imagotipo

Vanguardia Política / Adriana Moreno Cordero

  • Adriana Moreno Cordero

  • Gil, Acosta y Döring se dejan ver; Anaya, obstáculo para Zavala; A Ulises lo persigue memoria de los oaxaqueños; Botello, fortalecimiento de municipios

Luego de un leve temblor que activó las alarmas sísmicas en el Distrito Federal, en un conocido comedero, se vio una reunión que no hace mucho tiempo, hubiera sido impensable. Se dejaron ver, compartiendo “el pan y la sal”, los diputados Guadalupe Acosta Naranjo, del PRD, y el panista Federico Döring, ni más ni menos que con el líder del Senado, Roberto Gil Zuarth. Dicho encuentro se dio inmediatamente después de que tanto el partido albiazul como el Sol Azteca llevaron a cabo sendas reuniones -además de la sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional del PRI- para analizar la estrategia a seguir de cara a los comicios del 2016 y más allá, al 2018.

Raro, porque los perredistas no han tenido empacho alguno en señalar que además de que el excandidato presidencial de las izquierdas, Andrés López, abusa de los tiempos oficiales para su beneficio y aspiración muy personal, en el mismo error está cayendo el dirigente del PAN, Ricardo Anaya, que, ahora se puede comprobar, dejó la posibilidad de convertirse en el candidato de su partido al Gobierno de Querétaro para apuntar al 2018.

A lo anterior, hay que agregar que la exprimera dama, Margarita Zavala, quiere contender por la Presidencia de la República precisamente bajo las siglas de Acción Nacional, por lo que Anaya se ha vuelto un contrincante, una “piedrita en su camino”.

No obstante, quienes vieron al perredista y a los panistas juntos recuerdan que Acosta Naranjo ha sido el negociador del PRD por excelencia, o más bien de “los Chuchos”, y como están en puerta la posibilidad de que el PAN y el Sol Azteca vayan en alianza para los comicios del año entrante, para diversos analistas, muy sano resulta que unos y otros tiendan puentes, pero a ver qué resulta.

Por otra parte, sin duda, al exgobernador de Oaxaca,Ulises Ruiz, no solamente lo persigue su pasado de corrupción, sino que también sigue presente en la memoria colectiva de los oaxaqueños su responsabilidad por la represión y la violencia durante el conflicto magisterial del 2006. El fin de semana, el presidente de la Comisión de la Verdad, Alejandro Solalinde Guerra, confirmó que Ruiz será llamado a declarar sobre los sucesos registrados en 2006 y 2007 para que aclare muchos de los puntos que siguen pendientes en esta búsqueda de verdad y resarcimiento a los oaxaqueños que fueron afectados en sus derechos humanos durante aquel conflicto.

Solalinde destacó que los integrantes de la Comisión de la Verdad tomaron la decisión de llamar a declarar a Ruiz. “No importa que saque una biblioteca de libros, de todos modos lo vamos a llamar, porque es el principal presunto perpetrador (de la represión en Oaxaca), no cabe duda, pero además vamos a llamar a otras personas que están siendo señaladas”, dijo el sacerdote.

Esto significa que la Comisión de la Verdad llamará a declarar a todo el grupo que gobernó aquel Estado junto con Ruiz, de 2004 a 2010, y al que se le responsabiliza no solamente de haber ordenado o ejecutado todo tipo de ataques en contra de los integrantes de la CNTE y organizaciones sociales que se manifestaban, sino que también tienen cargos pendientes por corrupción, peculado, enriquecimiento ilícito y diversos cargos relacionados también con la función pública.

Todo esto lo persigue justo cuando Ulises Ruiz intenta, por todos los medios posibles, impulsar a su “tiburón” (no delfín, tiburón), el senador Eviel Pérez Magaña, que fue siempre de su grupo de cercanos (“la burbuja”, le decían a su grupo selecto de amigos y subordinados) y a través del cual pretende volver al Gobierno de Oaxaca. Las aspiraciones de Pérez Magaña no cuajan, y menos por la determinación de Solalinde Guerra y los integrantes de la Comisión de la Verdad en Oaxaca, que no dejan morir el pasado y están decididos a que los oaxaqueños recuerden bien quiénes y cómo los gobernaron en el pasado… seguramente para que no vuelvan a repetir ese error histórico por el que aún sufre el Estado.
Notas cortas

*** Una constante en la labor legislativa de Bárbara Botello ha sido el fortalecimiento de los municipios. Ahora, la vicepresidenta de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, en coordinación de diversas autoridades, después de diez meses de mucho trabajo, el municipio que gobernó, León, logró acreditar los cien indicadores de sustentabilidad necesarios para acceder a la certificación, entre los que destacan: distribución, racionalización y consumo de agua potable; sistema integrado del transporte, modernización del sistema de aseo público, atención de zonas marginadas y polígonos de pobreza, entre otros temas. Además, León recibió el certificado ISO37120, con el grado Platinium Level, por parte de la empresa canadiense World Council on City Data, que lo acredita como Municipio Sustentable, junto con 22 ciudades del mundo como Los Ángeles, Buenos Aires, Barcelona, Melbourne, Guadalajara, entre otras.

*** El jefe del Gobierno del DF, Miguel Ángel Mancera, anunció que “ahora vamos con Malova, en Sinaloa, con Médico en tu Casa”. Mancera dijo que el programa ya está en Michoacán, con el gobernador Silvano Aureoles, y en Chihuahua, con César Duarte.

morcora@gmail.com