imagotipo

Verano magisterial

  • Crispín Bello

Crisin Bello

A unos días de concluir el ciclo escolar 2015-2016, las acciones del Magisterio disidente, acapararon las noticias sobre hechos internacionales y nacionales importantes, como la salida del Reino Unido de la Comunidad Europea, los atentados de Medio Oriente o los del país; el aumento a las gasolinas, a la luz, las nuevas reglas del “Hoy No Circula”, las renuncias de los presidentes del PRI y del PRD, etc., y no es para menos, la ingobernabilidad en Oaxaca y los bloqueos en Chiapas, Guerrero y Michoacán, con la latente posibilidad de incendiar al país vía magisterial, obligó a replantear por parte de Gobernación su estrategia, con el diálogo con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), de la amenaza de Osorio Chong, sobre aplicar la fuerza contra los manifestantes por los bloqueos, pasó a la conciliación, porque el efecto fue contrario a lo esperado, y aceptó recibir un pliego petitorio de la CNTE y ofrecer revisar algunos aspectos de las demandas de la CNTE,  a su vez ofreciendo interlocución y haciendo planteamientos para análisis, atendiendo en lo inmediato a los dolientes de Nochixtlán y a los padres de los normalistas de Ayotzinapan, deja entrever voluntad, sin embargo el fondo de la llamada Reforma Educativa no se ha tocado, es necesario que el Gobierno entienda que la suma de padres de familia en apoyo a el Magisterio, se dio en 1989, y es ejemplo de unidad, porque si bien la demanda de una educación de calidad, la deseamos todos, esto no se logra con imposiciones, así como se pudo ceder a la demanda de la clase empresarial en la Ley “3 de 3” y derogar artículos que no consensaban, bien se puede revisar la “reforma educativa”. Por su parte el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), atendiendo el llamado de las bases magisteriales que representa, en secretariado nacional, acordó un plan de acción para garantizar al Magisterio la defensa de sus derechos, y plantear a la patronal (SEP) los puntos a revisar  sobre la implementación de la Reforma Educativa que tienen que ver principalmente con: el pago puntual de salarios retenidos, sobre la evaluación, las inconsistencias en las mismas, asignación de plazas por exámenes en promoción, bajas injustificadas, ceses, descuentos indebidos, infraestructura en las escuelas, formación y capacitación docente, pagos en carrera magisterial, etc., el trabajo con el SNTE, inició el jueves 7 de julio, con la instalación de mesas de negociación en la SEP, así mismo Gobernación iniciará trabajos con la CNTE el lunes 11, en donde esperemos se resuelva principalmente lo político y ambas instancias de negociación avancen en la resolución de las demandas magisteriales con seriedad, y se vuelva a la normalidad en los Estados en conflicto.