imagotipo

¿Ya leíste a Virginia Woolf?

  • Profesión escritora: Andrea Balanzario

Si no tienes sus libros, este es un buen momento para comprar su obra completa, es indispensable para “leer” bien otras autoras, porque son demasiadas como para enlistarlas aquí, las escritoras, ensayistas y poetas que leyeron a Woolf. Su influencia es hoy día perceptible en la obra de muchas escritoras contemporáneas, si lees a V. Woolf comprenderás mejor las referencias, unas muy obvias, pero otras tan sutiles y tan potentes en novelas escritas por mujeres.
¿Quién fue V. Woolf?

“Adeline Virginia Stephen nació en Londres en 1882; murió al cargar las bolsas de su abrigo con piedras para luego sumergirse en las frías aguas del río Ouse en 1941. El nombre de Virginia Woolf figura junto con el de James Joyce, Thomas Mann o Franz Kafka, entre los grandes renovadores de la novela moderna. Experimentando con la estructura temporal y espacial de la narración, perfeccionó en sus novelas el monólogo interior, procedimiento por el que intenta representar los pensamientos de un personaje en su forma primigenia, en su fluir inconsciente, tal y como surgen en la mente. Algunas de sus obras más famosas, como “La señora Dalloway” publicada en un ya lejano1925, o “Al faro” en que salió de imprenta en 1927 o “Las olas” editado en 1931, ejemplifican este recurso mediante un poderoso lenguaje narrativo en el que se equilibran perfectamente el mundo racional y el irracional”. V. Woolf fue una…
Feminista original

Tal vez, su mejor y más original aportación “Woolf fue además pionera en la reflexión sobre la condición de la mujer, la identidad femenina y las relaciones de la mujer con el arte y la literatura, que desarrolló en algunos de sus ensayos; entre ellos, destaca por la repercusión que posteriormente tendría para el feminismo “Una habitación propia” (1932). No solo abordó este tema en los ensayos, sino que también lo hizo en novelas como la inquietante y misteriosa “Orlando” (1928), en la que se difuminan las diferencias entre la condición masculina y la femenina encarnadas en el protagonista, un aristócrata dotado de la facultad de transformarse en mujer. Una…
Intelectual

En un tiempo en que no estaba de moda que una mujer pensara sobre su propia existencia. “Hija de sir Leslie Stephen, distinguido crítico e historiador, Virginia Woolf creció en un ambiente frecuentado por literatos, artistas e intelectuales. Tras el fallecimiento de su padre, en 1905, se estableció con su hermana Vanessa -pintora que se casaría con el crítico Clive Bell- y sus dos hermanos en el barrio londinense de Bloomsbury, que se convirtió en centro de reunión de antiguos compañeros universitarios de su hermano mayor, entre los que figuraban intelectuales de la talla del escritor E. M. Forster, el economista J. M. Keynes y los filósofos Bertrand Russell y Ludwig Wittgenstein, y que sería conocido como el grupo de Bloomsbury. Elementos comunes de esta heterogénea elite intelectual fueron la búsqueda del conocimiento y del placer estético, entendidos como la tarea más elevada a que debe tender el individuo, así como un anticonformismo político y moral”. Su inquieta personalidad, inquieta y tal vez difícil solo le dio una…
Felicidad astillada

“Solo con la publicación de “La señora Dalloway” y “Al faro” comenzaron a elogiar los críticos su originalidad literaria. En estas obras llaman ya la atención la maestría técnica y el afán experimental de la autora, quien introducía además en la prosa novelística un estilo y unas imágenes hasta entonces más propios de la poesía. Desaparecidas la acción y la intriga, sus narraciones se esfuerzan por captar la vida cambiante e inasible de la conciencia”. Al leer a Virginia Woolf llegué a conclusión de que la felicidad es tan etérea con esquiva. No dejes de leerla, hay muchas y excelentes ediciones. Todos sus libros se consiguen en México, pero fíjate en la calidad de la traducción; una traducción demasiado ibérica, suprime mucho del placer de leerla, mejor compra traducciones más “objetivas”.