imagotipo

XEIGC: La primera televisión, surgimiento del 4to poder

  • Cuadratura: Enrique pardo Genis

Hoy se cumplen 70 años de la primera estación de televisión en México. Y por ello es el momento ideal para hablar sobre cómo inició este medio en nuestro país. Aunque las transmisiones de televisión iniciaron en 1950 de manera oficial, la historia de este espectro se remonta a tiempo atrás. En la década de los 30, técnicos mexicanos ya experimentaban con la transmisión de imágenes a distancia, a veces con sus propios y muy modestos recursos.

Los primeros experimentos corrieron a cargo de los ingenieros Francisco Javier Stavoli y Miguel Fonseca, ambos profesores de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME) y del Instituto Técnico Industrial. En 1934, un destacado alumno de Stavoli, Guillermo González Camarena, comenzó a realizar programas experimentales de televisión por su cuenta. Incluso, cabe mencionar que la primera transmisión que realizó González Camarena, la hizo desde el baño de su casa, en la calle Havre número 74, aquí en la Ciudad de México. Más tarde, los empresarios (como Emilio Azcárraga Vidaurreta) también pusieron atención al espectro, y destinaron recursos a la experimentación televisiva cuando le vieron potencial para convertirse en un gran negocio. Y en 1935, por disposición del presidente Lázaro Cárdenas, los estudios de la radiodifusora XEFO del Partido Nacional Revolucionario (actualmente el PRI), le fueron facilitados al ingeniero González Camarena para sus experimentos tecnológicos. Así, el ingeniero patentó su sistema de televisión tricromático (basado en los colores verde, azul y rojo) en 1940 en México, y en 1942 en Estados Unidos, y fue el 7 de septiembre de 1946, que se inauguró la estación experimental XEIGC, la cual transmitía solo los sábados programas artísticos y de entrevista.

Un año después, González Camarena fue invitado por el presidente Miguel Alemán Valdés para realizar un viaje por Estados Unidos y Europa para que, junto con el Instituto Nacional de Bellas Artes, realizaran un estudio sobre los distintos sistemas de televisión que surgían, para implantar el más adecuado en nuestro país. Y en 1948 comenzó la transmisión diaria desde el Palacio de Minería, tal y como la conocemos ahora…

Como dato curioso, el uno de septiembre de 1950 se transmitió el primer informe presidencial, el cual significaba el cuarto informe de Gobierno del presidente en turno Miguel Alemán, mismo número de informe que el de “las cosas buenas cuentan pero no se cuentan”, o como sea que sea aquel eslogan… ¿Qué tal eh?

Lo invito a ver La Máquina del Tiempo en “Sinergia”, por el canal 7.2, a las 2 de la tarde, le tengo una nota especial del
aniversario de la televisión.

Para recordar

250 mil personas llegaron a la casa de Juan Gabriel, en Ciudad Juárez, Chihuahua, para darle el último adiós. Ahora las cenizas ya se encuentran en el Palacio de Bellas Artes, aquí en la Ciudad de México. Donald Trump ofende a mexicanos y Peña Nieto lo invita a la casa presidencial. ¿Decisión inteligente?, ¿Quién le sacó mayor provecho a la visita? Sé que es difícil, pero no acribillemos a EPN con las vísceras, si ha de ser juzgado (incluso en las pláticas de sobremesa) que sea con la cabeza. Las cosas buenas cuentan mucho sí, lamentablemente las malas las sobrepasan por mucho y las
opacan completamente.

Viva la vida y sea feliz

Correo: kikenis@yahoo.fr

Twitter: @EnriqueParGen