/ domingo 30 de agosto de 2015

Ariosto Otero alista la apertura de dos murales en Costa Rica

México.- El artista mexicano Ariosto Otero Reyes prepara la apertura de dos nuevos murales, “Yamanja” y “Bribri”, en esta ocasión en Costa Rica. Los murales, que en breve serán inaugurados en aquel país centroamericano, a decir del artista, buscan continuar con esta corriente pictórica surgida en México a mediados del siglo XX, pero ahora en toda América Latina. Dedicado a sus costumbres, tradiciones, historia y cosmogonía, el mural titulado “Bribri” estará situado en la selva, en el municipio de Talamanca dentro de la misma comunidad Bribri, uno de los grupos étnicos más numerosos de Costa Rica. La obra, que tendrá 80 metros cuadrados, rinde homenaje a ese grupo étnico, cuyas viviendas, generalmente, de madera, fabricadas sobre pilotes y techadas con hojas secas, se alzan muy separadas unas de otras debido a que aprecian la independencia. “El mural, está basado en la cosmogonía de esta cultura, será una pieza de dos caras: cóncava y conexa”, dijo Otero Reyes, quien recordó que la obra surgió en 2014 cuando el presidente del Tribunal Latinoamericano del Agua lo invitó asistir a la comunidad, así como a “unos trabajos sobre la defensa del agua en Costa Rica. “Estando en la comunidad, él expresó que sería buena idea hacer un mural y al final quedó como la espinita pegada. “De tal suerte que ellos tienen un cooperativa, se mueven sobre ella, es decir, tienen una fábrica de muebles, así como un sembradío y el presidente de su sociedad cooperativa junto con el del agua, me enviaron una carta con la posibilidad de hacer ese mural”, recordó. El segundo, lleva el título “Yemanja”, y está dedicado a esta diosa del mar, que a decir del pintor, “es la diosa nigeriana de las aguas, pero fue retomada en una futurización de nuestros países en América Latina. “Es la misma Virgen de la Candelaria, es su reminiscencia, sólo que en México es de la Candelaria, pero es exactamente el mismo festejo. “Se dice que era una sirena, que salía del fondo del mar y alrededor de ella están los elementos de las selvas costarricenses pero también de los animales, de las selvas que hay en esa región junto al mar”, mencionó. El mural cuenta con un 85 por ciento de avance y aún le falta el revestimiento de materiales pétreos y objetos como conchas del mar y caracoles, entre otros. Otero agregó que aunque el muro en el se plasma está construido sobre coral, quedó al descubierto y por ahí correrá un manto de agua al rededor de la obra. “La pieza está ubicado en Puerto Viejo, en el caribe costarricense y es un terreno donde hay una especie de cabañas, además de que asiste mucho turismo ahí; se trata de una obra de diez metros cuadrados”, concluyó el creador. (Notimex)

México.- El artista mexicano Ariosto Otero Reyes prepara la apertura de dos nuevos murales, “Yamanja” y “Bribri”, en esta ocasión en Costa Rica. Los murales, que en breve serán inaugurados en aquel país centroamericano, a decir del artista, buscan continuar con esta corriente pictórica surgida en México a mediados del siglo XX, pero ahora en toda América Latina. Dedicado a sus costumbres, tradiciones, historia y cosmogonía, el mural titulado “Bribri” estará situado en la selva, en el municipio de Talamanca dentro de la misma comunidad Bribri, uno de los grupos étnicos más numerosos de Costa Rica. La obra, que tendrá 80 metros cuadrados, rinde homenaje a ese grupo étnico, cuyas viviendas, generalmente, de madera, fabricadas sobre pilotes y techadas con hojas secas, se alzan muy separadas unas de otras debido a que aprecian la independencia. “El mural, está basado en la cosmogonía de esta cultura, será una pieza de dos caras: cóncava y conexa”, dijo Otero Reyes, quien recordó que la obra surgió en 2014 cuando el presidente del Tribunal Latinoamericano del Agua lo invitó asistir a la comunidad, así como a “unos trabajos sobre la defensa del agua en Costa Rica. “Estando en la comunidad, él expresó que sería buena idea hacer un mural y al final quedó como la espinita pegada. “De tal suerte que ellos tienen un cooperativa, se mueven sobre ella, es decir, tienen una fábrica de muebles, así como un sembradío y el presidente de su sociedad cooperativa junto con el del agua, me enviaron una carta con la posibilidad de hacer ese mural”, recordó. El segundo, lleva el título “Yemanja”, y está dedicado a esta diosa del mar, que a decir del pintor, “es la diosa nigeriana de las aguas, pero fue retomada en una futurización de nuestros países en América Latina. “Es la misma Virgen de la Candelaria, es su reminiscencia, sólo que en México es de la Candelaria, pero es exactamente el mismo festejo. “Se dice que era una sirena, que salía del fondo del mar y alrededor de ella están los elementos de las selvas costarricenses pero también de los animales, de las selvas que hay en esa región junto al mar”, mencionó. El mural cuenta con un 85 por ciento de avance y aún le falta el revestimiento de materiales pétreos y objetos como conchas del mar y caracoles, entre otros. Otero agregó que aunque el muro en el se plasma está construido sobre coral, quedó al descubierto y por ahí correrá un manto de agua al rededor de la obra. “La pieza está ubicado en Puerto Viejo, en el caribe costarricense y es un terreno donde hay una especie de cabañas, además de que asiste mucho turismo ahí; se trata de una obra de diez metros cuadrados”, concluyó el creador. (Notimex)