/ jueves 12 de noviembre de 2015

La Escultora Ángela Gurría recibirá Medalla Bellas Artes

México.- Por su trayectoria artística e influencia en el arte nacional, la escultora mexicana Ángela Gurría, será reconocida con la Medalla Bellas Artes 2015.

La máxima distinción que otorga el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) le será entregada 14 de noviembre en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, en esta capital.

En la ceremonia, la periodista Angélica Abelleyra, la promotora cultural Miriam Kaiser y el poeta, historiador y crítico de arte Miguel Ángel Muñoz, ofrecerán una charla en la que hablarán de la vida y obra de la galardonada.

En declaraciones al INBA, la artista comentó que sus 86 años, sigue trabajando incansablemente, pero no deja de sorprenderse por la noticia de recibir la Medalla Bellas Artes:

“Es una sorpresa muy grande porque, de verdad, nunca lo hubiera imaginado; es una gran alegría ser elegida y agradezco profundamente al INBA que me haya considerado para recibir esta presea. Es fantástico, realmente no lo esperaba y por eso estoy muy contenta.

“Yo creo que con esta medalla se está galardonando, más que nada, 60 años de intenso trabajo dentro de la escultura, solamente eso, de estar creando aquí y allá obra escultórica, que no es fácil hacerlo pero es --siempre lo ha sido-- un reto, pero también una maravilla poder hacerla”, expresó la maestra.

Asimismo, la calificada como “la dama de la escultura en México” y “punto clave y de referencia para la escultura mexicana del siglo XX” señaló que a 60 años de distancia, de haber transitado por diversas etapas y momentos dentro del arte, “hoy veo la cultura en México, al arte en general, en un momento muy importante, positivo, y con mucho futuro, tanto para la escultura y el grabado, como para la música y la danza”.

Y es que en su opinión ha habido un crecimiento importante “y hoy somos muchos, tanto hombres como mujeres, trabajando en la escultura, y hay grandes artistas que me sorprenden y no menciono algunos para no olvidar otros, prefiero no personalizar, pero sí decir que son muchos y muy importantes”.

La galardonada consideró que hay una renovación muy amplia en todos los campos del arte en México, que hay artistas, sobre todo jóvenes, que están haciendo grandes obras en la música, la pintura, el grabado; que están renaciendo y abriendo los ojos ávidos de trabajar.

“Es esperanzador el futuro del arte en México porque tiene material humano que es maravilloso, quizá unos con más suerte que otros, pero con un esfuerzo que se está haciendo con gran entusiasmo”, mencionó.

Susana Angelina Gurría Davó (1929), mejor conocida como Ángela Gurría, es originaria de la Ciudad de México y estudió Letras Españolas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Posteriormente cursó estudios de Artes Plásticas en Inglaterra, Francia, Italia, Estados Unidos y Grecia.

Inició su carrera como escultora en 1951 y fue alumna de Germán Cueto (1893-1975) y Mario Zamora (1920). En 1959 realizó su primera exposición individual en las Galerías Diana, y su primera obra monumental fue “La familia obrera” (1965), realizada en bronce, de cuatro metros de altura, y registrada bajo el seudónimo de Ángel Gurría.

En su trayectoria ha pasado de una tendencia realista simbólica a casi un abstraccionismo, y en su afán por utilizar la naturaleza como punto de referencia ha dedicado infinidad de obras al tema del hábitat.

En este sentido, el uso de diversos materiales, desde la piedra hasta los metales, le ha permitido explorar distintas técnicas para lograr una armonía en su producción, en especial entre la escultura y la arquitectura, donde retoma la monumentalidad de las figuras prehispánicas y las artesanías populares de los creadores mexicanos.

Entre sus obras más destacadas se encuentran: “Estación 1, Señal”, que forma parte de la Ruta de la Amistad creada con motivo de la Olimpiada Cultural México 68; “Juguetes populares”, en el Paseo Tollocan (Toluca, 1973); “Homenaje a Benito Juárez”, en el edificio de la Naciones Unidas (Nueva York, 1973); “México, homenaje al mestizaje” (Tijuana, B.C., 1974), y “Monumento al trabajador del drenaje profundo” (1974).

A lo largo de su carrera, ha obtenido diversos galardones, tales como: la Medalla de Oro de la Academia del Arte del Lavoro de Italia, y en 1973 fue la primera mujer en ser miembro de número de la Academia de Artes de México.

En 2010 recibió un Homenaje Nacional en el Palacio de Bellas Artes en reconocimiento a su labor artística de más de 50 años, y en diciembre de 2013 fue galardonada con el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes. (Notimex)

/afa

México.- Por su trayectoria artística e influencia en el arte nacional, la escultora mexicana Ángela Gurría, será reconocida con la Medalla Bellas Artes 2015.

