/ domingo 26 de junio de 2016

Guelaguetza Zaachileña, de las tradiciones más antiguas

Oaxaca.- Desde 1962, la población ha celebrado el “Laani Roo Xten Daan Zaadxil” (Fiesta Grande del Cerro en Zaachila), la Guelaguetza zaachileña como se le conoce comúnmente. Es una festividad que tiene sus orígenes en la celebración que los antepasados zapotecas realizaban con motivo del inicio de los ciclos productivos.

En la fiesta grande del cerro en Zaachila (Laani Roo Xten Daan Zaadxil) podemos encontrar y vivir el término Guelaguetza “ayuda mutua”, que es el apoyo recíproco como principio y fundamento del compartir, coexistencia y vida con los otros.

Laani Roo Xten Daan Zaadxil es un evento que atrapa a propios y extraños, es una apertura al mundo, son miradas desde Zaachila que nos hacen comprender que el intercambio cultural es un punto de partida para entender el complejo mundo actual o simplemente acercarnos a la diversidad.

La gente zaachileña muestra lo grande que significa compartir, entregarse y así generar unión y convivencia.

En la Villa de Zaachila se mantienen vivas una serie de danzas particulares que identifican a este hermoso pueblo: el baile de los zancudos, la danza de la pluma, y el tradicional jarabe zaachileño con su arraigado baile del guajolote.

El Laanii Roo Xten Daan Zaadxil hace partícipe a niños, jóvenes y personas mayores, en la celebración de esta fiesta “La Fiesta Grande del Cerro en Zaachila”, misma que reúne a miles de personas para observarla.

BANNI STUI GULAL

El Banni es parte de la historia de los Lunes del Cerro.

Para nosotros es motivo de gusto y orgullo poder presentarlo en la cuna de la civilización zapoteca, en Zaachila. Banni Stui Gulal, magno espectáculo de luz, sonido y colorido en el que se muestra como se llevaban a cabo las fiestas de los Lunes del Cerro en la época prehispánica, la Colonia y el México Independiente, así como la época contemporánea.

Banni Stui Gulal es una manifestación folklórica que, a través de espectáculos coreográficos, narran el origen y la transformación de la más importante de nuestras fiestas, La Guelaguetza dentro de las Fiestas de los Lunes del Cerro.

El espectáculo llamado en zapoteco “Banni Stui Gulal”, significa repetición de lo antiguo.  Este año nuevamente se presenta este gran espectáculo en la Villa de Zaachila en el marco del Laanii Roo Xten Daan Zaadxill, “Fiesta Grande del Cerro en Zaachila”.

 ZAACHILA Y SU HISTORIA

Zaachila, la sede del antiguo señorío zapoteco.

Zaachila fue quizá la comunidad prehispánica más significativa en el valle de Oaxaca. Situada en una posición geográfica estratégica y privilegiada, ha sido ocupada continuamente durante por lo menos 3500 años.

Fue la capital política de los zapotecos en el Posclásico Tardío (1250-1521 d. C.), complementada por Mitla, la capital religiosa. Fue la sede de la Dinastía Xipe, como se conoce a la familia o la Casa Real de Zaachila del Posclásico, manifestada en las tumbas 1 y 2 en el *Códice Nuttall* -uno de los pocos manuscritos pictográficos sobrevivientes de la conquista- y en los documentos coloniales.

La Villa de Zaachila, como formalmente se le conoce en la actualidad, es una comunidad que está asentada en el corazón de los valles centrales de Oaxaca. Este núcleo de la cultura Zapoteca se encuentra ubicada y localizada entre los 16° 57′ 3″ N, 96° 44′ 57″ W longitud este del Meridiano de México; y su altura sobre el nivel del mar es de 1520 metros.

Villa de Zaachila tiene una población de 34,101 habitantes según datos del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) del censo 2010.

En sus tierras se produce el maíz, frijol, la calabacita, caña, alfalfa, nuez, cacahuate, guías, chepiles, jícama, tomate, yerba santa, cilantro, perejil y otras hortalizas, así como alberga. Su fauna es diversa como tlacuaches, diversos reptiles, aves variadas, conejos, serpientes, animales de corral.

La gastronomía es diversa por ejemplo sus comidas típicas como el chichilo, el amarillo, el coloradito, el mole, el estofado, el verde, los higaditos, los viuces, carne al horno y la zeguexa.

Zaachila tiene una historia cultural rica y milenaria, y encierra en sus entrañas una riqueza ancestral incalculable.

