/ sábado 10 de octubre de 2015

“El valle del asombro”, de Peter Brook, llega al Festival Cervantino

Guanajuato.- Cómo una persona con habilidades como la retención de memoria puede llegar a ser un fenómeno de circo, es el hilo conductor de la obra “El valle del asombro”, escrita y dirigida por el director británico Peter Brook, que se escenificó anoche en el Teatro Principal en el marco del Festival Internacional Cervantino (FIC).

La propuesta de uno de los mejores directores de escena como Peter Brook cierra la trilogía que inició en 1993 con “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero” y que siguió con “soy un fenómeno” en 1998.

Brook, junto con Marie-Helene Estienne, dirigen esta historia que tiene que ver con el tema de La ciencia del arte/El arte de la ciencia, con la retención de la memoria y la sinestesia que puede tener cualquier persona.

Tres personajes en escena y el músico Raphael Chambouvet transmiten sentimientos que van de la tristeza a la alegría sin la necesidad de una compleja escenografía, solo unas sillas y una mesa giratoria que se transforma el espacio en un consultorio médico, una oficina de un director de un periódico o un escenario de un circo.

La obra aborda el tema que para algunos puede ser un don o para otros una anormalidad como es la retención de memoria que en un principio inicia con ver muchos colores o el oler varios aromas, también es una propuesta que invita al público a involucrarse y ser parte de ella.

“El valle del asombro”, en la que participan los actores Kathryn Hunter, Marcello Magni y Héctor Flores Komatsu, narra la historia de Sammy Costas, una niña que empieza a tener visiones que a través de música puede ver varios colores y olores.

Con el paso del tiempo entra a trabajar como reportera en un periódico, donde su jefe se da cuenta del don que tiene para recordar las cosas y que puede repetir muchas palabras sin error, motivo por el cual es despedida de su trabajo.

Sammy visita a varios doctores quienes quedan sorprendidos por su capacidad de retención y le recomiendan aprovecharlo de la mejor manera; ella va a un circo y es ahí donde es contratada como un fenómeno para ser parte del gran espectáculo.

Aunque es ovacionada por el público, Sammy se siente un poco triste, porque esto no es lo que esperaba, así que regres al hospital y le propone a sus doctores algo que cambiará su vida.

La puesta en escena escrita y dirigida por Peter Brook se escenificará este sábado en el Teatro Principal, mientras que los días 14 y 15 de octubre llegará al Centro Nacional de las Artes (Cenart) en la Ciudad de México.

Cabe destacar que la labor de Brook tras una fulgurante carrera en Inglaterra desde mediados de los 40 hasta finales de los 60, durante la que comandó la Royal Opera House y la Royal Shakespeare Company exploró exhaustivamente la dramaturgia de Shakespeare convirtiéndose en una autoridad sobre el teatro isabelino. (Notimex)

Guanajuato.- Cómo una persona con habilidades como la retención de memoria puede llegar a ser un fenómeno de circo, es el hilo conductor de la obra “El valle del asombro”, escrita y dirigida por el director británico Peter Brook, que se escenificó anoche en el Teatro Principal en el marco del Festival Internacional Cervantino (FIC).

La propuesta de uno de los mejores directores de escena como Peter Brook cierra la trilogía que inició en 1993 con “El hombre que confundió a su mujer con un sombrero” y que siguió con “soy un fenómeno” en 1998.

Brook, junto con Marie-Helene Estienne, dirigen esta historia que tiene que ver con el tema de La ciencia del arte/El arte de la ciencia, con la retención de la memoria y la sinestesia que puede tener cualquier persona.

Tres personajes en escena y el músico Raphael Chambouvet transmiten sentimientos que van de la tristeza a la alegría sin la necesidad de una compleja escenografía, solo unas sillas y una mesa giratoria que se transforma el espacio en un consultorio médico, una oficina de un director de un periódico o un escenario de un circo.

La obra aborda el tema que para algunos puede ser un don o para otros una anormalidad como es la retención de memoria que en un principio inicia con ver muchos colores o el oler varios aromas, también es una propuesta que invita al público a involucrarse y ser parte de ella.

“El valle del asombro”, en la que participan los actores Kathryn Hunter, Marcello Magni y Héctor Flores Komatsu, narra la historia de Sammy Costas, una niña que empieza a tener visiones que a través de música puede ver varios colores y olores.

Con el paso del tiempo entra a trabajar como reportera en un periódico, donde su jefe se da cuenta del don que tiene para recordar las cosas y que puede repetir muchas palabras sin error, motivo por el cual es despedida de su trabajo.

Sammy visita a varios doctores quienes quedan sorprendidos por su capacidad de retención y le recomiendan aprovecharlo de la mejor manera; ella va a un circo y es ahí donde es contratada como un fenómeno para ser parte del gran espectáculo.

Aunque es ovacionada por el público, Sammy se siente un poco triste, porque esto no es lo que esperaba, así que regres al hospital y le propone a sus doctores algo que cambiará su vida.

La puesta en escena escrita y dirigida por Peter Brook se escenificará este sábado en el Teatro Principal, mientras que los días 14 y 15 de octubre llegará al Centro Nacional de las Artes (Cenart) en la Ciudad de México.

Cabe destacar que la labor de Brook tras una fulgurante carrera en Inglaterra desde mediados de los 40 hasta finales de los 60, durante la que comandó la Royal Opera House y la Royal Shakespeare Company exploró exhaustivamente la dramaturgia de Shakespeare convirtiéndose en una autoridad sobre el teatro isabelino. (Notimex)