/ viernes 4 de septiembre de 2015

CNDH promueve incorporar a las políticas públicas el enfoque de género

Hugo Hernández/El Sol de México México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) promueve que se incorpore, a las políticas públicas, el enfoque de género, para que se tome en cuenta las necesidades de las mujeres indígenas del país al reconocer la condición de discriminación múltiple que enfrenta ese sector poblacional. Por ello, la CNDH refrenda su compromiso permanente por la protección efectiva de los derechos de las mujeres indígenas en nuestro país, que se tome en cuenta las necesidades de las destinatarias y adopte una visión integral que trate todos los aspectos que las afectan directamente. En ocasión del Día Internacional de la Mujer Indígena (5 de septiembre), el organismo público autónomo reconoce que la situación de nuestras mujeres indígenas es compleja, ya que enfrentan una triple discriminación histórica basada en su sexo, su condición de pobreza y el grupo poblacional al que pertenecen. La CNDH actúa como vínculo entre la sociedad y los servidores públicos para fomentar el respeto a los derechos humanos, incluidos los de los pueblos y comunidades indígenas, con especial énfasis en las mujeres, cuyos derechos son más susceptibles de violentarse por su situación de vulnerabilidad. La CNDH conoce de quejas e inconformidades por violaciones a los derechos humanos de mujeres indígenas, así como también promueve y difunde sus derechos humanos a través de conversatorios, seminarios, cursos, foros, congresos, distribución de material, entre otras actividades, con el propósito de consolidar una cultura de respeto a los derechos fundamentales de ese sector de la población. En ocasión de esta fecha conmemorativa, la Comisión Nacional impartió en San Felipe del Progreso, estado de México, una conferencia especializada sobre los derechos de las mujeres indígenas, en colaboración con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), para impulsar y dar mayor reconocimiento a las mujeres de esa comunidad mazahua, brindándoles además las herramientas que les permitan exigir y hacer valer sus derechos.

Hugo Hernández/El Sol de México México.- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) promueve que se incorpore, a las políticas públicas, el enfoque de género, para que se tome en cuenta las necesidades de las mujeres indígenas del país al reconocer la condición de discriminación múltiple que enfrenta ese sector poblacional. Por ello, la CNDH refrenda su compromiso permanente por la protección efectiva de los derechos de las mujeres indígenas en nuestro país, que se tome en cuenta las necesidades de las destinatarias y adopte una visión integral que trate todos los aspectos que las afectan directamente. En ocasión del Día Internacional de la Mujer Indígena (5 de septiembre), el organismo público autónomo reconoce que la situación de nuestras mujeres indígenas es compleja, ya que enfrentan una triple discriminación histórica basada en su sexo, su condición de pobreza y el grupo poblacional al que pertenecen. La CNDH actúa como vínculo entre la sociedad y los servidores públicos para fomentar el respeto a los derechos humanos, incluidos los de los pueblos y comunidades indígenas, con especial énfasis en las mujeres, cuyos derechos son más susceptibles de violentarse por su situación de vulnerabilidad. La CNDH conoce de quejas e inconformidades por violaciones a los derechos humanos de mujeres indígenas, así como también promueve y difunde sus derechos humanos a través de conversatorios, seminarios, cursos, foros, congresos, distribución de material, entre otras actividades, con el propósito de consolidar una cultura de respeto a los derechos fundamentales de ese sector de la población. En ocasión de esta fecha conmemorativa, la Comisión Nacional impartió en San Felipe del Progreso, estado de México, una conferencia especializada sobre los derechos de las mujeres indígenas, en colaboración con la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), para impulsar y dar mayor reconocimiento a las mujeres de esa comunidad mazahua, brindándoles además las herramientas que les permitan exigir y hacer valer sus derechos.