/ domingo 16 de julio de 2017

Juchirap, raperos que defienden la cultura oaxaqueña desde la rima

Tan inseparables como los tres mosqueteros, Antonio, Carlos yCosijopi suelen caminar por la calles de Juchitán de Zaragoza,Oaxaca, para encontrar aquel juego de “charadas” que los llevea describir el contexto social a través del rap bilingüe:zapoteco y español.

Los integrantes del grupo “Juchirap” no rebasan los 22 añosy es claro que la edad poco importa para defender y preservar ladiversidad cultural y lingüística con la música. Susexpresiones, gestos y palabras dicen mucho de sus creencias,tradiciones y raíces indígenas.

En su mezcla de rimas y sonidos también transmiten su luchacontra la discriminación, un problema histórico que ha relegado alas comunidades indígenas en todos los sectores del país. Sololes basta mirar a su alrededor para escribir, armar y contarhistorias de amor, violencia, desapariciones y migración en susratos libres.

Así puede escucharse en la bomba de rimas que lanzan con lacanción bilingüe “Ladxidua Ripapa” (Mi corazón palpita),video que fue dado a conocer en marzo de 2015 a través de YouTubey que en pocos días alcanzó miles de reproducciones.

https://www.youtube.com/watch?v=IVCUsVu4lt0

 - Orígenes -

El trío de raperos se conformó hace casi cuatro años (2013).Antonio Sánchez Ruiz, de 22 años de edad, y Cosijopi Ruiz López,de 21 años, son primos. Ambos viven en la SéptimaSección de Juchitán, la zona más violenta del municipiooaxaqueño.

Antonio cuenta que él conoció el rap cuando apenas tenía ochode edad, al llegar a sus manos un disco de Vico C, un cantantepuertorriqueño que es considerado el pionero de ese géneromusical, se sintió identificado y sin querer empezó a ser partedel movimiento.

"En aquel entonces me fui a vivir a una zona arrinconada de laciudad y, cuando escuché el disco de este personaje, era como siél caminara en mi colonia y contara la historia de mis amigos yvecinos”, recuerda el estudiante de Ingeniería Civil.

Así, el joven juchiteco y su primo comezaron a escribir susprimeras canciones a partir de lo que escuchaban y veían en suJuchitán. “Todo inició como un hobby y nos empezó a atraparcada vez más”, insiste.

"Las letras de nuestras canciones son un juego ‘charadas’ enzapoteco y de todo lo que pasa; es como buscar el lado divertido alas cosas”, reitera Cosijopi, quien ahora estudia música en lacapital del estado.

Y 18 meses después (2012) conocieron a Carlos Lenin PachecoFuentes. Entonces surgió otra historia con los de “Juchirap”,cuyo nombre es la combinación de las primeras cuatro letras de“Juchitán” y la palabra “rap”. Así de simple.

Lenin, de 20 años de edad, dice que hacer música en zapotecoes como portar una “bandera propia (…); es algo natural”porque aprendieron su lengua materna con regaños de las abuelas ymadres, y acentuó que los tres desean ser una inspiración paralas nuevas generaciones de su comunidad.

"Somos tres tipos normales de un callejón, donde el zapoteco sehabla, se respira y se come. Es natural que hagamos rap de estamanera (en nuestra lengua materna)”, reitera el joven, quienestá por concluir sus estudios de preparatoria.

- Orgullo oaxaqueño -

Los oaxaqueños aseguran estar muy comprometidos con sulocalidad y, de llegar a hacer algo “grande y fuerte”, quierenque los niños de su callejón también se pongan “los guantes”para luchar por la causa y por aquellos que también han sufridodiscriminación o algún tipo de violencia.

Carlos considera que la lengua indígena de su pueblo y otrasmás están perdiéndose, unas más rápido que otras, porque lospequeños sufren burlas cuando hablan un dialecto o vistendiferente al llegar a ciudades grandes, como la de México.

