imagotipo

Unidades médicas rurales

  • Nuvia Mayorga

El acceso a la salud es una prioridad para toda sociedad, impulsar el desarrollo incluyente y equitativo de una Nación está relacionado en este país con la oportunidad de generar condiciones para que todos los mexicanos puedan estar sanos.

En atención a ello, con acciones transversales, es que la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, junto con el Instituto Mexicano del Seguro Social y Prospera, es que hemos trabajado para construir y poner en funcionamiento Unidades Médicas Rurales para que la población indígena pueda tener acceso a los servicios de salud.

Con estos esfuerzos hemos contribuido a ampliar la cobertura de la infraestructura hospitalaria en el objetivo fundamentalde mejorar las condiciones de salud de quienes viven en los lugares más aislados y apartados donde se carecía de infraestructura y personal para acceder a este servicio.

Ello representa, entre otros aspectos, que madres de familia puedan sentirse tranquilas al tener la seguridad de que sus hijos sean atendidos de problemas de salud, que van desde una gripa hasta problemas mucho más complejos que afecten su vida; gracias a este trabajo y a una focalización en la inversión de los recursos, ahora, estamos salvando vidas y damos respuesta a la comunidades indígenas para con ello contribuir a su desarrollo, porque sin salud, resulta inviable tener condicione para mejorar las condiciones de vida.

Además de estas Unidades Médicas Rurales, también hemos puesto en operación Unidades Médicas Móviles, actualmente más de 130 unidades móviles, que llegan a localidades que por su lejanía y condiciones geográficas no tienen acceso a una unidad fija, por lo que se hacen los recorridos para no dejar a nadie que vive en una comunidad indígena sin acceso a los servicios de salud.

El compromiso del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, de apoyar el desarrollo de las comunidades indígenas es, y ha sido, también el lograr el acceso a salud a todas y todos los mexicanos independientemente en donde habiten, en este caso la población indígena. Por ello, trabajamos en dar respuesta a una exigencia social, porque un acto de justicia social, que es la justicia en su sentido más amplio.

Estamos trabajando en la construcción de un México Incluyente, con la participación de todos estamos cambiando el rostro del país, de nuestras comunidades indígenas, para que a partir de su desarrollo contribuyan al de la Nación.