imagotipo

Recordando al escritor Jorge Ibargüengoitia, aquí sus frases célebres

  • Redacción OEM en Línea
  • en Cultura

El escritor y periodista mexicano Jorge Ibargüengoitia, fue una figura muy importante en el mundo de la literatura hispanoamericana.

Estudió en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad  Autónoma de México, también fue Becario del Centro Mexicano de Escritores y de las fundaciones Rockefeller, Fairfield y Guggenheim.

En sus principales obras destacan novelas como “Relámpagos de Agosto”, “Una demoledora sátira de la Revolución mexicana”, la cual lo hizo merecedor del Premio Casa de las Américas. En cuentos destacan principalmente la famosa “La Ley de Herodes”, publicada en 1976.

Sus obras se caracterizaban por un alto sentido crítico, humor y por utilizar siempre la sátira e ironía.

El escritor murió en un accidente aéreo el  27 de noviembre de 1983 a los 55 años.

Entérate: Museo Universitario de Ciencias y Arte inaugura maqueta interactiva de CU

Aquí te dejamos las 10 mejores frases de Jorge Ibargüengoitia :

1. “La verdad es que mientras más enojado estoy con este país y más lejos viajo, más mexicano me siento”.

2. “El taco sudado es el Volkswagen de los tacos: práctico, bueno y económico.”

3. “¿No opina usted que el uso de guardaespaldas es indicio de que hay algo podrido en el gobierno?”

4. “Por supuesto que la paz es el respeto al derecho ajeno, en eso todos estamos de acuerdo. En lo que nadie está de acuerdo es en cuál es el derecho ajeno.”

5. “Para él el trato humano es comunicación de cerebro a cerebro, esto quiere decir, entre hombres, porque ¿quién va a saber lo que tienen en la cabeza las mujeres?”

6. “Artistas: se mueren de hambre, no se cortan las uñas y se comunican entre sí diciéndose rimas de Becquer.”

7. Lo triste o lo alegre de una historia no depende de los hechos ocurridos, sino de la actitud que tenga el que los está registrando.

8 El arte de amar se reduce a decir exactamente lo que el grado de embriaguez del momento requiera.

9. Es tan grotesco, que me produce ternura.

10. “Si no voy a cambiar al mundo, cuando menos quiero demostrar que no todo aquí es drama”.