"No nos vamos a quedar con los brazos cruzados, vamos hacer loque podamos, al aportar nuestro pequeño grano de arena”, subrayadespués de dar una muestra de su talento en las instalaciones delInstituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali).

https://www.youtube.com/watch?v=k-LjH0ZXgxE

De visita en la Ciudad de México, donde realizaron algunaspresentaciones y programas de radio, Cosijopi dice que en surepertorio tienen más de 100 canciones, algunas aún no salen a laluz, y “la intención es seguir haciendo rap a nuestra manera ycon nuestra lengua materna”.

"Tal vez salgan nuevos temas o videos, (pero) la cosa es seguiren esta lucha”, reitera el más serio del grupo, al añadir quecon su música han pisado diversos escenarios de Oaxaca, Puebla yla capital mexicana.

Se han presentado en el Palacio de Bellas Artes, EstruendoMultilingüe: Festival Internacional de Músicas IndígenasContemporáneas, en el Museo del Chopo, y la Feria del Libro enOaxaca, entre otros, donde con su sencillez han conquistado elcorazón de quienes los escuchan.

Tan inseparables como los tres mosqueteros, Antonio, Carlos yCosijopi suelen caminar por la calles de Juchitán de Zaragoza,Oaxaca, para encontrar aquel juego de “charadas” que los llevea describir el contexto social a través del rap bilingüe:zapoteco y español.

Los integrantes del grupo “Juchirap” no rebasan los 22 añosy es claro que la edad poco importa para defender y preservar ladiversidad cultural y lingüística con la música. Susexpresiones, gestos y palabras dicen mucho de sus creencias,tradiciones y raíces indígenas.

En su mezcla de rimas y sonidos también transmiten su luchacontra la discriminación, un problema histórico que ha relegado alas comunidades indígenas en todos los sectores del país. Sololes basta mirar a su alrededor para escribir, armar y contarhistorias de amor, violencia, desapariciones y migración en susratos libres.

Así puede escucharse en la bomba de rimas que lanzan con lacanción bilingüe “Ladxidua Ripapa” (Mi corazón palpita),video que fue dado a conocer en marzo de 2015 a través de YouTubey que en pocos días alcanzó miles de reproducciones.

https://www.youtube.com/watch?v=IVCUsVu4lt0

 - Orígenes -

El trío de raperos se conformó hace casi cuatro años (2013).Antonio Sánchez Ruiz, de 22 años de edad, y Cosijopi Ruiz López,de 21 años, son primos. Ambos viven en la SéptimaSección de Juchitán, la zona más violenta del municipiooaxaqueño.

Antonio cuenta que él conoció el rap cuando apenas tenía ochode edad, al llegar a sus manos un disco de Vico C, un cantantepuertorriqueño que es considerado el pionero de ese géneromusical, se sintió identificado y sin querer empezó a ser partedel movimiento.

"En aquel entonces me fui a vivir a una zona arrinconada de laciudad y, cuando escuché el disco de este personaje, era como siél caminara en mi colonia y contara la historia de mis amigos yvecinos”, recuerda el estudiante de Ingeniería Civil.

Así, el joven juchiteco y su primo comezaron a escribir susprimeras canciones a partir de lo que escuchaban y veían en suJuchitán. “Todo inició como un hobby y nos empezó a atraparcada vez más”, insiste.

"Las letras de nuestras canciones son un juego ‘charadas’ enzapoteco y de todo lo que pasa; es como buscar el lado divertido alas cosas”, reitera Cosijopi, quien ahora estudia música en lacapital del estado.

Y 18 meses después (2012) conocieron a Carlos Lenin PachecoFuentes. Entonces surgió otra historia con los de “Juchirap”,cuyo nombre es la combinación de las primeras cuatro letras de“Juchitán” y la palabra “rap”. Así de simple.

