imagotipo

Zona de Guerra

  • Héctor Tenorio

  • Hector Tenorio Muñoz
  • A río revuelto

El Gobierno federal tardó en salir a explicar el aumento al combustible, desde su punto de vista el  no haberlo hecho habría implicado la erogación de 200 mil millones de pesos. Según eso, la medida no es consecuencia de las Reformas Estructurales, sino de factores externos. Queda claro que la crisis de credibilidad de la administración ha sido la constante desde la desaparición de los 43 normalistas, el 26 de septiembre de 2014. Ante la opinión pública tiene un registro elocuente de fracasos que podría verse reflejado en las urnas el próximo año.

En este contexto, el gasolinazo puesto en marcha en las primeras horas del 2017 desató protestas que no tienen precedentes en nuestro país; y ésas lejos de disiparse, se han multiplicado extendiéndose a 22 Estados de la República, y ya ha cobrado lamentablemente la vida de tres personas. En un principio las expresiones de descontento social se plantearon con un carácter pacífico: cierres de carreteras de forma intermitente y de las vías de comunicación, toma de instalaciones de Pemex. Sin embargo, los ánimos terminaron desbordándose, más de mil comercios fueron saqueados y cientos de personas han sido detenidas. Por su parte, los partidos políticos cruzaron acusaciones, el PRI responsabilizó de los actos de vandalismo a Morena y al PRD, cuyos dirigentes se deslindaron y acusaron a los priístas de incitar al caos que impera. El ambiente social está tan deteriorado que no puede descartarse esa posibilidad.

La tensión llegó a la Cámara de Diputados, donde el PRI, PAN y PVEM rechazaron la posibilidad de un periodo extraordinario con el objetivo de discutir el tema. Lo único que acordaron fue la comparecencia de los secretarios de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade; de Energía, Pedro Joaquín Coldwel; del titular de Petróleos Mexicanos (Pemex), José Antonio González Anaya. Mientras, el senador Miguel Barbosa Huerta entendió los tiempos y exhortó al Presidente de la República a presentar una iniciativa de reformas a la Ley de Ingresos que permita eliminar la  impopular medida.

En este negro panorama, el Banco de México intervino en el mercado de divisas para tratar de contener la devaluación del peso frente al dólar. Además se canceló en San Luis Potosís una inversión de la Ford por mil 600 millones de dólares que crearía 2 mil 800 puestos de trabajo. El presidente electo de Estado Unidos,  Donald Trump aumentó la presión a las grandes empresas de su país para que retornen a su país las plantas de producción o ensamblaje y ayuden a crear fuentes de trabajo.

En medio del caos, resurgió el ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, al ser nombrado titular de Relaciones Exteriores. Vale pena recordar que fue el artífice de la polémica la visita de Trump a México el 31 de agosto el año pasado;  está situación provocó su salida del gabinete. Pero, en los hechos, usurpó las funciones de la entonces canciller Claudia Ruiz Massieu.

La dificultad de la nueva encomienda de Videgaray Caso es lograr que el próximo gobierno estadounidense no anule el Tratado del Libre Comercio, no expulse a millones de mexicanos ilegales y evitar pagar el muro fronterizo. A su favor, juega que el equipo del próximo mandatario estadunidense lo ve con buenos ojos como el posible abanderado de tricolor en 2018.

El actual escenario no favorecerá a ningún político, la ciudadanía los responsabiliza de lo que sucede. En este sentido, los candidatos independientes que se animen a postularse en el 2018 obtendrán buenos resultados electorales. De ser así el más perjudicado sería Andrés Manuel López Obrador, a quien se le dividirá el voto de castigo, lo que daría posibilidades al PRI de retener el poder. Ironías de la vida.

tenorio_hector@hotmail.com