imagotipo

Vanguardia Política / Adriana Moreno Cordero

  • Adriana Moreno Cordero

¡Pero qué casualidad!, justo a la mitad de la gestión del presidente Enrique Peña Nieto, quienes se han manejado como aspirantes al 2018, o sus cercanos, saltan a los reflectores a protagonizar intercambios épicos. El más reciente, es el que iniciaron ni más ni menos que el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong y Felipe Calderón, quien por cierto, la víspera, “se ha placeado” por cuanto foro, restaurante o cafetería se le ha puesto enfrente y no precisamente para “revivir viejos polvos”, sino más bien para promocionar a su esposa, Margarita Zavala, quien en algunos sondeos ha logrado despuntar, mientras que la exprimera dama, ha dicho que irá al 2018 con o sin el PAN.

En la ofensiva que inició el titular de la Segob, en sus críticas hacia la administración calderonista, ha insistido en el tiradero que los priístas encontraron al regresar a Los Pinos y que no precisamente dejó la administración conocida como Montessori, es decir, la de Vicente Fox, sino la del michoacano, que a los inicios de su gestión, declaró “la guerra” al narcotráfico y la delincuencia organizada y por ahí quedó perdida la percepción de que lo había hecho a petición del entonces gobernador de Michoacán, Lázaro Cárdenas Batel.

El asunto lo tomó Calderón con verdadera vehemencia, como suyo, sin importarle las consecuencias y en suma, la estrategia que siguió fue sacar al Ejército a las calles a hacer labores de Policía.

Concluida la administración del michoacano, Osorio Chong señaló que esa famosa guerra partió de un diagnóstico equivocado, así como de una mala estrategia. O sea, mientras más empeño puso el michoacano en combatir la criminalidad, más escalaron los índices delictivos, lo que dejó en evidencia la serie de acciones erróneas que desplegó Calderón.

Con visible molestia, el exPresidente panista se defendió, pero el que de plano no pudo soportar quedarse en calidad de espectador de este intercambio fue Vicente Fox, que no puede dejar de sentir una especie de envidia porque como quiera que sea, su sucesor sí puede promocionar a su esposa a la carrera por el 2018 y en cambio el guanajuatense, fue la víctima de una estrategia (muy mala también), planeada al detalle por Marta María Sahagún, que quiso ser la sucesora de su marido, afortunadamente, sin conseguirlo.

Ahora, a Fox no le queda más que montarse en otro asunto, el de Joaquín “el Chapo” Guzmán, quien se fugó por primera vez durante la gestión del guanajuatense del Penal de Puente Grande, sin que éste pudiera o quisiera hacer algo.
Notas cortas

*** A la candidata del PRI a la gubernatura de Puebla, Blanca Alcalá, podría allanársele el camino para llegar a Casa de Gobierno, por las ya clásicas disputas internas del PRD. Y es que el partido del Sol Azteca trae tremendo desgarriate en la designación de su abanderado, pues aún y cuando el Comité Ejecutivo Nacional perredista, encabezado por Agustín Basave, se encargaría de la selección de su candidato a la gubernatura, la corriente Nueva Izquierda se adelantó y designó a Arturo Loyola González, lo que de inmediato fue impugnado. El estado mayor perredista no solo desconoció al exregidor de Puebla, sino que le retiró su respaldo y para variar, los llamados de Basave para elegir candidatos de unidad, son algo así “como los llamados a misa” y el fracaso está en puerta. Por enésima vez, Basave y su militancia, para citar a un clásico, “ni se ven, ni se oyen”.

*** En el marco del Día Internacional de la Mujer, ya corren las apuestas sobre quiénes podrían formar parte del Constituyente y ser cercanas al jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera y en tal sentido, existen dos posibilidades. Una es Cecilia Soto, excandidata presidencial por el PT y ahora, diputada federal, cargo al que llegó apoyada por el grupo cercano al jefe de Gobierno, es decir, Vanguardia Progresista. Sin embargo, por ahí se dice que su actuar en los seis meses que lleva esta Legislatura, no le ha granjeado la simpatía de sus correligionarios perredistas, por el contrario se ha confrontado con la mayoría. La otra carta se llama Cristina García, representante de Vanguardia Progresista, quien tiene posibilidades reales de llegar y defender los preceptos que ha enarbolado el jefe de Gobierno de la CDMX.

*** Pese a la crisis del sector energético, Campeche sigue siendo el estado con el más bajo índice de delincuencia. El gobernador Alejandro Moreno Cárdenas, reconoció que el recorte de la industria petrolera incide en ese estado, directamente en Ciudad del Carmen, donde se han perdido alrededor de 15 mil empleos, debido a dicho al recorte en Pemex. Sin embargo, el Gobierno estatal ha implementado programas de seguridad en toda la entidad, y en los primeros cinco meses, han tenido no solo el índice más bajo, sino también la Policía más confiable. Es más, en los próximos días, Moreno Cárdenas anunciará un plan de apoyo para incentivar el empleo, reactivar la economía y evitar el “efecto dominó” que prevén los especialistas en el ramo petrolero. Asimismo, el gobernador campechano plantea también despetrolizar la economía estatal impulsando el campo, la hotelería, el sector inmobiliario y el turismo.
morcora@gmail.com