imagotipo

Vienen tiempos complicados / Cuentas Claras / Carolina Navarrete

  • Carolina Navarrete

No cabe duda que México ha logrado sortear el impacto de la caída en los precios del petróleo, y esto se debe, entre otras cosas, a un buen comportamiento de la recaudación de impuestos. Sin embargo, se aproxima una etapa complicada en los mercados financieros internacionales y debemos estar preparados para hacerle frente.

Todos sabemos que el precio del petróleo ha estado cayendo en el mercado internacional, y en el caso de la mezcla mexicana alcanza más del 60 por ciento desde junio del año pasado. Esto ha tenido una sacudida en los ingresos petroleros de nuestro país, que al cierre del tercer trimestre del año reportan una contracción de 36.7 por ciento anual en términos reales con respecto al mismo período del año pasado.

En esto influyó tanto la reducción del precio del petróleo como la menor producción. El impacto ha sido importante, pues estamos hablando de que los ingresos petroleros fueron inferiores en 297 mil 107 millones de pesos a lo que se había programado, debido a una reducción en el precio de 38.9 por ciento y en la producción de 5.3 por ciento, sumado al menor precio y producción de gas natural.

Pero como le decía, esta problemática ha sido sorteada gracias a la recaudación tributaria, que al tercer trimestre del año reportó un incremento de 29.1 por ciento en términos reales en comparación con igual lapso del año pasado, y fue superior en 306 mil 17 millones de pesos con respecto al monto programado.

La recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios registró un incremento de 262.3 por ciento, en el impuesto a las importaciones de 27.2 por ciento, en el Impuesto Sobre la Renta de 24.2 por ciento y en el IVA de 4.9 por ciento.

Todo esto refleja que el incremento en la recaudación de impuestos compensó el impacto de los menores ingresos petroleros y que el Servicio de Administración Tributaria, que dirige Aristóteles Núñez, está haciendo bien su trabajo.

Además, el Banco de México -al mando de Agustín Carstens- ha actuado con mucha prudencia y consistencia, lo que ha permitido que la volatilidad del tipo de cambio de nuestra moneda frente al dólar no se refleje en la inflación, que está en niveles
históricos.

Y en esto ha ayudado la entrada en vigor de las reformas estructurales, pues los precios de las telecomunicaciones han bajado no solo en larga distancia, sino en acceso a internet, lo mismo ha ocurrido en el servicio eléctrico y en los combustibles, quedaron atrás los “gasolinazos” mensuales.

Pero vienen tiempos más complicados, pues todo indica que la Reserva Federal de Estados Unidos aumentará en diciembre su tasa de interés y esto repercutirá en una mayor volatilidad e incertidumbre en los mercados internacionales y en alzas en las tasas de interés mundiales. México no será ajeno a este
fenómeno.

Y en este entorno de mayor complejidad que se acerca, es fundamental que México mantenga la estabilidad mediante las políticas monetaria, fiscal y cambiaria, precisamente como se ha actuado hasta ahora.

****

Y el secretario de Turismo, Enrique de la Madrid, informó al presidente Enrique Peña Nieto que al cierre del segundo trimestre de este año el sector turístico dio empleo a tres millones 700 mil personas, que representan el 7.3 por ciento de la población ocupada en el país.

En la inauguración de la primera etapa del complejo Koral Center en Los Cabos, dijo que el turismo de reuniones genera al país 200 mil millones de pesos anuales, y el de salud casi 78 mil millones de pesos cada año.

caro.navarrete@yahoo.com.mx