/ lunes 21 de marzo de 2016

Desarrollan en la UNAM proyecto para preservar y difundir juegos autóctonos

OEM en línea

México.- El deporte y los juegos autóctonos tradicionalesmexicanos son una importante fuente generadora de vínculoscomunitarios y de amistad. Promueven el sano esparcimiento ycompetencia de habilidades entre los individuos, liberan estrés,alegran, generan pasiones, entretienen y desarrollan capacidadescognitivas como la memoria, la concentración, así como el uso deestrategias o destrezas físicas y mentales.

En México se cuenta con múltiples variantes de juegos ycompetencias para niños, tanto físicos y de estrategia, comonemotécnicos, o bien el clásico juego de la pelota (purépecha,de guerrero, mixteca, tarahumara y de Sinaloa), los juegos de azar,habilidad técnica (en algunos casos) y destreza mental(purépecha, nahuas, tarahumaras, kumiai, papai y mayas), afirmóAlejandro Olmos Curiel, profesor de la Escuela Nacional de EstudiosSuperiores (ENES) unidad Morelia de la UNAM.

Al hablar sobre el proyecto “Tradiciones lúdicas”, indicóque el propósito es analizar, investigar, rescatar, promover ydifundir estas artes tangibles e intangibles como parte de nuestropatrimonio cultural nacional.

En el caso concreto de Michoacán, los niños aún jueganpeleche, gato, canicas, balero y rayuela, entre otros. También,las personas de cualquier sexo y edad practican las pelotas detrapo, de piedra, de fuego y tarasca.

Además, añadió, se realizan juegos de azar y destreza mentalmuy arraigados, como el Tembeni Iumu, entre las comunidades de laCiénega de Zacapu; el K’uilichi Ch’anakua, en la mesetatarasca; o el Palillo, en Zinapécuaro.

El especialista en arte prehispánico en México explicó quelas tradiciones lúdicas son el conjunto de costumbres y prácticassociales en torno a actividades de libre esparcimiento, previamentereglamentadas, y en torno a las cuales existen creencias, mitos yvalores, así como evidencias materiales arqueológicas,históricas y etnográficas.

Las comunidades indígenas son las principales promotoras deestos juegos y tradiciones lúdicas y si bien en algunos casosexisten algunos en peligro de desaparecer, cada vez más sereafirma su arraigo, subrayó.

En esta labor de preservación también participan institucioneseducativas como la UNAM, a través de investigaciones; entidadesgubernamentales que dan apoyo económico para llevar a cabo torneosy asociaciones civiles, como la Federación Mexicana de Juegos yDeportes Tradicionales A.C., quienes organizan campeonatosnacionales.

El proyecto

“Generamos una base de datos para registrar las reglas dejuego, investigar evidencias arqueológicas relacionadas, fuentesdocumentales, realizar analogías etnohistóricas y etnográficas,así como cursos y talleres entre estudiantes, abiertos al públicoen general”, comentó.

“También nos dedicamos a la producción artesanal de tablerosy palillos, para el caso de juegos de azar y destreza mental, ycontemplamos incluso la creación de bastones y pelotas parapracticar en nuestras instalaciones el tradicional uarukua”(‘pelota de trapo y fuego’), subrayó.

“Nos proponemos concretar publicaciones académicas, enlacesinterinstitucionales y de vinculación comunitaria para lageneración de proyectos de bien común y para la vida académicade la ENES Morelia”, subrayó.

Olmos Curiel comentó que el proyecto lo realiza en conjunto conel académico Félix Lerma, dentro del Laboratorio de Historia delArte, y que esta investigación se vincula con otras dosdenominadas “Materiales didácticos” (creaciones nuevas) y“Arqueología experimental” (recreaciones).

Hasta ahora, apuntó, hemos identificado más de 40 piedrasgrabadas en Michoacán con este tipo de juegos de azar y destrezamental, así como su representación en distintos códicesmixteco-zapotecos y varias descripciones de cronistas durante laépoca colonial.

De igual manera, hemos contrastado el caso del K’uilichiCh’anakua con otra clase de juegos similares como el TambeniIumu, el Patolli (mexica) y el Bull (maya). De todos estos hemosidentificado relaciones con el sistema calendárico mesoamericano,así como implicaciones cosmogónicas y arqueoastronómicas,concluyó.

/ADM

OEM en línea

México.- El deporte y los juegos autóctonos tradicionalesmexicanos son una importante fuente generadora de vínculoscomunitarios y de amistad. Promueven el sano esparcimiento ycompetencia de habilidades entre los individuos, liberan estrés,alegran, generan pasiones, entretienen y desarrollan capacidadescognitivas como la memoria, la concentración, así como el uso deestrategias o destrezas físicas y mentales.

En México se cuenta con múltiples variantes de juegos ycompetencias para niños, tanto físicos y de estrategia, comonemotécnicos, o bien el clásico juego de la pelota (purépecha,de guerrero, mixteca, tarahumara y de Sinaloa), los juegos de azar,habilidad técnica (en algunos casos) y destreza mental(purépecha, nahuas, tarahumaras, kumiai, papai y mayas), afirmóAlejandro Olmos Curiel, profesor de la Escuela Nacional de EstudiosSuperiores (ENES) unidad Morelia de la UNAM.

