/ domingo 30 de abril de 2017

Parque Alcalde en Jalisco, espacio de conveniencia y recreación

GUADALAJARA, Jal.- En 1959, el gobernador de Jalisco de ese entonces, Agustín Yáñez, ordenó la expropiación de un conjunto de terrenos ubicados en la zona centro de Guadalajara, donde años más tarde se ubicaría el Parque Alcalde, el cual fue inaugurado el 30 de diciembre de 1961.

La construcción de un parque con estas características respondió a la necesidad de generar espacios para el esparcimiento de las familias tapatías de todas las clases sociales, debido al acelerado crecimiento que tenía la ciudad en esa época.

La construcción del nuevo parque inició en el primer año de la administración del gobernador Juan Gil Preciado y del presidente municipal de Guadalajara, Juan I. Menchaca.

La obra estuvo a cargo del afamado arquitecto Alberto Ouresty, quien proyectó un espacio con bellos jardines, densamente arbolados, que convirtieran al parque en un pulmón activo para la ciudad.

El proyecto incluyó la construcción de zonas para juegos mecánicos, juegos infantiles y un tren miniatura que recorrería el parque.

Una de las construcciones más imponentes, y que persiste hasta la fecha, es la fuente que adorna el ingreso principal del parque, cuyo diseño está basado en Le Cento Fontane (las cien fuentes), una fuente ubicada en el poblado italiano de Villa d'Este y cuya construcción se remonta al siglo XVI.

“La Monumental”, como fue bautizada la fuente del Parque Alcalde, consta de: una cascada de cinco niveles, un área de 80 metros de longitud por 10 metros de altura, y tiene una capacidad superior a los 900 litros por segundo.

El Parque Alcalde tiene una extensión de 70 mil 875 metros cuadrados y cuenta con distintas zonas, con atracciones diseñadas para toda la familia como “La Monumental”, el lago artificial, en el cual se puede navegar en embarcaciones de pedales y remos; el Skatepark, para quienes disfrutan de los deportes extremos; red de senderos, para recorrer las áreas verdes del parque; vivero, que forma parte del proyecto original y que hasta la fecha se conserva; así como gimnasios al aire libre, zonas de estar, juegos infantiles y una pista de trote.

También cuenta con un tren panorámico, el cual muy pronto volverá a recorrer el Parque Alcalde, y el recién estrenado Acuario Michin, uno de los más modernos y espectaculares de Latinoamérica.

GUADALAJARA, Jal.- En 1959, el gobernador de Jalisco de ese entonces, Agustín Yáñez, ordenó la expropiación de un conjunto de terrenos ubicados en la zona centro de Guadalajara, donde años más tarde se ubicaría el Parque Alcalde, el cual fue inaugurado el 30 de diciembre de 1961.

La construcción de un parque con estas características respondió a la necesidad de generar espacios para el esparcimiento de las familias tapatías de todas las clases sociales, debido al acelerado crecimiento que tenía la ciudad en esa época.

La construcción del nuevo parque inició en el primer año de la administración del gobernador Juan Gil Preciado y del presidente municipal de Guadalajara, Juan I. Menchaca.

La obra estuvo a cargo del afamado arquitecto Alberto Ouresty, quien proyectó un espacio con bellos jardines, densamente arbolados, que convirtieran al parque en un pulmón activo para la ciudad.

El proyecto incluyó la construcción de zonas para juegos mecánicos, juegos infantiles y un tren miniatura que recorrería el parque.

Una de las construcciones más imponentes, y que persiste hasta la fecha, es la fuente que adorna el ingreso principal del parque, cuyo diseño está basado en Le Cento Fontane (las cien fuentes), una fuente ubicada en el poblado italiano de Villa d'Este y cuya construcción se remonta al siglo XVI.

“La Monumental”, como fue bautizada la fuente del Parque Alcalde, consta de: una cascada de cinco niveles, un área de 80 metros de longitud por 10 metros de altura, y tiene una capacidad superior a los 900 litros por segundo.

El Parque Alcalde tiene una extensión de 70 mil 875 metros cuadrados y cuenta con distintas zonas, con atracciones diseñadas para toda la familia como “La Monumental”, el lago artificial, en el cual se puede navegar en embarcaciones de pedales y remos; el Skatepark, para quienes disfrutan de los deportes extremos; red de senderos, para recorrer las áreas verdes del parque; vivero, que forma parte del proyecto original y que hasta la fecha se conserva; así como gimnasios al aire libre, zonas de estar, juegos infantiles y una pista de trote.

También cuenta con un tren panorámico, el cual muy pronto volverá a recorrer el Parque Alcalde, y el recién estrenado Acuario Michin, uno de los más modernos y espectaculares de Latinoamérica.