imagotipo

Vanguardia política

  • Adriana Moreno Cordero

El planteamiento de la dirigente del PRD, Alejandra Barrales, de conformar un Frente Común junto con el PAN para las elecciones presidenciales del 2018, idea en la que está de acuerdo el líder albiazul, Ricardo Anaya, entre otras secuelas, no hizo más que reavivar el pleito de la perredista con el ahora senador del PT, Luis Miguel Barbosa y el problema es que de eso puede salir a relucir más “ropa sucia”. ¿Será?

Así, mientras que diversos analistas pronostican que si bien no se pudo conformar esta alianza entre “el agua y el aceite” para las elecciones del Estado de México, menos aún lo podrán conseguir para el 2018, Barbosa Huerta señaló que la unión entre panistas y perredistas, no es más que ponerle “piedritas en el camino” a quien ya es el candidato presidencial de Morena, Andrés Manuel López Obrador, “no es contra el PRI”, concluyó el poblano.

Por lo demás, a lo interno del partido negro-amarillo, ya se dejaron sentir las voces en contra de la propuesta de Barrales -quien, dicho sea de paso, a un principio estaba en contra de dichas alianzas-, una de ellas, de la corriente Izquierda Democrática Nacional, que lideran René Juvenal Bejarano y su esposa, la senadora María de los Dolores Padierna.

Sin embargo y por lo que se sabe, es que hace ya un tiempo, tanto la legisladora como su marido, tuvieron toda la intención de migrar hacia Morena, viendo que el Sol Azteca ya no les redituaba nada, pero para asombro de ambos, el que los vetó fue el propio López Obrador, quien por supuesto no quiso correr el mismo riesgo que hace años, cuando Bejarano se hizo famoso al convertirse en “el señor de las ligas”. ¡Qué tal!

NOTAS CORTAS

*** El delegado del IMSS en Puebla, Enrique Doger Guerrero, sigue metido en graves problemas. La Secretaría de la Función Pública, que encabeza Arely Gómez, no solo investiga el proceso de la licitación número LA-019GYR006-E109-2017, en el que benefició irregularmente a una empresa con el contrato del servicio integral de Diálisis Peritoneal Automatizada (DPA) para pacientes prevalentes. Fuentes del Órgano Interno de Control (OIC) del Instituto, revelaron que hay investigaciones en contra de Doger, así como el subdelegado de Zona Norte, Jaime Fabián Meléndez Carreola, por posibles violaciones a la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos. El Sistema Integral de Quejas y Denuncias Ciudadanas, ha recibido múltiples denuncias sobre el origen del patrimonio de Doger. En su declaración inicial, no aceptó hacer públicos sus datos patrimoniales ni declarar un posible conflicto de interés. Las denuncias señalan cuando menos seis bienes inmuebles, incluyendo su residencia, ubicada en San Andrés Cholula. Las quejas en el SIDEC apuntan a la empresa Grupo de Investigación y Seguridad Privada de Puebla, la cual se transformó en COPRISEG Seguridad Privada, SA de CV. El representante legal es Sergio Daniel Sánchez Soto, quien trabajó para Enrique Doger.

*** De acuerdo con el portal de compras del IMSS, la empresa obtuvo un total de 26 contratos de diciembre de 2011 a febrero de 2014 con cuantiosas ganancias. En ese periodo, Doger fungió como diputado local y luego, diputado federal. Las indagatorias que sigue el OIC en contra del subdelegado Meléndez Carreola, están vinculadas al expediente número 247/16/8M del Tribunal Superior de Justicia de Puebla, en donde empresas constructoras, particularmente, Constructora Buvecsa, SA de CV, señalan que el funcionario, condiciona colocar unidades de transporte a nombre de su familia a cambio de corregir adeudos de aportaciones al IMSS.

morcora@gmail.com