/ jueves 13 de octubre de 2016

El niño terrible: Erik Rivera... imparable en provincia

POR MARÍA ESTHER BELTRÁN Paso a paso, el artista Erik Riveraconocido como “El niño terrible”, se abre paso en las ArtesVisuales con su obra que se caracteriza por presentar diversostemas con imágenes de niños de grandes ojos.

En este año, 2016, ha sido de gran esfuerzo se ha presentado endiversas galerías y eventos nacionales tanto en la ciudad deMéxico como en diversas ciudades del interior de la República.Tal como sucede en estas semanas, Rivera presenta dosexposiciones.

La primera es en el Centro Cultural Universitario de laUniversidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, dentrodel marco de su centenario.

Muestra 36 óleos sobre tela de divertidos y reconociblesretratos de héroes e ídolos. Rivera quien se dedica al retratotomando como base la ilustración infantil para explorar lapersonalidad, diversidad sexual, temas de adultos como rostros deniños expresa:

“Mis niños ya han sido adultos, se trata de reencontrar alniño interior dentro de la vida adulta. En Morelia presentó unaserie de 36 obras divididas en cuatro partes que reúnen susídolos/héroes. La primera trata de pequeños grandes héroesnacionales de la historia mexicana retratados con la inocenciacaracterística de su obra, un José María Morelos (producido exprofeso para ésta exposición), un Benito Juárez, Maximiliano yCarlota y los mismos Niños Héroes de Chapultepec se presentan ose divierten a lado de una segunda serie de héroes y antihéroesreligiosos, un Sagrado Corazón, un San Pedro, un Arcángel Miguely un San Sebastián pasado de peso pero a la vez un terroristamusulmán y un pequeño Hitler pidiendo calaverita. El tercerbloque trata de héroes paganos, personajes y dioses griegos que elartista funde en su propia temática un Aquiles, una Medusa yalgunos dioses griegos. Finalizando con una pequeña serie deretratos heroicos por la diversidad sexual, como es el duetoespañol Fangoria, el cantante pop-punk Galo Santo y el directordel grupo danza gay La Cebra José Rivera”.

La segunda exposición es La niña de mis ojos al respecto LuisRius Caso, encargado del Museo Mural Diego Rivera indica que:“Glosar a Frida en la actualidad, desde la pintura, exige,entonces, teniendo en cuenta el universo de tributos que desde hacedécadas la distingue, notables dotes de inventiva y originalidad.Como las que demuestra Erik Rivera en el magnífico conjunto de 31óleos de pequeño y mediano formato, que componen la muestra Laniña de mis ojos, que aquí se presenta. El agrandamiento de losojos de los modelos representados es una característica de esteartista, quien invita a mediante este recurso a una recepción apartir de la mirada niña que renueve tanto a la obra como alespectador.

Fresca, límpida, iluminada con la inocencia infantil, la miradade Frida nos traslada a un campo perceptivo complejo, el cual estáregido por lo que reconocemos, pero también por algo nuevo queresulta tan desconcertante como atractivo. Los símbolos devienensignos con cualidades diferentes, que otorgan diversidad a loreconocible. Quizá varios de los autorretratos de Frida seencuentran desdramatización, abiertos a un espectro más amplio desensaciones. Sin embargo, otro gran mérito de Erik Rivera es el derespetar el alma de las obras, su intensidad y el esfuerzointrospectivo que les dio origen. Celebro que este notable artistaentable este diálogo, que nos provoca una sonrisa complacida y unareflexión en torno a esta gran pintora”.

POR MARÍA ESTHER BELTRÁN Paso a paso, el artista Erik Riveraconocido como “El niño terrible”, se abre paso en las ArtesVisuales con su obra que se caracteriza por presentar diversostemas con imágenes de niños de grandes ojos.

En este año, 2016, ha sido de gran esfuerzo se ha presentado endiversas galerías y eventos nacionales tanto en la ciudad deMéxico como en diversas ciudades del interior de la República.Tal como sucede en estas semanas, Rivera presenta dosexposiciones.

La primera es en el Centro Cultural Universitario de laUniversidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo, Morelia, dentrodel marco de su centenario.