La máxima distinción que otorga el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) le será entregada 14 de noviembre en la Sala Manuel M. Ponce del Palacio de Bellas Artes, en esta capital.

En la ceremonia, la periodista Angélica Abelleyra, la promotora cultural Miriam Kaiser y el poeta, historiador y crítico de arte Miguel Ángel Muñoz, ofrecerán una charla en la que hablarán de la vida y obra de la galardonada.

En declaraciones al INBA, la artista comentó que sus 86 años, sigue trabajando incansablemente, pero no deja de sorprenderse por la noticia de recibir la Medalla Bellas Artes:

“Es una sorpresa muy grande porque, de verdad, nunca lo hubiera imaginado; es una gran alegría ser elegida y agradezco profundamente al INBA que me haya considerado para recibir esta presea. Es fantástico, realmente no lo esperaba y por eso estoy muy contenta.

“Yo creo que con esta medalla se está galardonando, más que nada, 60 años de intenso trabajo dentro de la escultura, solamente eso, de estar creando aquí y allá obra escultórica, que no es fácil hacerlo pero es --siempre lo ha sido-- un reto, pero también una maravilla poder hacerla”, expresó la maestra.

Asimismo, la calificada como “la dama de la escultura en México” y “punto clave y de referencia para la escultura mexicana del siglo XX” señaló que a 60 años de distancia, de haber transitado por diversas etapas y momentos dentro del arte, “hoy veo la cultura en México, al arte en general, en un momento muy importante, positivo, y con mucho futuro, tanto para la escultura y el grabado, como para la música y la danza”.

Y es que en su opinión ha habido un crecimiento importante “y hoy somos muchos, tanto hombres como mujeres, trabajando en la escultura, y hay grandes artistas que me sorprenden y no menciono algunos para no olvidar otros, prefiero no personalizar, pero sí decir que son muchos y muy importantes”.

La galardonada consideró que hay una renovación muy amplia en todos los campos del arte en México, que hay artistas, sobre todo jóvenes, que están haciendo grandes obras en la música, la pintura, el grabado; que están renaciendo y abriendo los ojos ávidos de trabajar.

“Es esperanzador el futuro del arte en México porque tiene material humano que es maravilloso, quizá unos con más suerte que otros, pero con un esfuerzo que se está haciendo con gran entusiasmo”, mencionó.

Susana Angelina Gurría Davó (1929), mejor conocida como Ángela Gurría, es originaria de la Ciudad de México y estudió Letras Españolas en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Posteriormente cursó estudios de Artes Plásticas en Inglaterra, Francia, Italia, Estados Unidos y Grecia.

Inició su carrera como escultora en 1951 y fue alumna de Germán Cueto (1893-1975) y Mario Zamora (1920). En 1959 realizó su primera exposición individual en las Galerías Diana, y su primera obra monumental fue “La familia obrera” (1965), realizada en bronce, de cuatro metros de altura, y registrada bajo el seudónimo de Ángel Gurría.

En su trayectoria ha pasado de una tendencia realista simbólica a casi un abstraccionismo, y en su afán por utilizar la naturaleza como punto de referencia ha dedicado infinidad de obras al tema del hábitat.

En este sentido, el uso de diversos materiales, desde la piedra hasta los metales, le ha permitido explorar distintas técnicas para lograr una armonía en su producción, en especial entre la escultura y la arquitectura, donde retoma la monumentalidad de las figuras prehispánicas y las artesanías populares de los creadores mexicanos.

Entre sus obras más destacadas se encuentran: “Estación 1, Señal”, que forma parte de la Ruta de la Amistad creada con motivo de la Olimpiada Cultural México 68; “Juguetes populares”, en el Paseo Tollocan (Toluca, 1973); “Homenaje a Benito Juárez”, en el edificio de la Naciones Unidas (Nueva York, 1973); “México, homenaje al mestizaje” (Tijuana, B.C., 1974), y “Monumento al trabajador del drenaje profundo” (1974).

A lo largo de su carrera, ha obtenido diversos galardones, tales como: la Medalla de Oro de la Academia del Arte del Lavoro de Italia, y en 1973 fue la primera mujer en ser miembro de número de la Academia de Artes de México.

En 2010 recibió un Homenaje Nacional en el Palacio de Bellas Artes en reconocimiento a su labor artística de más de 50 años, y en diciembre de 2013 fue galardonada con el Premio Nacional de Ciencias y Artes en el área de Bellas Artes. (Notimex)

/afa