/ viernes 21 de octubre de 2016

Recrean el México del siglo XIX en una exposición en el Museo del Caracol

En el México decimonónico, grandes personajes enarbolaron lascausas del liberalismo social que pugnó por las libertades delindividuo. Ponciano Arriaga, Ignacio Ramírez, Isidoro Olvera yJosé María Castillo Velasco fueron algunos integrantes delCongreso Constituyente de 1857 que alertaron sobre laconcentración de la tierra en pocas manos y el incremento de lamiseria, lo que derivó años después en la RevoluciónMexicana.

La historiadora Patricia Galeana así lo aseguró al abordar eltema de El liberalismo social en México, conferencia previa a lainauguración de la exposición temporal Tarjetas de visita: lasredes sociales del siglo XIX, organizada por el Instituto Nacionalde Antropología e Historia (INAH), en la Galería de Historia,Museo del Caracol.

Para la directora general del Instituto Nacional de EstudiosHistóricos de las Revoluciones de México (INEHRM), “en elimaginario colectivo se solidificó la idea de que los liberalesdel siglo XIX no se ocuparon de los temas indígenas”, perosostuvo que los personajes antes mencionados quisieron hacerpropietarios de la tierra a los indígenas.

“Ponciano Arriaga consideró que la Constitución debía serla ley de la tierra; que toda constitución sería letra muertamientras el pueblo tuviera hambre. Isidoro Olvera planteó lanecesidad de impedir los latifundios e Ignacio Ramírez calificóde error parcelar las tierras comunales porque los campesinosestaban acostumbrados a trabajar en forma comunitaria”.

Todas esas ideas, admitió, no quedaron integradas en la CartaMagna de 1857, pero eso no quiere decir que no haya existido esegrupo de pensadores, ideales que fueron retomados por losprecursores de la Revolución Mexicana al inicio del siglo XX.

En la víspera del centenario de la Constitución de 1917, queactualmente nos rige, Patricia Galeana dijo que es importanteanalizar el liberalismo social mexicano para conocer más a fondoel desarrollo de la historia de nuestro país.

En cuanto al contexto social y las costumbres de México en elsiglo XIX, comentó que la fotografía sirvió para cultivar lasrelaciones personales. Las primeras fotos que se tomaron en elpaís datan de 1839, pero el método para tomarlas, llamadodaguerrotipo, permitía obtener sólo una imagen.

Eso cambió con el invento del francés André Adolphe EugèneDisdéri. Su cámara, de varios objetivos, tomaba hasta 12imágenes con la misma placa. La fotografía era símbolo dedistinción y elegancia, una moda francesa que se extendió entrepolíticos, ministros de la Iglesia y gente con poder económico,quienes repartían entre sus allegados pequeños retratos coninformación biográfica impresa al reverso a manera depresentación personal, conocidos como tarjetas de visita.

La Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH) cuentacon un acervo de 1972 imágenes, 99 de las cuales fueroncuidadosamente seleccionadas para integrar la exposición temporalTarjetas de visita: las redes sociales del siglo XIX, que seexhibirá a partir de este 19 de octubre y hasta diciembrepróximo.

Sonia Arlette Pérez Martínez, responsable de acervos de laBNAH, explicó que se eligieron muestras de los periodos másimportantes de nuestro país, desde la Revolución de Ayutla(1854-1855), la Guerra de Reforma (1857-1861), la IntervenciónFrancesa (1862), el Imperio de Maximiliano (1864-1867), laRepública Restaurada (1867-1876) hasta el Porfiriato(1876-1911).

La exhibición, dijo, está conformada por tarjetas de visita deBenito Juárez y algunas de sus hijas; Maximiliano y Carlota;Porfirio Díaz en su juventud, como militar; del generalconservador Miguel Miramón, y de Leonor Rivas Mercado, hermana delarquitecto que diseñó la columna de la Independencia, AntonioRivas Marcado, entre otros personajes.

Las tarjetas de visita eran fotografías de formato pequeño(una medida convencional de nueve centímetros de alto por seiscentímetros de largo), montadas sobre cartón, que se imprimían através de la técnica de la albumina, proceso para la captura yfijación de imágenes en el siglo XIX, cuya característica fue eltono sepia.