/parg

Oaxaca.- Desde 1962, la población ha celebrado el “Laani Roo Xten Daan Zaadxil” (Fiesta Grande del Cerro en Zaachila), la Guelaguetza zaachileña como se le conoce comúnmente. Es una festividad que tiene sus orígenes en la celebración que los antepasados zapotecas realizaban con motivo del inicio de los ciclos productivos.

En la fiesta grande del cerro en Zaachila (Laani Roo Xten Daan Zaadxil) podemos encontrar y vivir el término Guelaguetza “ayuda mutua”, que es el apoyo recíproco como principio y fundamento del compartir, coexistencia y vida con los otros.

Laani Roo Xten Daan Zaadxil es un evento que atrapa a propios y extraños, es una apertura al mundo, son miradas desde Zaachila que nos hacen comprender que el intercambio cultural es un punto de partida para entender el complejo mundo actual o simplemente acercarnos a la diversidad.

La gente zaachileña muestra lo grande que significa compartir, entregarse y así generar unión y convivencia.

En la Villa de Zaachila se mantienen vivas una serie de danzas particulares que identifican a este hermoso pueblo: el baile de los zancudos, la danza de la pluma, y el tradicional jarabe zaachileño con su arraigado baile del guajolote.

El Laanii Roo Xten Daan Zaadxil hace partícipe a niños, jóvenes y personas mayores, en la celebración de esta fiesta “La Fiesta Grande del Cerro en Zaachila”, misma que reúne a miles de personas para observarla.

BANNI STUI GULAL

El Banni es parte de la historia de los Lunes del Cerro.

Para nosotros es motivo de gusto y orgullo poder presentarlo en la cuna de la civilización zapoteca, en Zaachila. Banni Stui Gulal, magno espectáculo de luz, sonido y colorido en el que se muestra como se llevaban a cabo las fiestas de los Lunes del Cerro en la época prehispánica, la Colonia y el México Independiente, así como la época contemporánea.

Banni Stui Gulal es una manifestación folklórica que, a través de espectáculos coreográficos, narran el origen y la transformación de la más importante de nuestras fiestas, La Guelaguetza dentro de las Fiestas de los Lunes del Cerro.

El espectáculo llamado en zapoteco “Banni Stui Gulal”, significa repetición de lo antiguo.  Este año nuevamente se presenta este gran espectáculo en la Villa de Zaachila en el marco del Laanii Roo Xten Daan Zaadxill, “Fiesta Grande del Cerro en Zaachila”.

 ZAACHILA Y SU HISTORIA

Zaachila, la sede del antiguo señorío zapoteco.

Zaachila fue quizá la comunidad prehispánica más significativa en el valle de Oaxaca. Situada en una posición geográfica estratégica y privilegiada, ha sido ocupada continuamente durante por lo menos 3500 años.

Fue la capital política de los zapotecos en el Posclásico Tardío (1250-1521 d. C.), complementada por Mitla, la capital religiosa. Fue la sede de la Dinastía Xipe, como se conoce a la familia o la Casa Real de Zaachila del Posclásico, manifestada en las tumbas 1 y 2 en el *Códice Nuttall* -uno de los pocos manuscritos pictográficos sobrevivientes de la conquista- y en los documentos coloniales.

La Villa de Zaachila, como formalmente se le conoce en la actualidad, es una comunidad que está asentada en el corazón de los valles centrales de Oaxaca. Este núcleo de la cultura Zapoteca se encuentra ubicada y localizada entre los 16° 57′ 3″ N, 96° 44′ 57″ W longitud este del Meridiano de México; y su altura sobre el nivel del mar es de 1520 metros.

Villa de Zaachila tiene una población de 34,101 habitantes según datos del INEGI (Instituto Nacional de Estadística y Geografía) del censo 2010.

En sus tierras se produce el maíz, frijol, la calabacita, caña, alfalfa, nuez, cacahuate, guías, chepiles, jícama, tomate, yerba santa, cilantro, perejil y otras hortalizas, así como alberga. Su fauna es diversa como tlacuaches, diversos reptiles, aves variadas, conejos, serpientes, animales de corral.

La gastronomía es diversa por ejemplo sus comidas típicas como el chichilo, el amarillo, el coloradito, el mole, el estofado, el verde, los higaditos, los viuces, carne al horno y la zeguexa.

Zaachila tiene una historia cultural rica y milenaria, y encierra en sus entrañas una riqueza ancestral incalculable.

/parg