Lenin, de 20 años de edad, dice que hacer música en zapotecoes como portar una “bandera propia (…); es algo natural”porque aprendieron su lengua materna con regaños de las abuelas ymadres, y acentuó que los tres desean ser una inspiración paralas nuevas generaciones de su comunidad.

"Somos tres tipos normales de un callejón, donde el zapoteco sehabla, se respira y se come. Es natural que hagamos rap de estamanera (en nuestra lengua materna)”, reitera el joven, quienestá por concluir sus estudios de preparatoria.

- Orgullo oaxaqueño -

Los oaxaqueños aseguran estar muy comprometidos con sulocalidad y, de llegar a hacer algo “grande y fuerte”, quierenque los niños de su callejón también se pongan “los guantes”para luchar por la causa y por aquellos que también han sufridodiscriminación o algún tipo de violencia.

Carlos considera que la lengua indígena de su pueblo y otrasmás están perdiéndose, unas más rápido que otras, porque lospequeños sufren burlas cuando hablan un dialecto o vistendiferente al llegar a ciudades grandes, como la de México.

"No nos vamos a quedar con los brazos cruzados, vamos hacer loque podamos, al aportar nuestro pequeño grano de arena”, subrayadespués de dar una muestra de su talento en las instalaciones delInstituto Nacional de Lenguas Indígenas (Inali).

https://www.youtube.com/watch?v=k-LjH0ZXgxE

De visita en la Ciudad de México, donde realizaron algunaspresentaciones y programas de radio, Cosijopi dice que en surepertorio tienen más de 100 canciones, algunas aún no salen a laluz, y “la intención es seguir haciendo rap a nuestra manera ycon nuestra lengua materna”.

"Tal vez salgan nuevos temas o videos, (pero) la cosa es seguiren esta lucha”, reitera el más serio del grupo, al añadir quecon su música han pisado diversos escenarios de Oaxaca, Puebla yla capital mexicana.

Se han presentado en el Palacio de Bellas Artes, EstruendoMultilingüe: Festival Internacional de Músicas IndígenasContemporáneas, en el Museo del Chopo, y la Feria del Libro enOaxaca, entre otros, donde con su sencillez han conquistado elcorazón de quienes los escuchan.

Valle de México

Veloz adolescencia: esto fue lo que pasó en el accidente de Tláhuac

Cuando llegaron los familiares y vieron algunos de los cuerpos desmembrados rogaban al cielo una respuesta sobre lo ocurrido

Política

INE prohíbe debates durante intercampañas

Los candidatos a cualquier cargo de elección popular tiene prohibido participar en debates por cualquier medio, ya sea radio, televisión o redes sociales

CDMX

Investigan muerte de hombre en Torre Bancomer de Reforma

Existen dos hipótesis sobre la causa de muerte del hombre de aproximadamente 27 años

Justicia

Rescatistas de Pasta de Conchos buscan justicia a 12 años de la tragedia minera

Denuncian que la empresa selló la mina y simuló vender el terreno para evitar que salieran a la luz las verdaderas causas de la explosión

Futbol

¿Calificación o ridículo? Cruz Azul se juega la vida ante Alebrijes

Los celestes ocupan el último lugar del Grupo 2 con tres unidades

CDMX

Renuncia otro integrante de la Comisión de Reconstrucción de CDMX

Fernando Tuleda renuncia al puesto de subcomisionado de la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México, con él suman cuatro renuncias

CDMX

Gobierno de la CDMX restablecerá suministro de agua esta semana

El sistema de aguas de la ciudad informó que la falla se presentó derivado de una falla en el Sistema Lerma del Edomex

Política

INE prohíbe debates durante intercampañas

Los candidatos a cualquier cargo de elección popular tiene prohibido participar en debates por cualquier medio, ya sea radio, televisión o redes sociales

Mundo

Detienen en Guatemala a presunto narcotraficante mexicano

Fue detenido junto a otra persona del mismo origen quienes participarían en una red de clonación de tarjetas