/ sábado 12 de marzo de 2016

Chapultepec, posición estratégica para los mexicas

El significado de Chapultepec para México Tenochtitlan fue descrito por don Miguel León Portilla en su ensayo inédito "Chapultepec en la literatura náhuatl" en el que cita varios escritos nahuas: Leyendas, poemas y relatos históricos provenientes de fuentes como los códices Matritense y Florentino y los Anales de Cuatitlán.

El texto fue leído por Salvador Rueda Smithers, director del Museo Nacional de Historia, que también tiene como fuentes históricas varias colecciones de Cantares Mexicanos, las Relaciones de Chimalpahin Cuauhtlehuanitzin, así como de las figuras y glifos de manuscritos como la Tira de la Peregrinación, Azcatitlan y Vaticano A, entre otros.

En el marco de la conferencia "Chapultepec en la historia", se dio cuenta de los testimonios que van desde los tiempos del mito de los dioses de la lluvia en ese lugar, el recuerdo del esplendor azteca, hasta llegar a los días de la Conquista.

[caption id="attachment_149692" align="aligncenter" width="615"] Chapultepec ha jugado un papel estratégico en la vida de la Ciudad de México, desde las épocas prehispánicas y novohispana cuando sus fuentes de agua dieron vida a la metrópoli.[/caption]

Por su parte, el director del Museo de Historia Nacional afirmó que Chapultepec ha jugado un papel estratégico en la vida de la Ciudad de México, desde las épocas prehispánicas y novohispana cuando sus fuentes de agua dieron vida a la metrópoli y luego fue escenario de hechos históricos para la vida nacional.

Informó que las piedras del adoratorio de la cima del cerro del Chapulín sirvieron para levantar una pequeña capilla dedicada a San Miguel Arcángel.

En el Castillo de Chapultepec, resaltó que el control del agua corriente y fresca del bosque fue el secreto de la fuerza mexica para el crecimiento de Tenochtitlan, pero también fue factor de su derrota final a manos del español Hernán Cortés, quien cortó el acueducto que surtía de líquido a la ciudad.

"La sed provocó la rendición de los mexicas, en el episodio que sería el fin de la civilización indígena prehispánica y el principio del periodo virreinal", expresó Rueda Smithers, quien agregó que durante esa época histórica ingenieros y artesanos construyeron el acueducto virreinal, que junto con la capilla, según pinturas y planos de los siglos XVI y XVII, fueron signos de identidad geográfica, "los símbolos de Chapultepec".

[caption id="attachment_149690" align="aligncenter" width="400"] El control del agua corriente y fresca del bosque fue el secreto de la fuerza mexica para el crecimiento de Tenochtitlan.[/caption]

Recordó que en 1847, durante la invasión de Estados Unidos, Chapultepec fue el último escenario de la batalla del 13 de septiembre y dos años después el castillo se volvió a levantar, junto con el Colegio Militar. El alcázar fue residencia de Maximiliano y Carlota, entre 1864 y 1867 durante su trágica aventura como emperadores de México, quienes lo rebautizaron como el Palacio de Miravalle, muy en deuda con su Castillo de Miramar.

Otro de los huéspedes importantes del edificio histórico fue don Porfirio Díaz, quien utilizó la parte alta del castillo y el comedor como áreas residenciales y de Gobierno. "No menos dramático fue el paso del presidente Francisco I. Madero por el Castillo de Chapultepec, de donde salió con los cadetes del Colegio Militar al inicio del Golpe de Estado que le causaría la muerte. Este suceso se conoce como la Marcha de la Lealtad", expuso Rueda Smithers.

[caption id="attachment_149691" align="aligncenter" width="400"] Porfirio Díaz, quien utilizó la parte alta del castillo y el comedor como áreas residenciales y de Gobierno.[/caption]

Finalmente, el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia dio a conocer que por decreto de Lázaro Cárdenas, en 1939, el Castillo de Chapultepec se abrió “al pueblo mexicano”, y se dio origen al Museo Nacional de Historia; “pasó de ser residencia de presidentes a repositorio de la memoria histórica de México”.

