imagotipo

Unidad traducida en acuerdos para el PRI / Sutilezas / Yolanda de la Torre V.

  • Yolanda de la Torre Valdés

Abierto y de cara a la sociedad, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) llevó a cabo su XXXV Reunión Extraordinaria del Consejo Político Nacional (CPN), con el fin de llegar a una serie de acuerdos que fortalezcan las capacidades y unidad del partido, de cara a las elecciones que habrán de celebrarse en el 2016, entre ellas 13 gubernaturas (incluyendo la elección extraordinaria en Colima), además de la renovación de las cinco presidencias municipales de Baja California y de los congresos locales en 12 de las entidades que tendrán cambio de Gobierno.

En el marco del encuentro que se llevó a cabo en la sede del tricolor, contando tanto con la presencia de los líderes parlamentarios del partido en el Senado, Emilio Gamboa Patrón y en la Cámara de Diputados, César Camacho Quiroz, así como del líder nacional priísta, Manlio Fabio Beltrones y Carolina Monrroy del Mazo, se le dio formalidad al acuerdo del Consejo Político Nacional en el que se establecen medidas que generan un blindaje para el partido, tanto en lo referente a sus candidatas y candidatos, contra la infiltración de las diferentes formas del crimen organizado, principalmente en lo que se refiere al uso de recursos de procedencia ilícita.

Cabe recordar lo recientemente ocurrido en el estado de Guerrero, donde la infiltración del crimen organizado en una serie de alcaldías y posiblemente también en la pasada administración del Gobierno estatal, ha generado choques sin precedente que se han traducido en una inseguridad creciente y una violencia que ha llevado a que las nuevas administraciones municipales y estatal de la entidad, hagan frente a un reto mayúsculo, buscando dar protección a la población en general y dar cauce a una vida normal en el Estado.

Precisamente, en el citado marco se acordaron una serie de medidas y decisiones que acompañaron la aprobación delas convocatorias para la postulación de candidatas y candidatos a las gubernaturas de los Estados de Aguascalientes, Chihuahua, Durango, Hidalgo, Oaxaca, Puebla, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala, Veracruz y Zacatecas, de conformidad y en congruencia con los procedimientos que previamente habían sido aprobados por los respectivos Consejos Políticos Estatales.

Otro punto de primordial importancia tiene que ver con el refrendo que se le dio a la política de alianzas que el partido habrá de seguir en el proceso de 2016, para lo que el líder nacional priísta, Manlio Fabio Beltrones, precisó que existe una diferencia sustantiva con los adversarios, que con tal de sumar votos, no tienen escrúpulo alguno al integrar alianzas con plataformas ideológicas opuestas, lo que genera confusión al electorado y en algunos casos, han creado administraciones de intereses encontrados, en las que se dan choques que conducen sólo a un desprestigio y la entera dificultad de llevar a cabo un verdadero y responsable trabajo de Gobierno.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI), una vez más se muestra ante mexicanas y mexicanos como la opción política con mayor congruencia y experiencia en labores de gobierno, que le lleva a sustentar sus alianzas con una agenda política y un proyecto de gobierno de plena solidez, con un rumbo claro, con la capacidad de tener una oferta electoral capaz de ganar la confianza de la ciudadanía, llevándole a que su voto se vea culminado en gobiernos de calidad.
*Diputada Federal por Durango

yolanda.delatorre@congreso.gob.mx

@yoladelatorre