/ sábado 9 de julio de 2016

Inicia la peregrinación femenina rumbo al Tepeyac

Iris Mayumi Ochoa

QUERÉTARO, Qro. (OEM-Informex).- Entre cánticos, aplausos y devoción, así es como alrededor de 400 mujeres iniciaron su camino rumbo al Tepeyac, a través de las veredas de la comunidad de Neblinas en el municipio de Landa de Matamoros, donde fueron bendecidas por el Vocero y Vicario de la Diócesis de Querétaro, Martín Lara Becerril.

El inicio de la tradicional peregrinación queretana que en su versión femenil lleva 57 años, está enmarcada con la presencia de San Junípero Serra, quien fue misionero de la Sierra Gorda y que acompañará a las mujeres en su caminar a través de sus reliquias, lo cual le da un significado especial a esta edición. Canticos y oraciones acompañaron a las peregrinas que en el primer tramo de su camino, que duró alrededor de 5 horas, se enfrentaron a las curvas y veredas que tiene la sierra Gorda, hasta llegar a su primer descanso en la comunidad de Agua Zarca, en un viaje que durará un total de 17 días.

Previo a la salida, los habitantes de la comunidad ofrecieron a los visitantes café y comida mientras esperaban la misa que se desarrolló en la Capilla de Neblinas de Guadalupe, donde no solo las mujeres, sino también hombres, niños, paramédicos del Centro Nacional de Prevención de Desastres, oficiales de policía y hasta la Presidenta Municipal de Landa de Matamoros, Mary Amador, escucharon las palabras de Martín Lara Becerril.

Durante la homilía, el Vocero de la Diócesis aseguró que con su andar, las peregrinas dan testimonio de fe y demuestran que los queretanos son un pueblo peregrino, pero dijo que, deben tomar la experiencia como un retiro espiritual para que al cumplir su propósito, estén plenamente satisfechos y convencidos de considerarse mensajeros de una causa divina.

Cabe mencionar que este año en total serán 222 grupos varoniles y 175 femeniles, los que desde Neblinas en la Sierra Gorda, hasta la Basílica de Guadalupe, completen el recorrido.

Hoy saldrá la columna varonil desde la comunidad de Neblinas, quienes se sumarán en la tradición que este año cumple 126 años.

Iris Mayumi Ochoa

QUERÉTARO, Qro. (OEM-Informex).- Entre cánticos, aplausos y devoción, así es como alrededor de 400 mujeres iniciaron su camino rumbo al Tepeyac, a través de las veredas de la comunidad de Neblinas en el municipio de Landa de Matamoros, donde fueron bendecidas por el Vocero y Vicario de la Diócesis de Querétaro, Martín Lara Becerril.

El inicio de la tradicional peregrinación queretana que en su versión femenil lleva 57 años, está enmarcada con la presencia de San Junípero Serra, quien fue misionero de la Sierra Gorda y que acompañará a las mujeres en su caminar a través de sus reliquias, lo cual le da un significado especial a esta edición. Canticos y oraciones acompañaron a las peregrinas que en el primer tramo de su camino, que duró alrededor de 5 horas, se enfrentaron a las curvas y veredas que tiene la sierra Gorda, hasta llegar a su primer descanso en la comunidad de Agua Zarca, en un viaje que durará un total de 17 días.

Previo a la salida, los habitantes de la comunidad ofrecieron a los visitantes café y comida mientras esperaban la misa que se desarrolló en la Capilla de Neblinas de Guadalupe, donde no solo las mujeres, sino también hombres, niños, paramédicos del Centro Nacional de Prevención de Desastres, oficiales de policía y hasta la Presidenta Municipal de Landa de Matamoros, Mary Amador, escucharon las palabras de Martín Lara Becerril.

Durante la homilía, el Vocero de la Diócesis aseguró que con su andar, las peregrinas dan testimonio de fe y demuestran que los queretanos son un pueblo peregrino, pero dijo que, deben tomar la experiencia como un retiro espiritual para que al cumplir su propósito, estén plenamente satisfechos y convencidos de considerarse mensajeros de una causa divina.

Cabe mencionar que este año en total serán 222 grupos varoniles y 175 femeniles, los que desde Neblinas en la Sierra Gorda, hasta la Basílica de Guadalupe, completen el recorrido.

Hoy saldrá la columna varonil desde la comunidad de Neblinas, quienes se sumarán en la tradición que este año cumple 126 años.