Al hablar sobre el proyecto “Tradiciones lúdicas”, indicóque el propósito es analizar, investigar, rescatar, promover ydifundir estas artes tangibles e intangibles como parte de nuestropatrimonio cultural nacional.

En el caso concreto de Michoacán, los niños aún jueganpeleche, gato, canicas, balero y rayuela, entre otros. También,las personas de cualquier sexo y edad practican las pelotas detrapo, de piedra, de fuego y tarasca.

Además, añadió, se realizan juegos de azar y destreza mentalmuy arraigados, como el Tembeni Iumu, entre las comunidades de laCiénega de Zacapu; el K’uilichi Ch’anakua, en la mesetatarasca; o el Palillo, en Zinapécuaro.

El especialista en arte prehispánico en México explicó quelas tradiciones lúdicas son el conjunto de costumbres y prácticassociales en torno a actividades de libre esparcimiento, previamentereglamentadas, y en torno a las cuales existen creencias, mitos yvalores, así como evidencias materiales arqueológicas,históricas y etnográficas.

Las comunidades indígenas son las principales promotoras deestos juegos y tradiciones lúdicas y si bien en algunos casosexisten algunos en peligro de desaparecer, cada vez más sereafirma su arraigo, subrayó.

En esta labor de preservación también participan institucioneseducativas como la UNAM, a través de investigaciones; entidadesgubernamentales que dan apoyo económico para llevar a cabo torneosy asociaciones civiles, como la Federación Mexicana de Juegos yDeportes Tradicionales A.C., quienes organizan campeonatosnacionales.

El proyecto

“Generamos una base de datos para registrar las reglas dejuego, investigar evidencias arqueológicas relacionadas, fuentesdocumentales, realizar analogías etnohistóricas y etnográficas,así como cursos y talleres entre estudiantes, abiertos al públicoen general”, comentó.

“También nos dedicamos a la producción artesanal de tablerosy palillos, para el caso de juegos de azar y destreza mental, ycontemplamos incluso la creación de bastones y pelotas parapracticar en nuestras instalaciones el tradicional uarukua”(‘pelota de trapo y fuego’), subrayó.

“Nos proponemos concretar publicaciones académicas, enlacesinterinstitucionales y de vinculación comunitaria para lageneración de proyectos de bien común y para la vida académicade la ENES Morelia”, subrayó.

Olmos Curiel comentó que el proyecto lo realiza en conjunto conel académico Félix Lerma, dentro del Laboratorio de Historia delArte, y que esta investigación se vincula con otras dosdenominadas “Materiales didácticos” (creaciones nuevas) y“Arqueología experimental” (recreaciones).

Hasta ahora, apuntó, hemos identificado más de 40 piedrasgrabadas en Michoacán con este tipo de juegos de azar y destrezamental, así como su representación en distintos códicesmixteco-zapotecos y varias descripciones de cronistas durante laépoca colonial.

De igual manera, hemos contrastado el caso del K’uilichiCh’anakua con otra clase de juegos similares como el TambeniIumu, el Patolli (mexica) y el Bull (maya). De todos estos hemosidentificado relaciones con el sistema calendárico mesoamericano,así como implicaciones cosmogónicas y arqueoastronómicas,concluyó.

/ADM

Sociedad

Consejo de Género de la OEM: Medios deben evitar la gordofobia

Especialistas coincidieron en que la industria tiene que servir para acabar con los estereotipos corporales

Sociedad

Cárteles usan redes para propaganda

La Alianza Contra el Delito en Línea señala en un informe que cárteles mexicanos se ufanan de sus acciones delincuenciales en Facebook, Twitter y YouTube

CDMX

Incrementa la violencia de género en CDMX

La alcaldía Cuauhtémoc es la que lidera, de las 16 existentes, delitos como violación, violencia familiar y de género

Sociedad

Bajo Observación | ¿Dónde está siendo más intensa la pandemia?

La Secretaría de Salud reportó 18 mil 911 nuevos contagios confirmados de Covid-19 en las últimas 24 horas

Sociedad

#Data | 2020, el año con menos accidentes de tránsito en dos décadas

Los eventos de tránsito que más registraron reducciones año contra año fueron los atropellamientos, las colisiones entre autos, y las caídas de pasajeros en el transporte público

Sociedad

Medicinas llegan a cuentagotas a hospitales

Para el 27 de agosto los nosocomios contarán con un tercio de recursos médicos adquiridos con la UNOPS

Sociedad

Consejo de Género de la OEM: Medios deben evitar la gordofobia

Especialistas coincidieron en que la industria tiene que servir para acabar con los estereotipos corporales

Gossip

“Bule, bule el especial”, se transmitirá por streaming este 8 de agosto

Bule, bule el musical realizada hace siete años con Hiromi en el papel estelar, estará en streaming

Gossip

Mijares, Lucero e Itatí Cantoral serán los jueces del nuevo reality “El retador”

La emisión, que será conducida por Consuelo Duval y el youtuber Berth Oh