imagotipo

Urgen líderes jóvenes que den otro rostro a México: De la Fuente

  • Miguel Reyes Razo

1a. DE DOS PARTES

El México que veo -introdujo Juan Ramón de la Fuente- me produce gran preocupación. Nuestra juventud -que debería tener la más alta prioridad nacional- vive profundo desencanto que raya en frustración. Y la zozobra, la violencia de cada día. Ayer Guerrero, Michoacán, Tamaulipas. Privan el temor y la incertidumbre.

“Observo -añadió el exRector de la UNAM- otro fenómeno: Un desencanto crónico por la clase política, las instituciones incluidos los partidos políticos”.

“¿Qué hay detrás de todo esto?”, suelo preguntarme -reveló De la Fuente. “Pues es notable -se ven, se palpan- desencanto, desilusión, frustración. No se ve solución. Ni pizca de interés. Por interrogarnos: ¿Cómo le hacemos? Pues juzgo que es tiempo de reflexión. Oportunidad de explorar…

“¡Y la Ciencia! -prorrumpió vehemente De la Fuente. Hace discurso. Y nada más. Ahí queda. En Ciencia incrementamos la burocracia que administra y dirige la Ciencia. ¿No me cree? Vea: Hace poco se creó ¡otra oficina de Ciencia en la Presidencia de la República! Con esa son 3. Ya existían el Consejo Consultivo de Ciencia de la Presidencia de la República. También una Oficina de Ciencia de la Presidencia de la República. Y vive el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología.

“Son tres estructuras dedicadas a la Ciencia en México. ¡Y no se ve la Ciencia! No se ve que produzcan nada. Crece la burocracia. Y no los Centros de Investigación. Y no existen plazas para los investigadores que desean regresar a México. Y no se destina presupuesto a la formación de Doctores en Ciencia. Y eso sí. Hay tres Oficinas Nacionales para administrar Ciencia. Yo quiero -demandó Juan Ramón de la Fuente- que existan más plazas para científicos jóvenes. Que se creen más Centros de Investigación. Más proyectos de Investigación en que se liguen esfuerzos de sabios con inversionistas y empresarios privados. Planes de profunda innovación. Y ya no más oficinas. Conste: No me importa quienes las dirigen…¡Uf!

LOS JOVENES… LOS JÓVENES… LOS JÓVENES… MERECEN SER LA MÁS ALTA PRIORIDAD NACIONAL. ELLOS CONSTRUIRÁN ESTE PAÍS. PREPARÉMOSLOS:

“Me interesa más el Futuro que el Pasado”- reveló el ExSecretario de Salud. Tanteó, sondeó, exploró. Quiero dar con los líderes de esta hora. Concluyó: “A los mexicanos nos urge una nueva generación de líderes. Poderosos guías en los muy diferentes ámbitos de la vida nacional. Por igual en lo empresarial. Lo político. Lo intelectual”.

“Pues -reflexionó De la Fuente- bien sabemos que México es un país de jóvenes. Afirmación reiterada en el discurso desde hace mucho tiempo. ¡Y no se ven líderes jóvenes! Por ahí aparecen algunos interesados. Puesto a elegir me interesan la Educación. La Salud. Las Drogas. El Futuro. El común denominador de esos apartados es la Juventud. ¡Los jóvenes!”

Juan Ramón de la Fuente Exrector de la UNAM

Juan Ramón de la Fuente, Exrector de la UNAM

Juan Ramón de la Fuente tiene 63 años. Enérgico, ágil, vivaz. Hombre al día. De agenda atestada. Vida plena. Organiza pensadores. Reflexiona. Escribe. “Y mis libros se venden bien. Ya son más de 20. Se venden… Me leen…-bromea. Y:

“¿Cómo están los jóvenes, Doctor?- indaga el reportero.

“Frustrados. Terriblemente desencantados. Mucho más que en otras épocas. Viven diferente rebeldía. Ese su profundo desencanto se expresa en su Salud. Vea: Se disparó el suicidio. Sí -remachó De la Fuente. Mujeres entre los 19 y los 24 años optan por quitarse la vida. Suicidio de mujeres. 2a. Causa de Muerte en México. Según la Secretaría de Salud…

“Así que si alguien piensa que lo estamos haciendo bien en relación con los jóvenes…-deslizó escéptico- que observe esas cifras de suicidio. Y ahí están las Drogas. Y estoy yo. Pues di con que la marihuana -sin ser deseable- pasa a un segundo término. La cocaína atrae más. Cocaína -mucho más dañina- seduce. Su consumo va en aumento.

Interrogó: “¿A Quién le importa el Futuro?. ¿Qué hemos hecho mal con los jóvenes? Crece el número de mujeres muertas. Los jóvenes consumen alcohol y drogas como nunca. ¿Por qué? me pregunto. Y todavía más: ¿En verdad hay quien crea que meterlos a la cárcel es solución?

“Son los jóvenes un ‘Problema Nacional’. Deben ser tenidos -atendidos, vistos- como: ‘Al-tí-si-ma’ Prioridad. Como lo oye Reyes Razo. Así. Pues de cara al Futuro: ‘México será lo que hoy son sus jóvenes…”

Era una tarde tibia, apacible. Casi las 7 y el aire transparente. En su oficina de Ciudad Universitaria las palabras de Juan Ramón de la Fuente enmudecían; aturdían. Y: “Por ello interrogo: ¿A quién le importa el Futuro?,- volvió a repetir. No concedemos a los jóvenes la mayor prioridad. Ahí están. Y no se las damos…”

Intervino el reportero: “Atraso de miles que favorecerá a élites de poder. Se fortalecerá su dominio:

“¡Claro! -exclamó Juan Ramón de la Fuente. Élites cuyo poder acentuará la desigualdad. Ocurre siempre.

“A mí me interesan las Masas. La Universidad Pública. A mí se me ‘atravesó’ la UNAM cuando vivía mi quinto año en la Secretaría de Salud.

“Me propuse entonces probar que con sus más de 300,000 estudiantes esa universidad pública, masiva, gratuita y, laica podía ser al par de Alta Calidad. ¡Y lo conseguimos! -se enorgullece Don Juan Ramón de la Fuente- La UNAM consiguió ser la número 64 entre todas las universidades del mundo… Estuvimos en las Grandes Ligas Ocho años, ocupé la Rectoría de la Universidad Nacional Autónoma de México. Como definí entonces la UNAM es un proceso siempre inacabado…

“Debemos dar el ‘Gran Salto’ -recomendó el ExDirector de la Facultad de Medicina de la UNAM- Enfrentar así el “Gran Reto”. Que la mayoría de los jóvenes tengan posibilidades de éxito. Si lo logramos México será mejor”.

MAÑANA: MARIHUANA Y SALUD