Muestra 36 óleos sobre tela de divertidos y reconociblesretratos de héroes e ídolos. Rivera quien se dedica al retratotomando como base la ilustración infantil para explorar lapersonalidad, diversidad sexual, temas de adultos como rostros deniños expresa:

“Mis niños ya han sido adultos, se trata de reencontrar alniño interior dentro de la vida adulta. En Morelia presentó unaserie de 36 obras divididas en cuatro partes que reúnen susídolos/héroes. La primera trata de pequeños grandes héroesnacionales de la historia mexicana retratados con la inocenciacaracterística de su obra, un José María Morelos (producido exprofeso para ésta exposición), un Benito Juárez, Maximiliano yCarlota y los mismos Niños Héroes de Chapultepec se presentan ose divierten a lado de una segunda serie de héroes y antihéroesreligiosos, un Sagrado Corazón, un San Pedro, un Arcángel Miguely un San Sebastián pasado de peso pero a la vez un terroristamusulmán y un pequeño Hitler pidiendo calaverita. El tercerbloque trata de héroes paganos, personajes y dioses griegos que elartista funde en su propia temática un Aquiles, una Medusa yalgunos dioses griegos. Finalizando con una pequeña serie deretratos heroicos por la diversidad sexual, como es el duetoespañol Fangoria, el cantante pop-punk Galo Santo y el directordel grupo danza gay La Cebra José Rivera”.

La segunda exposición es La niña de mis ojos al respecto LuisRius Caso, encargado del Museo Mural Diego Rivera indica que:“Glosar a Frida en la actualidad, desde la pintura, exige,entonces, teniendo en cuenta el universo de tributos que desde hacedécadas la distingue, notables dotes de inventiva y originalidad.Como las que demuestra Erik Rivera en el magnífico conjunto de 31óleos de pequeño y mediano formato, que componen la muestra Laniña de mis ojos, que aquí se presenta. El agrandamiento de losojos de los modelos representados es una característica de esteartista, quien invita a mediante este recurso a una recepción apartir de la mirada niña que renueve tanto a la obra como alespectador.

Fresca, límpida, iluminada con la inocencia infantil, la miradade Frida nos traslada a un campo perceptivo complejo, el cual estáregido por lo que reconocemos, pero también por algo nuevo queresulta tan desconcertante como atractivo. Los símbolos devienensignos con cualidades diferentes, que otorgan diversidad a loreconocible. Quizá varios de los autorretratos de Frida seencuentran desdramatización, abiertos a un espectro más amplio desensaciones. Sin embargo, otro gran mérito de Erik Rivera es el derespetar el alma de las obras, su intensidad y el esfuerzointrospectivo que les dio origen. Celebro que este notable artistaentable este diálogo, que nos provoca una sonrisa complacida y unareflexión en torno a esta gran pintora”.

Justicia

Adame advierte a candidatos de alta incidencia delictiva

Exhorta secretario de Gobierno a no hacer proselitismo en zonas de riesgo de Guerrero; busca el mandatario estrategia para comicios tranquilos

Política

Pedro Kumamoto en busca de redignificar la política

Candidaturas Independientes no son sinónimo de ser honestos y buenos, dijo

Finanzas

AMLO, por la apertura energética: Alfonso Romo

El consejero de Morena asegura que el candidato presidencial está abiertos a la inversión privada

Metrópoli

Piden auditar dinero para afectados

Resulta delicado que ocho mil millones sean secuestrados por diputados: Mikel Arriola

Mundo

Holanda, al borde de ser narcoEstado

La falta de personal y recursos impide lidiar con cuatro de cada cinco casos de drogas y prostitución

México

Castigan a estudiantes por usar lengua indígena

Según el INEE 60% de las escuelas tiene maestros que hablan lengua indígena

Política

Quiero redignificar la política: Kumamoto

Candidaturas Independientes no son sinónimo de ser honestos y buenos, dijo

Finanzas

AMLO, por la apertura energética: Alfonso Romo

El consejero de Morena asegura que el candidato presidencial está abiertos a la inversión privada