La muestra abarca una etapa de poco más de 50 años (1850 a1908); inicialmente fueron productos caros, pero su popularizaciónterminó por abaratar los costos. En este tipo de tarjetas, elpersonaje solía aparecer retratado en diversas poses, captadas porcada uno de los diferentes objetivos de la cámara. El historiadorPavel Luna Espinosa añadió que esta exposición cuenta tambiéncon tarjetas de visita de otro tipo de personajes comunes, con laidea de abarcar a toda la sociedad mexicana, independientemente desus tendencias políticas, económicas y religiosas, porque la ideaes resaltar el papel que desempeñaron esas imágenes en el procesode socialización.

Ambos especialistas hicieron énfasis en el aspecto artísticode dichas tarjetas de visita, dado que los talleres pertenecieron apintores surgidos de la Academia de San Carlos convertidos enfotógrafos, quienes le dieron un toque más de belleza a cada unade esas imágenes.

El acervo que se presenta proviene de la Colección FranciscoPérez Salazar, de la Biblioteca Nacional de Antropología eHistoria. En ella, se pueden admirar los trabajos de losfotógrafos François Aubert, Cruces y Campa, Disdéri, A. Ken,Valleto y Cía., Lorenzo Becerril, entre otros.

Tarjetas de visita: las redes sociales del siglo XIXpermanecerá abierta hasta diciembre próximo en la Galería deHistoria, Museo del Caracol, ubicado en la rampa de acceso alCastillo de Chapultepec, Primera Sección del Bosque, en la Ciudadde México. Horario: martes a domingo, de 9:00 a 16:15 horas. Elcosto de acceso es de 65 pesos por persona; para estudiantes,maestros y jubilados con credencial, el ingreso es libre. Losdomingos, la entrada es gratuita.

En el México decimonónico, grandes personajes enarbolaron lascausas del liberalismo social que pugnó por las libertades delindividuo. Ponciano Arriaga, Ignacio Ramírez, Isidoro Olvera yJosé María Castillo Velasco fueron algunos integrantes delCongreso Constituyente de 1857 que alertaron sobre laconcentración de la tierra en pocas manos y el incremento de lamiseria, lo que derivó años después en la RevoluciónMexicana.

La historiadora Patricia Galeana así lo aseguró al abordar eltema de El liberalismo social en México, conferencia previa a lainauguración de la exposición temporal Tarjetas de visita: lasredes sociales del siglo XIX, organizada por el Instituto Nacionalde Antropología e Historia (INAH), en la Galería de Historia,Museo del Caracol.

Para la directora general del Instituto Nacional de EstudiosHistóricos de las Revoluciones de México (INEHRM), “en elimaginario colectivo se solidificó la idea de que los liberalesdel siglo XIX no se ocuparon de los temas indígenas”, perosostuvo que los personajes antes mencionados quisieron hacerpropietarios de la tierra a los indígenas.

“Ponciano Arriaga consideró que la Constitución debía serla ley de la tierra; que toda constitución sería letra muertamientras el pueblo tuviera hambre. Isidoro Olvera planteó lanecesidad de impedir los latifundios e Ignacio Ramírez calificóde error parcelar las tierras comunales porque los campesinosestaban acostumbrados a trabajar en forma comunitaria”.

Todas esas ideas, admitió, no quedaron integradas en la CartaMagna de 1857, pero eso no quiere decir que no haya existido esegrupo de pensadores, ideales que fueron retomados por losprecursores de la Revolución Mexicana al inicio del siglo XX.

En la víspera del centenario de la Constitución de 1917, queactualmente nos rige, Patricia Galeana dijo que es importanteanalizar el liberalismo social mexicano para conocer más a fondoel desarrollo de la historia de nuestro país.

En cuanto al contexto social y las costumbres de México en elsiglo XIX, comentó que la fotografía sirvió para cultivar lasrelaciones personales. Las primeras fotos que se tomaron en elpaís datan de 1839, pero el método para tomarlas, llamadodaguerrotipo, permitía obtener sólo una imagen.

Eso cambió con el invento del francés André Adolphe EugèneDisdéri. Su cámara, de varios objetivos, tomaba hasta 12imágenes con la misma placa. La fotografía era símbolo dedistinción y elegancia, una moda francesa que se extendió entrepolíticos, ministros de la Iglesia y gente con poder económico,quienes repartían entre sus allegados pequeños retratos coninformación biográfica impresa al reverso a manera depresentación personal, conocidos como tarjetas de visita.

La Biblioteca Nacional de Antropología e Historia (BNAH) cuentacon un acervo de 1972 imágenes, 99 de las cuales fueroncuidadosamente seleccionadas para integrar la exposición temporalTarjetas de visita: las redes sociales del siglo XIX, que seexhibirá a partir de este 19 de octubre y hasta diciembrepróximo.

