imagotipo

Violencia escrita por internet / Espiral de Conductas / Norma L. Payro

  • Espiral de conducta: Norma Le Payro

El dolor también es escritura
(Norma Luna)

El ser humano vive hoy en día la búsqueda de una libertad interior y social en todas sus facetas, y por infortunio, la violencia es un medio para obtenerla. Algunos millones de usuarios de internet han hecho de las redes sociales un generador de agresividad escrita sin precedentes. El mundo tecnológico es poderoso, capaz de organizar la violencia hasta sus límites, en la actualidad los usuarios están en una desorganización y aislamiento, como consecuencia de la falta o la incongruencia de las normas sociales. (Anomia). En el mundo se dio la noticia del maltrato a las diferentes especies animales, un acontecimiento que dio consciencia a la sensibilidad humana, pero que hoy, se ha convertido en la justificación para que muchas personas con problemas de obsesión compulsiva y otras patologías por los animales, administren sitios web, alardeando que son apasionados del cuidado de la vida animal, y solo desatan cacerías humanas, exponiendo sin responsabilidad alguna fotos robadas de perfiles sociales de supuestos maltratadores de animales. Pero lo más triste es leer como millones de personas se suman a estos sitios, al dejar una opinión en un lenguaje débil, grotesco y soez, asumiendo una posición de verdugo como si se viviera en la era medieval. Expertos en conducta afirman que una vez más la ignorancia no permite tomar consciencia de los principios universales de este planeta, ya que los navegadores humanos de internet negativos conforman un pensamiento absoluto, para amenazar, robar datos privados, hackeo y una vigilancia continua de actividades en línea, para saciar su vocación altruista confusa. Especialistas afirman que el protector verdadero hacia los animales se rige bajo un marco de políticas y procesos que no dañen el bienestar común. La libertad de expresión es única, pero también tiene su grado de responsabilidad. La expresión escrita cibernética se expande y en el modo negativo siembra miedos que provocan la falta de solidaridad de colectividad en las sociedades, el anonimato de la maldad y la deshumanización al prójimo, consigue solo apagar el espíritu del hombre. Están activos programas contra la violencia cibernética, y sin embargo no hay masas que se unan a estas causas. El ocio es una zona de confort, que inicia a ser un deformador de la realidad. Nadie quiere problemas, solo ser espectador y no ser parte de interactuar en la toma de decisiones de la sociedad. El hombre no sabe qué hacer con el mismo y acude a los medios tecnológicos para armar una catarsis que lo puede llevar a causar daños inimaginables. La homeostasis mental es un factor que determina el desenlace de la violencia escrita. Existen empresas que se dedican al comportamiento cibernético y han encontrado ataques, desde generar una crisis de imagen hasta delincuencia organizada. La policía cibernética fue creada con la finalidad de detectar por medio del patrullaje en la red, los sitios, procesos y responsables de las diferentes conductas delictivas que se puedan cometer en contra y a través de medios informáticos y electrónicos. Especialistas sugieren apoyar estas causas y muchas más. Di no a la violencia escrita en internet. No regales tu opinión a causas que no conoces, infórmate, investiga y decide.