/arm

El significado de Chapultepec para México Tenochtitlan fue descrito por don Miguel León Portilla en su ensayo inédito "Chapultepec en la literatura náhuatl" en el que cita varios escritos nahuas: Leyendas, poemas y relatos históricos provenientes de fuentes como los códices Matritense y Florentino y los Anales de Cuatitlán.

El texto fue leído por Salvador Rueda Smithers, director del Museo Nacional de Historia, que también tiene como fuentes históricas varias colecciones de Cantares Mexicanos, las Relaciones de Chimalpahin Cuauhtlehuanitzin, así como de las figuras y glifos de manuscritos como la Tira de la Peregrinación, Azcatitlan y Vaticano A, entre otros.

En el marco de la conferencia "Chapultepec en la historia", se dio cuenta de los testimonios que van desde los tiempos del mito de los dioses de la lluvia en ese lugar, el recuerdo del esplendor azteca, hasta llegar a los días de la Conquista.

[caption id="attachment_149692" align="aligncenter" width="615"] Chapultepec ha jugado un papel estratégico en la vida de la Ciudad de México, desde las épocas prehispánicas y novohispana cuando sus fuentes de agua dieron vida a la metrópoli.[/caption]

Por su parte, el director del Museo de Historia Nacional afirmó que Chapultepec ha jugado un papel estratégico en la vida de la Ciudad de México, desde las épocas prehispánicas y novohispana cuando sus fuentes de agua dieron vida a la metrópoli y luego fue escenario de hechos históricos para la vida nacional.

Informó que las piedras del adoratorio de la cima del cerro del Chapulín sirvieron para levantar una pequeña capilla dedicada a San Miguel Arcángel.

En el Castillo de Chapultepec, resaltó que el control del agua corriente y fresca del bosque fue el secreto de la fuerza mexica para el crecimiento de Tenochtitlan, pero también fue factor de su derrota final a manos del español Hernán Cortés, quien cortó el acueducto que surtía de líquido a la ciudad.

"La sed provocó la rendición de los mexicas, en el episodio que sería el fin de la civilización indígena prehispánica y el principio del periodo virreinal", expresó Rueda Smithers, quien agregó que durante esa época histórica ingenieros y artesanos construyeron el acueducto virreinal, que junto con la capilla, según pinturas y planos de los siglos XVI y XVII, fueron signos de identidad geográfica, "los símbolos de Chapultepec".

[caption id="attachment_149690" align="aligncenter" width="400"] El control del agua corriente y fresca del bosque fue el secreto de la fuerza mexica para el crecimiento de Tenochtitlan.[/caption]

Recordó que en 1847, durante la invasión de Estados Unidos, Chapultepec fue el último escenario de la batalla del 13 de septiembre y dos años después el castillo se volvió a levantar, junto con el Colegio Militar. El alcázar fue residencia de Maximiliano y Carlota, entre 1864 y 1867 durante su trágica aventura como emperadores de México, quienes lo rebautizaron como el Palacio de Miravalle, muy en deuda con su Castillo de Miramar.

Otro de los huéspedes importantes del edificio histórico fue don Porfirio Díaz, quien utilizó la parte alta del castillo y el comedor como áreas residenciales y de Gobierno. "No menos dramático fue el paso del presidente Francisco I. Madero por el Castillo de Chapultepec, de donde salió con los cadetes del Colegio Militar al inicio del Golpe de Estado que le causaría la muerte. Este suceso se conoce como la Marcha de la Lealtad", expuso Rueda Smithers.

[caption id="attachment_149691" align="aligncenter" width="400"] Porfirio Díaz, quien utilizó la parte alta del castillo y el comedor como áreas residenciales y de Gobierno.[/caption]

Finalmente, el investigador del Instituto Nacional de Antropología e Historia dio a conocer que por decreto de Lázaro Cárdenas, en 1939, el Castillo de Chapultepec se abrió “al pueblo mexicano”, y se dio origen al Museo Nacional de Historia; “pasó de ser residencia de presidentes a repositorio de la memoria histórica de México”.

/arm