imagotipo

Zika, la no tan nueva pandemia / Sutilezas / Yolanda de la Torre V

  • Yolanda de la Torre Valdés

Si bien ha sido hasta meses y semanas recientes que el virus de zika ha causado alarma mundial, siendo trasmitido por mosquitos Aedes predominantes en climas tropicales, la enfermedad como tal fue descubierta en Uganda, África, afectando a macacos, llegando a afectar a humanos en 1952, concretamente en Uganda y Tanzania. Actualmente, el virus se ha detectado en naciones de África, Lejano Oriente Asiático y América Latina, en un principio la trasmitían mosquitos Aedes ubicados al nivel del mar, pero con el cambio climático reciente, se les ha llegado a ubicar hasta los mil 800 metros sobre el nivel del mar, lo que en el caso de México hace posible su presencia en ciudades como Cuernavaca, Morelos, ubicada a menos de una hora de la Ciudad de México.

Por el nivel de alerta global que el zika está provocando, lo primero que viene a la mente es compararle con el caso de la Influenza AH1N1, entre 2008 y 2009, recordarán ustedes que fueron aquellos tiempos en que traíamos permanentemente tapabocas, además de cargar con gel antibacterial todo el tiempo y evitar agarrar pasamanos y perillas de las puertas, supuestamente para evitar alternativas de contagio.

Las cosas en aquel entonces llegaron a un punto tal que en el caso de la capital mexicana, hoy Ciudad de México, la mayor parte de los restaurantes y centros de consumo permanecieron cerrados, lo que hizo de una alerta sanitaria, toda una alarma económica que sumada a la desaceleración de China, llevó incluso a que nuestro crecimiento nacional fuera negativo, llegando a ubicarse el PIB en menos 6.5 por ciento, la caída más fuerte de nuestra economía en los últimos 50 años por lo menos.

Actualmente, si bien no se niega lo dañinos que pueden ser virus como el chikungunya y el zika, se le dan a conocer a la población las medidas que verdaderamente se pueden tomar, como el evitar estancamientos de agua, usar manga larga y pantalones completos, además de colocarse repelente contra mosquitos y mantener de forma óptima tanto la higiene personal, como la del hogar y la de centros de trabajo, a fin de reducir a los menores estándares posibles la reproducción de ese tipo de mosquito y por tanto el daño que pueda causar.

Cabe recordar que el virus zika, que pertenece al género Flavivirus, llevan el nombre Aedes por ser de los que pican por la mañana y por la noche, además de que cuando llega a afectar a algún ser humano, genera síntomas como erupciones maculopapulares, conjuntivitis, mialgias, artralgias, malestar y dolores de cabeza que llegan a durar hasta 7 días.

En los casos en que mujeres embarazadas trasmiten la enfermedad a sus bebés en formación, éstos llegan a desarrollar microcefalia, lo que implica un muy reducido tamaño del cráneo y del cerebro.

El virus zika está causando alarma a nivel mundial a un grado tal que el presidente de Rusia, Vladimir Putin, se apartó escasamente de su acostumbrado discurso bélico y sin dejar de ser antioccidental, señaló que el virus zika es un mal que fue enviado a Rusia desde América Latina, omitiendo que el origen del mismo se encuentra en el Continente Africano, e incluso en ciertas zonas del sudeste asiático, pero se trata de rumbos con los que al menos por ahora no le interesa conflictuarse.

Sea como sea por ahora el zika preocupa por los daños a la salud que pueda provocar, así como por eventuales roces en la agenda global.
* Senadora por el Estado de Durango

yoladelatorrevaldez@hotmail.com

@yoladelatoree