Sonia Arlette Pérez Martínez, responsable de acervos de laBNAH, explicó que se eligieron muestras de los periodos másimportantes de nuestro país, desde la Revolución de Ayutla(1854-1855), la Guerra de Reforma (1857-1861), la IntervenciónFrancesa (1862), el Imperio de Maximiliano (1864-1867), laRepública Restaurada (1867-1876) hasta el Porfiriato(1876-1911).

La exhibición, dijo, está conformada por tarjetas de visita deBenito Juárez y algunas de sus hijas; Maximiliano y Carlota;Porfirio Díaz en su juventud, como militar; del generalconservador Miguel Miramón, y de Leonor Rivas Mercado, hermana delarquitecto que diseñó la columna de la Independencia, AntonioRivas Marcado, entre otros personajes.

Las tarjetas de visita eran fotografías de formato pequeño(una medida convencional de nueve centímetros de alto por seiscentímetros de largo), montadas sobre cartón, que se imprimían através de la técnica de la albumina, proceso para la captura yfijación de imágenes en el siglo XIX, cuya característica fue eltono sepia.

La muestra abarca una etapa de poco más de 50 años (1850 a1908); inicialmente fueron productos caros, pero su popularizaciónterminó por abaratar los costos. En este tipo de tarjetas, elpersonaje solía aparecer retratado en diversas poses, captadas porcada uno de los diferentes objetivos de la cámara. El historiadorPavel Luna Espinosa añadió que esta exposición cuenta tambiéncon tarjetas de visita de otro tipo de personajes comunes, con laidea de abarcar a toda la sociedad mexicana, independientemente desus tendencias políticas, económicas y religiosas, porque la ideaes resaltar el papel que desempeñaron esas imágenes en el procesode socialización.

Ambos especialistas hicieron énfasis en el aspecto artísticode dichas tarjetas de visita, dado que los talleres pertenecieron apintores surgidos de la Academia de San Carlos convertidos enfotógrafos, quienes le dieron un toque más de belleza a cada unade esas imágenes.

El acervo que se presenta proviene de la Colección FranciscoPérez Salazar, de la Biblioteca Nacional de Antropología eHistoria. En ella, se pueden admirar los trabajos de losfotógrafos François Aubert, Cruces y Campa, Disdéri, A. Ken,Valleto y Cía., Lorenzo Becerril, entre otros.

Tarjetas de visita: las redes sociales del siglo XIXpermanecerá abierta hasta diciembre próximo en la Galería deHistoria, Museo del Caracol, ubicado en la rampa de acceso alCastillo de Chapultepec, Primera Sección del Bosque, en la Ciudadde México. Horario: martes a domingo, de 9:00 a 16:15 horas. Elcosto de acceso es de 65 pesos por persona; para estudiantes,maestros y jubilados con credencial, el ingreso es libre. Losdomingos, la entrada es gratuita.

Política

Elecciones 2018: Endurecen castigos para fauna electoral

Mapaches, ratones locos, tejones, coyotes y topos, así como panzas de yegua,cucarachas, mamá tlacuache y cotorras podrían recibir mayores penas

Política

Llueven recursos contra la Ley de Seguridad Interior

Un total de seis recursos fueron presentados ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación en contra de la Ley de Seguridad Interior

Literatura

Un duelo fracasado en "El asesino que no seremos"

El libro del periodista Federico Mastrogiovanni aparece como una singularidad en el panorama periodístico en México

Gastronomía

El sabor del Amazonas, difícil de exportar

El chef brasileño Thiago Castanho tiene
claro que pupuñas naranjas, cachama negra, carilla, pirarucú o pan de
açaí no resultan sencillos
de obtener en Europa

Literatura

Un duelo fracasado en "El asesino que no seremos"

El libro del periodista Federico Mastrogiovanni aparece como una singularidad en el panorama periodístico en México

México

Edición Impresa 21 | enero | 2018

Consulta aquí el periódico de este domingo

Futbol

El Sergio León Chávez, el único estadio defendido a balazos por su afición

A sus casi 49 años de vida, la casa del club León es uno de los inmuebles deportivos que puede presumir de haber vivido infinidad de anécdotas

Política

Elecciones 2018: Endurecen castigos para fauna electoral

Mapaches, ratones locos, tejones, coyotes y topos, así como panzas de yegua,cucarachas, mamá tlacuache y cotorras podrían recibir mayores penas