imagotipo

Usuarios de redes sociales de miedo

  • Jorge Galicia

Para reflexionar, sin duda, el ambiente de miedo y caos que esta semana provocaron miles de usuarios de las redes sociales, quienes de manera irresponsable enviaron mensajes llenos de mentiras en el marco del malestar social que existe en nuestra población por el incremento de los precios de las gasolinas.

Hay malestar por la medida implementada por el Gobierno federal en el sentido de retirar subsidios para la gasolina, eso es cierto y que habrá una escalada de precios, sobre todo en los productos de consumo básico, nadie lo duda. Lo que no son ciertos son los miles de mensajes que a través del espacio cibernético circulan para desinformar o provocar situaciones de desestabilización social.

En los últimos años hemos sido testigos activos del avance y desarrollo de la tecnología digital, lo que hace que hoy en día difícilmente alguien esté incomunicado ya que en general, la población joven en particular, se han convertido en expertos usuarios de la comunicación móvil, sea telefónica, el internet o a través de las redes sociales, como el twitter, el face o el what.

Y también difícilmente los usuarios de estos medios son ajenos a lo que pasa a su alrededor y lo mismo se involucran en temas cotidianos como el deporte y el entretenimiento, como en cuestiones de la religión o la política, e incluso se interesan en asuntos de economía, programas sociales o bien sobre algunas frivolidades del mundo del espectáculo y muchos otros temas.

En cada caso las reacciones son diversas: hay reflexiones, se mofan de ellos, ironizan, debaten, se adhieren a algunas causas y en la mayoría de las veces lo usan como una válvula de escape a diversas situaciones, pero casi siempre en el marco de la libertad de información, el derecho a estar informado y las ganas de contribuir a tener un mundo mejor a partir de estos dos elementos de la comunicación que generan opinión.

Lo que atestiguamos en estos últimos días en las redes sociales no encaja ni en los conceptos del derecho ni de la libertad, hubo un abuso y la irresponsabilidad de algunos pronto hizo presa del pánico a una población, que lo único que hacía era manifestarse  contra lo que es a todas luces una mala decisión del Gobierno en turno.

Y a todo este cúmulo de mensajes mentirosos, de rumores sin fundamento y provocación del miedo, fue el libertinaje el que salió ganando y en medio de todo ello, algunos políticos hasta se dieron el gusto de hacer campañas políticas en medio del caos que atrapó a varias regiones del país.

Comunidades de varias entidades del país fueron presas de la sicosis colectiva, misma que se generó a partir de la mentira que ofrece el rumor o informaciones manipuladas con objetivos claros para provocar caos y lo lograron, el resultado fue más encono, desinformación, saqueos a comercios, enfrentamientos con los elementos encargados de la seguridad pública y todo tipo de acciones violentas.

No hay duda, la información horizontal que ofrecen las redes sociales, aquella que permite una comunicación de tu a tu entre sus usuarios, esta semana dio un paso hacia atrás en su vertiginoso avance. Hubo un retroceso por la irresponsabilidad de algunos locos que se divirtieron al dar vuelo a su imaginación y a sabiendas que su acción quedaría impune al estar protegidos por el anonimato y vaya que sus mensajes provocaron miedo.

¿En verdad eso es lo que queremos en la era del internet?, yo digo que no, pero lo que vivimos esta semana, tal vez también sirva para empezar a no creernos todo lo que circula en las redes sociales.
jorgelgalicia@yahoo.com.mx