imagotipo

Valores de un mexicano

  • Escaparate a la moda: Claudia Azcona

  • Nahuala, creación de Rosa Gutiérrez
  • Jaqueline Cornejo, con la belleza de las flores
  • Aline Moreno presente en IM Intermoda
  • La fortaleza de Manuel Garza

A través de la experiencia, perfeccionamos los valores que nos han inculcado nuestros padres o hemos aprendido a lo largo de la vida; esas cualidades que nos ayudan a relacionarnos con éxito en todos los ámbitos y que nos distinguen de los demás.

Los mexicanos somos grades anfitriones, bendecidos y orgullosos de vivir en una tierra única, rica en cultura, tradición e historia. Nuestra gente es parte fundamental de su esplendor, dueña de valores y riquezas que atesoramos como ejemplo.

En cada rincón de México hay valores y talento. En esta ocasión, les quiero platicar de algunos diseñadores mexicanos que buscan transmitir la admiración que sienten por su Estado y su gente, plasmando a través de su trabajo valores como altruismo, compromiso, trabajo incansable, fuerza y sensibilidad.
EL ALTRUISMO DE LA DISEÑADORA ROSA GUTIÉRREZ.

Nahuala es un nombre que proviene de la lengua indígena náhuatl y significa lo interior o lo sagrado. En el mundo de la moda, Nahuala es una marca socialmente responsable, con rasgos mexicanos y tintes indígenas, creada por la diseñadora Rosa Gutiérrez, quien inspirada en la cultura, fortaleza y raíces de la mujer mexicana expresa a través de prendas elegantes y estilizadas un estilo único. Para la diseñadora tapatía, la firma representa la sensibilidad de una mujer mexicana, inteligente, exitosa, fuerte, libre y preocupada por ayudar a su comunidad.

Rosa Gutiérrez es licenciada en comunicación y cuenta con una maestría en derechos humanos. Trabajó en la UNESCO desarrollando campañas de empoderamiento y fue directora de comunicación en la ONU para Derechos Humanos; actividades que compagino con su formación como diseñadora de moda. Es activista por los derechos de las mujeres y desempeña el cargo honorífico como consejera de la ONG CEPAD. Asimismo, impulsa los derechos de las mujeres a través de su empoderamiento. Cabe mencionar que a través de su trabajo busca una vinculación del arte y la cultura con la moda, generando un ejemplo de altruismo y buena voluntad, al destinar una parte de las ganancias de su firma para apoyar la labor de organizaciones sociales en beneficio de las mujeres.

EL COMPROMISO DE JAQUELINE CORNEJO

De madre lagunera y padre jalisciense, Jaqueline Cornejo vivió una infancia entre dos estados: Mexticacán, Jalisco y Torreón, Coahuila. Mientras cursaba la primaria en un colegio de niñas de su natal Torreón, Coahuila, nació en ella una especial fascinación por las texturas y los colores, gracias a esas clases en donde todas las niñas bordaban a mano
hermosas servilletas.

El diseño de modas llega a su vida por casualidad. Ella lo llama “bendita casualidad”. Después del divorcio de sus padres, su madre comienza a estudiar diseño de modas. Observar la dedicación y el esmero de su madre al realizar sus trazos, bocetos y tareas en casa, llama la atención de la joven, quien tiempo después estudió en el Instituto de Estudios Superiores en Moda y Diseño (Iesmodi), en Torreón, Coahuila la carrera de diseño y mercadotecnia
de modas.

Fashion International View, evento que se organiza cada año en la Ciudad de México, fue la oportunidad perfecta para que Jaqueline demostrara su talento y pasión, resultando ganadora del cuarto lugar a nivel nacional. Hoy en día, el trabajo de la diseñadora ha sido admirado en diversas plataformas de moda y eventos de belleza, nacionales e internacionales, confirmando su dedicación, compromiso y empeño, valores que confiesa aprendió de sus padres y de la gente de su Estado:

“Torreón simboliza mi origen, mi casa y gran parte de mi identidad como ser humano debido a su cultura, costumbres y a su gente. Representa trabajo y un espíritu muy fuerte. No en vano se dice que aquí es donde el hombre venció al desierto. Mi Estado me ha impulsado a crear diversas propuestas, una de mis piezas favoritas es mi colección de vestidos, inspirados en la forma tan compleja pero al mismo tiempo tan simple que puede ser una flor. Me inspiré en su dulzura, frescura y delicadeza, lo cual quise plasmar en cada diseño”, expresa
Jaqueline Cornejo.
LA SENSIBILIDAD DE ALINE MORENO

Cerca de 24 mil compradores y visitantes provenientes de toda la República mexicana y del exterior, se dieron cita en IM intermoda, la mayor exposición de la industria de la confección de América Latina, que se llevó a cabo con gran éxito del 17 al 20 de enero en la capital jalisciense. Más de 30 diseñadores mexicanos mostraron su creatividad a través de sus más recientes colecciones, entre los que destacaron Aline Moreno, Pascual Orozco, Closé, Paulina Luna, Eduardo Santana, Holie B e Iván Ávalos, entre otros.

Los directivos del evento señalaron que el foro que se realiza cada seis meses fortalecerá en su edición 66 su compromiso con el ideal de ser una plataforma de exposición y crecimiento para el talento mexicano, que ya se ha comenzado a forjar un nombre en la industria de la moda nacional. Y ya que hablo de esta importante plataforma, el trabajo de la diseñadora Aline Moreno una vez más despertó el interés del público asistente, que admiró en esta ocasión su colección primavera 2017 titulada Cuentos Perdidos, inspirada en las Elfas De Tolkien, seres imaginarios, valientes y bellos. Las siluetas fluidas y vaporosas de la colección tienen referencias medievales. A través de tonos naranjas, rojos, beige, amarillos y morados, la diseñadora buscó comunicar un aire de libertad,
fuerza y sensibilidad.
LA FUERZA DE MANUEL GARZA

Cada joya del diseñador oriundo de Monterrey, Nuevo León, Manuel Garza, se nutre con la belleza de la plata, la materia prima con la que trabaja, en ocasiones sola, otras combinada con esmaltes, piedras, cuarzos o perlas que a través de diversas técnicas orfebres va adquiriendo un diseño único, inspirado en las formas geométricas de la naturaleza, como las alas de las aves, la geometría sagrada y en la especial sensibilidad que siente por
su Estado.

Manuel Garza es contador público, egresado de la Facultad de Contaduría Pública y Administración de la Universidad Autónoma de Nuevo León. Sin embargo, siempre sintió especial interés por el mundo de la moda y el diseño de joyería, motivo por el cual buscó perfeccionar su habilidad y estudió un diplomado de diseño y producción de joyas y accesorios en la Universidad CNCI.

Su firma nació hace ocho años, la cual se enriquece con las últimas tendencias de la moda en joyería internacional, buscando rescatar el arte de lo hecho a mano y personalizado. A través de cada pieza, Manuel desea hacer un homenaje a la individualidad.

Para el diseñador regiomontano los tiempos actuales nos hacen vivir un ritmo acelerado en donde todo es desechable y reproducible; y los artes que en algún tiempo de la humanidad plasmaron los sentimientos y pensamientos de sus autores hoy han perdido su alma. A través de su joyería de autor, busca conservar el sentido de identidad y pertenencia que otorga una joya a quien la luce, al crearla a mano, lo que permite que sea única; pieza que sin duda también comunica su especial admiración por su ciudad natal.

“Monterrey representa mi cuna e inspiración constante. Día a día me da la fuerza para crear, de usar mi energía con la firme convicción de ser algún día un buen representante”, finaliza.