imagotipo

Vivir la vida

  • Entre Piernas y Telones : Hugo Hernández

Muestra del talento juvenil

 

Usar el término “semillero de talentos” para referirse a la puesta en escena Vivir la Vida es más que adecuado.

Se trata de una divertida puesta en escena que hace temporada todos los domingos al mediodía en el teatro Xola-Julio Prieto, y que sirve de trampolín o escaparate para jóvenes actores, cantantes y bailarines, recién egresados de diversas escuelas, y que hacen sus pininos en el mundo del espectáculo.

La trama es realmente simple: un grupo de amigos preparatorianos se enfrenta al dilema que vive cualquier joven de esa edad: decidir qué hacer en la vida, a qué dedicarse. Uno de ellos, Iker, quiere ser cantante, pero sus padres se oponen a ello. Sin embargo, sus compañeros de la escuela juegan un papel primordial para que él pueda hacer realidad su vocación. Y así cada uno de ellos.

La sencillez de la historia hace que el público, evidentemente joven en su mayoría, se sienta identificado con la trama.

Sin embargo más allá de esto, el montaje es un muy buen pretexto para ver a un grupo de nóveles intérpretes que seguramente serán los pilares del teatro musical en los años venideros.

No se trata de una bola de chicos que no saben qué hacer el fin de semana y se reúnen como podrían hacerlo para ir al cine, jugar futbol o tomar café. No, es un grupo de profesionales en sus áreas (canto, baile, actuación…) que buscan un lugar en el muy competido ámbito artístico.

Leer sus fichas curriculares es encontrarse con escuelas, maestros, cursos, series televisivas, montajes teatrales, giras con estrellas de la música, telenovelas… que han sido los primeros escalones en carreras que seguramente serán importantes, sobre todo porque tendrán detrás de sí una adecuada preparación.

A algunos de ellos el público ha tenido oportunidad de verlos en televisión, teatro o cine. Como a Rhené Liceaga (La academia, Hoy no me puedo levantar); Gala Montes (El señor de los cielos, Hasta que te conocí); Zuriel (La voz México), María Elisa Gallegos (Mame, Dirty Dancing); Rodrigo Llamas (Rock of ages, Como dice el dicho) son algunos de ellos. Y otros reciben aquí una oportunidad estelar, como Diana Santos, Federico Guez, Jonathan Navarrete y Paloma.

Mención especial para Alejandro Lorenzo, quien con una promisoria carrera en el mundo del periodismo en su natal Mexicali, se lanza a la aventura histriónica con una excelente voz y presencia.

En estos nombres hay, sin duda, una naciente figura del espectáculo nacional de los próximos años; vaya a comprobarlo algún domingo al teatro Xola-Julio Prieto (en el eje 4 sur). Las funciones son a las 11: 30 y 13:30 horas.