/ lunes 7 de diciembre de 2015

El TEPJF se adhiere a la campaña He For She de ONU Mujeres

OEM en línea

Ciudad de México.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se adhirió a la campaña internacional He for She de la Organización de Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres) y reafirmó su compromiso por una sociedad igualitaria como base de una sociedad de derechos.

Constancio Carrasco Daza, magistrado presidente del TEPJF y Ana Güemez, representante de ONU Mujeres en México encabezaron la ceremonia de adhesión de los Magistrados electorales de la Sala Superior al movimiento solidario para la igualdad de género, en el auditorio José Luis de la Peza de este órgano jurisdiccional, acompañados por la magistrada María del Carmen Alanis y los magistrados Manuel González Oropeza y Pedro Esteban Penagos López.

El magistrado presidente, Constancio Carrasco Daza, explicó que en el orden estrictamente jurisdiccional, en México, la participación de las mujeres en política ha obligado a los partidos a dar cabida efectiva en el ejercicio pleno de sus derechos de votar y ser votadas a cargos de elección popular.

Precisó que el proyecto He for she pone el acento en concientizar a toda la sociedad, en que la erradicación de toda forma de violencia y discriminación contra las mujeres no es una asignatura que corresponda sólo a las mujeres. Sin duda, impone una consciencia y vocación integral.

La perspectiva igualitaria se incluyó en la reforma constitucional, al garantizar el principio de paridad de género en las candidaturas a diputaciones federales y locales y la línea jurisprudencial del Tribunal Electoral se fortaleció través del principio de igualdad horizontal y vertical; vertiente que ha sido fundamental en las candidaturas a los cargos en los ayuntamientos, dado que en el país existen 2 mil 457 ayuntamientos que constituyen el corazón de la organización administrativa y política en nuestro país.

Por otro lado, expresó el Magistrado Presidente que existe un aspecto de la vida pública, en el cual, la discriminación contra la mujer adquiere su faceta más cruel: la falta de readaptación social de las mujeres en prisión, ya sea por prisión preventiva o por la compurgación de penas, ámbito de la vida social que hoy impone la implementación de una irrenunciable garantía a su favor por todas las autoridades del Estado.

Reseñó como en el Tribunal Electoral se ha venido cincelando, a través de la jurisprudencia el reconocimiento de los derechos políticos de personas privadas preventivamente de la libertad, pero únicamente ha podido consolidar en casos aislados que llegan al tribunal, con lo que la situación de desigualdad se mantiene, dado que aquellas mujeres que se encuentran en prisión, pero no ejercen el juicio para la protección de derechos políticos de los ciudadanos, siguen siendo afectadas en la medida que no se logran tutelar sus derechos políticos, particularmente, el de votar, indispensable de ser asegurado en una sociedad de derechos.

Por su parte, Ana Güemez, hizo un reconocimiento a la ampliación de los derechos de las mujeres en los marcos jurídicos, lo que se ha llamado “igualdad ante la ley. Han reducido la brecha. Muchos países han convertido la violencia contra mujeres en delito, esas son buenas noticias”.

“Se tiene que llegar a 2030 con un planeta 50-50, ampliando oportunidades y aumentando la participación en todos los procesos de desarrollo. Todos los países en América Latina y El Caribe han ratificado la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres y han sido pioneros en adoptar la Convención Interamericana Para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, expresó.

Güemez dijo que a la fecha se han unido al movimiento más de 560 mil hombres en el mundo y en México cerca de 16 mil. “Queremos sumar a 55 millones de mexicanos a este compromiso”, añadió.

La adhesión a la campaña He for She, se suma a las acciones del Tribunal Electoral para maximizar los derechos políticos de las mujeres y de asegurar las condiciones que permitan materializar la igualdad sustantiva, no sólo material.

Entre ellas destacan la emisión de tesis y jurisprudencias de paridad de género en concordancia con el artículo 41 de la Constitución Política y el reconocimiento de la paridad horizontal en la integración de candidaturas a cargos de elección popular, en todos los niveles.

Se compromete TEPJF a realizar acciones para garantizar el principio de paridad

Para garantizar el principio de paridad de género y las mejores condiciones de desarrollo, el TEPJF asumió los compromisos siguientes: Inscribir el principio de paridad de género como eje rector en todas las etapas de la carrera judicial, desde el ingreso, la promoción y el desarrollo; incorporar acciones afirmativas que permitan a las mujeres trabajadoras, especialmente a las madres, contender para el ingreso y promoción a la carrera judicial; y generar condiciones laborales que permitan conciliar el desarrollo profesional y la vida familiar.

A través de acciones afirmativas, el TEPJF desarrolla procesos de actualización y profesionalización que generen igualdad de condiciones para el ingreso a la carrera judicial; licencias; horarios escalonados; capacitación, formación y preparación integral para los exámenes; mecanismos incluyentes en las convocatorias; y acciones, programas y medidas que aseguren la paridad para cubrir vacantes.

Asimismo, para conciliar el desarrollo profesional y la vida laboral se prevén espacios físicos con el equipamiento necesario para la lactancia y la asistencia infantil de hijas e hijos de mujeres trabajadoras que cursen educación primaria, cuando no asistan al centro escolar.

A la adhesión electrónica del Magistrado Presidente y los Magistrados de la Sala Superior se sumaron los Magistrados de las Salas Regionales de Guadalajara, Xalapa, Monterrey, Distrito Federal y Especializada, así como personal del TEPJF.

