imagotipo

Venezuela: La incógnita

  • Héctor Tenorio

  • Héctor Tenorio Muñoz

A principios de 2016 cuando la oposición venezolana asumió la mayoría de la Asamblea Nacional (AN), afirmó que en seis meses ya no habría Gobierno. Al abrirse la frontera con Colombia, y cientos de miles de personas la cruzaron buscando comida y medicina, creyeron que había llegado la caída del chavismo. Sin embargo, se les olvidó mencionar que más de cinco millones de colombianos viven en Venezuela y que detrás de la movilización estuvieron ellos y la derecha colombiana, quienes fomentan el trafico de bolívares al comprarlo barato en Cúcuta y venderlo caro en Bogotá. Atacan desde distintos frentes; Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú, abogó por la aplicación de la Carta Democrática Interamericana, pidió la unión de líderes latinoamericanos y de España; al imponerse la democracia acabarían con la “crisis humanitaria” En ese tenor, el expresidente, Vicente Fox, quiere que se vaya Nicolás Maduro, y consideró como positivo que “Diosito” se llevó a Hugo Chávez. Exigió la libertad de Leopoldo López, para convertirlo en el próximo Jefe de Estado de la nación suramericana.

Los aliados ideológicos de la Revolución Bolivariana, Ecuador, Bolivia, Nicaragua y Podemos en España, poco pueden hacer. China y Rusia son una incógnita. Mientras el Gobierno cubano considera que es un tema del pasado, no quiere que nada enturbie las relaciones diplomáticas con Washington. (Los chavistas ven como un error que La Habana crea en la buena voluntad de los estadunidenses). En la isla están pensando en otra nación que les provea petróleo. Se muestran intranquilos sobre la suerte de los 27 mil cubanos, la mayoría médicos que se encuentran en Venezuela.

Sin duda pasa un mal momento el Gobierno de Venezuela, en una década y media nunca el precio del petróleo fue tan bajo, 24 dólares por barril; el presidente Nicolás Maduro, explicó que en caso de que esta crisis le hubiera tocado manejarla a la derecha, lo primero que habrían hecho es recortar los programas sociales. Además, aprovechó el apoyo que todavía tiene de Cuba para restablecer el diálogo con Estados Unidos.

En este contexto, han decidido en Miraflores reposicionar a nivel mundial el proyecto revolucionario, el eje articulador es Hugo Chávez. Para Alberto Arangivel del Estado mayor comunicacional del Congreso de la Patria, Maduro no se ha alejado del proyecto de sus antecesor. Destacó que la mayoría del millón de casas para pobres las repartirá el mandatario. Documentó con videos que la oligarquía local acapara los productos básicos. “Es una campaña basada en el terror político y económico. La oposición induce la violencia pero solo consiguió la desestabilización parcial de 18 municipios de 135”. Responsabilizó de estar detrás de la conspiración a los empresarios Lorenzo Mendoza, Juan Carlos Escotet y Guillermo Zuloaga. Curiosamente dejó fuera al magnate Gustavo A. Cisneros Rendiles a quien se le ha visto en fotos con el mandatario venezolano.

La mayor parte de la cúpula empresarial y las Fuerzas Armadas de Venezuela luchan por ver quién se queda con el control del petróleo y el pueblo, como siempre, paga las consecuencias. La oposición busca que el referendo revocatorio se realice en 2016, el Gobierno lo retrasará el mayor tiempo posible con la finalidad de que en caso de perder no se convoque a elecciones anticipadas y asuma el poder el vicepresidente Aristóbulo Istúriz. Recuerdo que en octubre y parte de noviembre de 1992 desayunábamos, en ese entonces era candidato a la alcaldía de Caracas y consideraba lejana posibilidad de ganar, tenía una sola pinta y carencia de gente. Vino el segundo golpe de Estado que sufrió el país, él se levantó con una victoria sorprendente el 6 de diciembre de aquel año.
tenorio_hector@hotmail.com