017, se comprobará que quienes aspiramos a una representación sin partido debemos exigir más y mejores espacios, evitar que los partidos políticos busquen aislarnos y en especial hacer propuestas atractivas para que los medios de comunicación nos sigan.

Las candidaturas independientes están llamadas a ser un protagonista en la elección presidencial, no solo porque es un espacio para los ciudadanos que ya no creen en los partidos políticos, sino como un verdadero canal para la transformación de la vida política nacional.

Las elecciones en el Estado de México, Coahuila, Nayarit y Veracruz nos mostrarán que nada cambió en la forma de buscar el poder en México, sin embargo, se convertirán también en un impulso para los ciudadanos, que somos mucho más que los políticos, para que rompamos de una vez por todas el aislamiento en que nos tienen y que ya no le sirve más a la nación.

Pensemos desde ahorita cómo respaldaremos las iniciativas ciudadanas y sobre todo, cómo demostrar que una candidatura independiente puede ser la diferencia en la elección presidencial de 2018.