/ADM

OEM en línea

Ciudad de México.- El Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) se adhirió a la campaña internacional He for She de la Organización de Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de la Mujer (ONU Mujeres) y reafirmó su compromiso por una sociedad igualitaria como base de una sociedad de derechos.

Constancio Carrasco Daza, magistrado presidente del TEPJF y Ana Güemez, representante de ONU Mujeres en México encabezaron la ceremonia de adhesión de los Magistrados electorales de la Sala Superior al movimiento solidario para la igualdad de género, en el auditorio José Luis de la Peza de este órgano jurisdiccional, acompañados por la magistrada María del Carmen Alanis y los magistrados Manuel González Oropeza y Pedro Esteban Penagos López.

El magistrado presidente, Constancio Carrasco Daza, explicó que en el orden estrictamente jurisdiccional, en México, la participación de las mujeres en política ha obligado a los partidos a dar cabida efectiva en el ejercicio pleno de sus derechos de votar y ser votadas a cargos de elección popular.

Precisó que el proyecto He for she pone el acento en concientizar a toda la sociedad, en que la erradicación de toda forma de violencia y discriminación contra las mujeres no es una asignatura que corresponda sólo a las mujeres. Sin duda, impone una consciencia y vocación integral.

La perspectiva igualitaria se incluyó en la reforma constitucional, al garantizar el principio de paridad de género en las candidaturas a diputaciones federales y locales y la línea jurisprudencial del Tribunal Electoral se fortaleció través del principio de igualdad horizontal y vertical; vertiente que ha sido fundamental en las candidaturas a los cargos en los ayuntamientos, dado que en el país existen 2 mil 457 ayuntamientos que constituyen el corazón de la organización administrativa y política en nuestro país.

Por otro lado, expresó el Magistrado Presidente que existe un aspecto de la vida pública, en el cual, la discriminación contra la mujer adquiere su faceta más cruel: la falta de readaptación social de las mujeres en prisión, ya sea por prisión preventiva o por la compurgación de penas, ámbito de la vida social que hoy impone la implementación de una irrenunciable garantía a su favor por todas las autoridades del Estado.

Reseñó como en el Tribunal Electoral se ha venido cincelando, a través de la jurisprudencia el reconocimiento de los derechos políticos de personas privadas preventivamente de la libertad, pero únicamente ha podido consolidar en casos aislados que llegan al tribunal, con lo que la situación de desigualdad se mantiene, dado que aquellas mujeres que se encuentran en prisión, pero no ejercen el juicio para la protección de derechos políticos de los ciudadanos, siguen siendo afectadas en la medida que no se logran tutelar sus derechos políticos, particularmente, el de votar, indispensable de ser asegurado en una sociedad de derechos.

Por su parte, Ana Güemez, hizo un reconocimiento a la ampliación de los derechos de las mujeres en los marcos jurídicos, lo que se ha llamado “igualdad ante la ley. Han reducido la brecha. Muchos países han convertido la violencia contra mujeres en delito, esas son buenas noticias”.

“Se tiene que llegar a 2030 con un planeta 50-50, ampliando oportunidades y aumentando la participación en todos los procesos de desarrollo. Todos los países en América Latina y El Caribe han ratificado la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra las mujeres y han sido pioneros en adoptar la Convención Interamericana Para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, expresó.

Güemez dijo que a la fecha se han unido al movimiento más de 560 mil hombres en el mundo y en México cerca de 16 mil. “Queremos sumar a 55 millones de mexicanos a este compromiso”, añadió.

La adhesión a la campaña He for She, se suma a las acciones del Tribunal Electoral para maximizar los derechos políticos de las mujeres y de asegurar las condiciones que permitan materializar la igualdad sustantiva, no sólo material.

Entre ellas destacan la emisión de tesis y jurisprudencias de paridad de género en concordancia con el artículo 41 de la Constitución Política y el reconocimiento de la paridad horizontal en la integración de candidaturas a cargos de elección popular, en todos los niveles.

Se compromete TEPJF a realizar acciones para garantizar el principio de paridad

Para garantizar el principio de paridad de género y las mejores condiciones de desarrollo, el TEPJF asumió los compromisos siguientes: Inscribir el principio de paridad de género como eje rector en todas las etapas de la carrera judicial, desde el ingreso, la promoción y el desarrollo; incorporar acciones afirmativas que permitan a las mujeres trabajadoras, especialmente a las madres, contender para el ingreso y promoción a la carrera judicial; y generar condiciones laborales que permitan conciliar el desarrollo profesional y la vida familiar.

A través de acciones afirmativas, el TEPJF desarrolla procesos de actualización y profesionalización que generen igualdad de condiciones para el ingreso a la carrera judicial; licencias; horarios escalonados; capacitación, formación y preparación integral para los exámenes; mecanismos incluyentes en las convocatorias; y acciones, programas y medidas que aseguren la paridad para cubrir vacantes.

Asimismo, para conciliar el desarrollo profesional y la vida laboral se prevén espacios físicos con el equipamiento necesario para la lactancia y la asistencia infantil de hijas e hijos de mujeres trabajadoras que cursen educación primaria, cuando no asistan al centro escolar.

A la adhesión electrónica del Magistrado Presidente y los Magistrados de la Sala Superior se sumaron los Magistrados de las Salas Regionales de Guadalajara, Xalapa, Monterrey, Distrito Federal y Especializada, así como personal del TEPJF.

/ADM