imagotipo

Urgente estrategia anticrisis / Horizonte Económico / Carlos Loeza Manzanero

  • Carlos Loeza Manzanero

Está previsto un ajuste al gasto público derivado principalmente de la caída en los precios del petróleo de exportación,que tendrán como origen principalmente ajustes al presupuesto de Pemex y de la CFE. Es importante destacar que hacia 2014, al mes de junio de ese año el precio se ubicaba en alrededor de 100 dólares por barril, pero inició su descenso y a la fecha se ubica en una quinta parte, es decir, en promedio en 20 dólares.

Hace un año se aplicó un ajuste del orden de los 124mil millones de pesos y ahora se especula que la cifra será cercana nuevamente a ese monto,tal vez del orden de los 130 mil millones;pero es importante destacar que el ajuste que se aplicara de alguna manera se venía calculando, tanto por las autoridades como por los mismos inversionistas, por lo que no será una sorpresa.

Es muy probable no obstante que el impacto afectara el nivel de crecimiento, que hasta el momento ha sido estimado en el orden del 2.5 por ciento, que significaría el mejor de los últimos cuatro años, ahora se pronostica que no será así y comienzan a circular señalamientos de que difícilmente se rebasara el 2 por ciento.

Todo ello en un contexto donde el desplome petrolero anticipaba un año difícil, pero aun así el pronóstico se mantuvo en la cifra señalada, en todo caso la variable determinante será el monto y el momento del ajuste. Sobre el particular es conveniente analizar diversos escenarios más allá de esquemas convencionales.

Es cierto que la caída petrolera impacta las finanzas públicas, pero también es una realidad que el Presupuesto considero un precio cercano a los 50 dólares por barril y ello está influyendo de manera decisiva en la expectativa del ajuste. Pero resulta conveniente tener presente que la cifra del presupuesto es considerando todo el año y apenas estamos en el primer bimestre.

Además resulta necesario considerar que Arabia Saudita y Rusia han convenido tomar acciones para detener la caída de los precios, que principalmente han estado afectados por una sobreoferta,derivada de la presencia de Irán en el mercado que había estado ausente, así como también por una disminución importante en la demanda, tanto por la desaceleración de la economía china, como por la atoníaeconómica de Europa.

Una variable que está influyendo en el escenario económico y que tendrátambién un alto impacto esel alza de las tasas de interés,en particular la de Cetes por los efectos que implica para la actividad económica de los tres niveles de gobierno.

En materia federal, la deuda interna se estimó en el orden de los tres billones de pesos al cierre del año pasado, lo que significa que el alza en las tasas de interés, el alza en las tasas de interés impactara sensiblemente el costo de su servicio.

En cuanto a la deuda estatal, cuyo monto se ubica en alrededor de 520 mil millones de pesos al comenzar el año, el impacto será de lo más severo, particularmente en un contexto, donde del total de su gasto, alrededor del 97 por ciento corresponde a gasto corriente, precisamente por lo que significa el costo del servicio de la deuda.

En esa situación, la posibilidad de gasto de inversión es mínima y por ende se tienen que explorar escenarios donde las finanzas estatales cuenten con potestades que les permitan generar ingresos, para que puedan hacer frente al compromiso de sus pasivosy también a evolucionar en términos económicos, para que el gran propósito siga siendo el crecimiento económico y la generación de empleo.

Es evidente que la situación obliga a replantear escenarios, porque el repunte de tasas de interés y la expectativa económica conducen al riesgo de que las economías locales entren a una situación de estancamiento con inflación y un repunte enel costo financiero de la deuda.

A todo lo anterior deberá agregarse para la construcción de los nuevos escenarios, la paridad cambiaria porque la volatilidad que ha registrado obliga a poner la máximaatención en su seguimiento. Así entonces son varios los frentes que se tienen que atender, que en resumen son: precios del petróleo, tasa de interés, paridad cambiaria.

Lo que queda claro es que los ajustes al presupuesto son medidas necesarias, temporales y para hacer frente a la coyuntura, pero lo que se requiere son medidas de fondo,donde difícilmentepodrían esperarse que provengan de la actual Administración,que tendrá que hacer frente al temporal inmediato, pero lo que es cierto es que aquellos que están interesados en el 2018,incluyendo al Partido en el poder, tendrían que estar haciendo las estrategias correspondientes, que permita hacer frente de manera estructural a la situacióndescrita. El camino esta trazado, esperemos las propuestas y las acciones.
* estudioshacendfarios.clm@hotmail.com