imagotipo

Vanguardia política

  • Adriana Moreno Cordero

El efecto Sandoval, el efecto Moreira; Borge se le adelantó a gobernador nayarita; en Coahuila, ¿electores de corta memoria?

El efecto Sandoval, el efecto Moreira. Después de las elecciones del domingo, ya se supo cuál de los dos tuvo más fuerza e incidió en la jornada electoral; solo que a los que suponían que el siguiente en la lista de gobernadores aprehendidos sería el nayarita Roberto Sandoval, pues se le adelantó su “tocayo”, el exmandatario estatal de Quintana Roo, Roberto Borge, quien se encontraba en Panamá hospedado, por cierto, en un hotel propiedad ni más ni menos que de Donald Trump y tenía toda la intención de viajar a París para perderse por allá.

Fuera de ese “pequeño” detalle, bien puede concluirse que la
exhibida que se puso el gobernador de Nayarit, cuando elementos del Control Border Protection, aprehendieron a su fiscal general,
Edgar Veytia por delitos contra la salud y presuntos nexos con el cartel de Jalisco Nueva Generación, en marzo pasado, contribuyó en gran medida a que se hiciera muy amplio el margen de votación entre el abanderado al gobierno estatal de la alianza PAN-PRD, Antonio Echevarría, y el del PRI, Manuel Cota, además de que dicha alianza se llevó la mayoría de las presidencias municipales y el Congreso local.

Sin embargo, el caso Nayarit, sin duda, contrasta y mucho, con el de Coahuila, donde todavía no se tiene un ganador entre Guillermo Anaya, de la alianza PAN-PRD y Miguel Ángel Riquelme, del PRI-PVEM por lo que se recomienda esperar los resultados de los conteos oficiales para mañana y que ante lo cerrado de la votación, podrían irse hasta el sábado.

Al igual que en el resto de los estados donde se registraron comicios, en Coahuila, los candidatos supusieron que aquel lema de que “al que madruga, Dios le ayuda”, les ayudaría y por ello, se adelantaron a “cantar” la victoria, pero aquí llama la atención que desde hace años, la entidad ha sido señalada porque los hermanos Moreira -Rubén, el gobernador, y Humberto- han construido ahí su muy personal coto de poder durante dos gestiones que han encabezado. ¿Será que los electores coahuilenses tienen muy corta memoria?

No hace mucho tiempo, el gobernador coahuilense exoneró a su hermano, el exdirigente del PRI de cualquier culpa y antes, Humberto Moreira, en sus tiempos de mandatario estatal, endeudó a su estado con una altísima cantidad de dinero.

Tan señalado estuvo el exejecutivo estatal, que se fue a “estudiar” (eso decía él) a Barcelona, cargando hasta con los nexos que se le atribuyeron con la exlideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo. Ya en tierras españolas, Moreira justificaba que se daba una muy buena vida gracias a su salario y ahorros como profesor, versión que desde luego, nadie le creyó.

Lo increíble de este asunto, es que -como se consignó en este espacio- todavía se dio el lujo de “placearse” por su tierra como candidato a una diputación plurinominal por el partido Joven (del cual no es el mejor de sus representantes); reclamarle al dirigente del PRI, Enrique Ochoa, que lo haya “borrado” del mapa priista y, por lo menos hasta el momento, tiene posibilidades de obtener una curul en el Congreso local, algo que podría resultar increíble.

NOTAS CORTAS

*** En su calidad de presidente de la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la ALDF, el perredista Víctor Romo presentará en breve una iniciativa para regular, en beneficio de los usuarios, el servicio de transportación Uber en la Ciudad de México y que trata de diferenciar los servicios que prestan los taxis concesionados, de los que se brindan mediante APP’s, para desterrar la idea de la competencia desleal pero, sobre todo, para que los capitalinos tengan un servicio seguro y eficiente.

morcora@gmail.com